Teorizando sobre terapias

Teorizando sobre terapias

Municipalidad de Limpio, Paraguay. 1 de octubre de 2018

 

Hoy me preguntaba un compañero de coro, que es estudiante de música y ex alumno del colegio donde estamos colaborando en Paraguay, qué era eso de Activista cuántico. Me ha hecho pensar mucho sobre la relatividad de las cosas.

Indudablemente que todo es relativo, vemos las cosas dese nuestra perspectiva y nos afectan para bien o para mal dependiendo el grado de madurez, de iluminación o de desapego que se tenga.

Hace unos días planteaba unas preguntas en mi muro de una famosa red social

Qué sentís cuando escucháis las siguientes palabras:

País subdesarrollado

País en vías de desarrollo

País en crisis

País corrupto

País con una desigualdad extrema

El hecho de plantear unas preguntas nos sitúa en una posición determinada y dependiendo de las respuestas, nos situamos en otros.

Los que nos consideramos ciudadanos del primer mundo estamos creando la realidad de un segundo y un tercero pero ¿somos realmente merecedores de ese título de primer mundo? ¿es necesario seguir etiquetando?

Dentro de los países del primer mundo hay, y cada vez más, desigualdades que crean submundos de tercer mundo en el corazón del primero. Y lo permitimos haciéndolos invisibles. Ahora es cuando me pregunto si no habrá otro tipo de categoría que se podría definir como el cuarto mundo, aquel que “no existe”.

La terminología, los conceptos, etiquetan, marcan, delimitan. Lo mejor de vivir en conciencia es que intentamos desapegarnos de los conceptos pero es que si nos queremos hacer entender, tendremos que expresarnos en base a unos conceptos previos, a unas premisas y unas etiquetas, el que no te afecten no te sitúen entra dentro del plano de esa conciencia buscada en el interior del ser, en ese espacio donde lo único que se ve es la dualidad del todo en la nada, de la nada en el todo.

De todos nuestros apegos, del primero que hemos de librarnos es del apego a nuestros miedos. A partir de ahí, a trabajar el ser desde el amor.

Si tus pensamientos están cargados de amor, tus acciones lo reflejarán.

Entonces comienza la Teoría de los espejos. ¿Es aquello que te irrita lo que has de cambiar en ti?

¿Vemos las cosas como son o como somos?

¿Dónde pones la atención?

Si vivimos creando realidades y  somos amor ¿Qué afecta en mí esta realidad?¿es real?¿soy yo?

De lo que me he dado cuenta con el tiempo que la mejor forma de tratar al prójimo es con respeto siempre. Así serás siempre respetado.

Recuerda que si el viaje es interior, lo que buscas está dentro de ti u cuando regresas de ese viaje interior has de ver el exterior con otros ojos, con una mueva mirada más tierna, libre de juicio. Eso no quiere decir que te calles las injusticias o las cosas que creas has de decir, simplemente dilas desde y con el corazón.

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *