Meditación Nº1 Pensamiento Positivo

Meditación nº Pensamiento Positivo

Expulsamos por la boca el aire y con ello todos nuestros pensamientos.

Inhalamos

Exhalamos, sentimos como nos vaciamos,

Inhalamos de nuevo, sentimos el oxígeno por las fosas nasales, refrescando todo a su paso.

Exhalamos, nos sentimos muy ligeros.

Inhalamos hasta llenar los pulmones, sentimos como entra el oxígeno a través del aparato respiratorio y llega a todo el sistema circulatorio, haciendo que la increíble maquinaria que nos hace vivir funcione perfectamente.

Visualizamos nuestro cuerpo desde dentro.

Respiramos muy suavemente, muy suave,

Tranquilamente

Respiración lenta…

Visualizamos como si fuésemos oxigeno que entra a los pulmones

al aparato circulatorio.

Visualizamos como si fuésemos una célula que viaja a través de nuestro interior.

Observamos nuestro cuerpo desde dentro,

Viajamos por el aparato circulatorio.

Es todo perfecto.

Vemos a nuestro alrededor como  funciona el cuerpo humano y sentimos una gran conexión con el cosmos.

Somos micro cosmos en un gran universo dentro de otro cosmos

Universos en nosotros mismos.

Si visualizamos alguna parte dañada en nuestro organismo la podemos reparar.

Nos detenemos un instante y sacamos de nuestro chaleco mágico, la  herramienta necesaria para arreglar esa parte dañada.

Seguimos el viaje por todo el cuerpo

Corazón

Pulmones

Aparato digestivo

Aparato reproductor

Aparato circulatorio

Pierna derecha hasta el pie

Pierna izquierda hasta el pie

Tronco

Columna vertebral

Brazo izquierdo, brazo, antebrazo, muñeca, mano, dedos, uñas

Brazo derecho, brazo, antebrazo, muñeca, mano, dedos, uñas

Cuello

Cabeza

En la cabeza nos dirigimos al cerebro.

Observamos las neuronas

Viajan muy deprisa.

Elegimos la opción de pensamientos positivos y vemos como se forman hermosas figuras de colores haciendo dibujos maravillosos en el cerebro, es una hermosa sinfonía de colores.

Sentimos un inmenso amor.

Una inmensa paz.

Una gran comprensión de lo que somos.

Sentimos mucha alegría.

Somos seres positivos y generamos pensamientos positivos.

Nos recreamos un rato visualizando nuestro cerebro y esa hermosa sinfonía de colores.

En un rato volvemos al aquí y al ahora. A este plano físico en el que vivimos.

Nuestra mente está radiante.

Sentimos una alegría especial,

Somos conscientes de nuestro ser consciente.

Nos sentimos humildes seres iluminados dispuestos a trabajar el aquí y el ahora.

Somos seres inmensamente felices, hemos nacido para que sea así.

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *