Reiki

Castellón, 30 de agosto de 2017

Redacción, jose Mª Escudero Ramos

 

Me reconozco muy afortunado porque tengo una gran maestra de Reiki, María Sánchez Ruíz de la Asociación de Servicio Reiki. Llevo ya unos años siendo maestro de reiki, María me inició. Para mí, María, siempre será la Maestra, mi Maestra. Mi madre en la luz.

Recuerdo que los primeros años de iniciación iba a dar Reiki a un centro en Madrid una vez por semana.

Allí nos juntábamos compañeros y comentábamos experiencias y resolvíamos dudas.

Recuerdo una compañera muy curiosa, le gustaba picotear en todos lados, iba probando una técnica o terapia tras otra. Cada semana decía “He conocido tal terapia para esto” y la Maestra respondía “Para eso, Reiki”.

A la semana siguiente, volvía con ganas de sorprender. “Maestra, he conocido esto para esto otro”. Nuestra Maestra respondía, “para eso, Reiki”.

Así una semana tras otra. En nuestros intensos debates siempre llegábamos a la misma conclusión. El Reiki Es. Las energías llegan para lo mejor de cada uno en cada momento. Las energías son muy inteligentes. Puede que nosotros tengamos dudas o pongamos límites, las energías Reiki, no.

Puedo que no estemos capacitados para entender la grandeza del Reiki en este momento.

Puede que nuestras dudas nos hagan ser débiles para sentirlo.

Puede que hasta nos sintamos no merecedores del poder del Reiki.

Es parte del camino de evolución.

El día que conozcamos y entendamos todo el potencial del Reiki, nos olvidaremos de todo lo demás.

El Reiki es Amor en Estado Puro, es Intención, es Dejar Fluir y Confiar en que todo está bien como es.

Es vivir la vida como observador sin emitir juicio. Llegando a la comprensión absoluta del Todo.

Es amar y saber que no hace falta pedir perdón ni perdonar.

Te puede llegar como terapia y convertirse en forma de vida. Mantener tu vida de Reiki es estar Despertando constantemente partes de tu alma que estaban dormidas, hasta que se llegue al Despertar que algunos llaman Iluminación.

También puedes dar Reiki a tus utensilios de trabajo, a tu casa, a tu coche, a tu ordenador…

Si tienes dudas, date Reiki.

Si tienes Miedo, Reiki.

Si quieres profundizar en tu ser, Reiki.

Si quieres vivir en armonía, Reiki.

La meditación a través del Reiki te hace llegar a realización del ser.

Se llega poco a poco.

Es un camino largo, no es de la noche a la mañana.

Hay que trabajar duro y repetir día adía los fundamentos básicos, a los que les puedes añadir los que creas oportunos en cada momento de tu vida.

Reiki ES y si tienes dudas, pregunta. El Universo, la Fuente, La luz o como quieras llamarlo, responde siempre. La cosa es ¿Estamos preparados para oír sus respuestas?

Gracias, María, por todas tus enseñanzas.

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *