Exposición Mujeres Afganistán

Castellón, 4 de octubre de 2013

Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

 

El pasado martes 3 de octubre hemos tenido la gran fortuna de asistir a la inauguración de una muy recomendable exposición de fotografías de Gervasio Sánchez  y textos de Mónica Bernabé en el Menador Espai Cultural, un espacio del ayuntamiento de Castellón que gestiona la Universidad Jaume I.

Mujeres Afganistán es un “encargo”, más bien una beca que dieron a Gervasio Sánchez hace ya unos años para hacer lo que quisiese en ese momento. Eligió hacer un trabajo junto a Mónica Bernabé, corresponsal de guerra. Mónica ha pasado 8 años viviendo en Afganistán, ha conocido bien la cultura y la forma de vida de los afganos, de sus tribus, de sus ciudadanos. Gervasio ha puesto color a las narraciones de Mónica. Ver la exposición en una mezcla de emociones. Ver las imágenes, sentir cada palabra descrita y además poder escuchar a la autora, que pese a la dureza de algunos contenidos no dejaba de sonreír y a Gervasio quien también estuvo muy cercano y sonriente, ha sido un regalazo del Universo.

Al terminar la visita guiada pudimos disfrutar de una puesta en escena de un grupo de actrices que narraron unos poemas denominados Landays que son poesías cantadas por mujeres pashto, versos compuestos por 22 sílabas, nos contaban, con sensibilidad y emoción,  la situación de la mujer en las diferentes etapas por las que ha pasado el país: antes de la invasión soviética del 78, tras la caída y auge de los talibanes, después del 2001, y tras el abandono de las fuerzas de intervención dejando en el poder a los Señores de la guerra.

Gracias a todos los que lo han hecho posible.

Recomendamos la visita a la expo, vayan con tiempo, hay mucho que leer y que digerir.

Cuando acabó la jornada, regresé a casa con una extraña sensación de gratitud por tener la fortuna de haber nacido donde he nacido pero con la extraña necesidad de contar que todavía queda mucho trabajo por hacer para que la mujer tenga el “lugar” que se merece en la sociedad. Y no solo la mujer, como pude aprender en el Foro de Mujeres del Tercer Milenio, si viviésemos o gobernásemos con nuestro lado femenino, no tendríamos las inquietudes que tiene nuestra sociedad en este momento en el que la luna está a punto de llegar al plenilunio.

¡Tenemos tanto camino que recorrer todavía!

Exposiciones como Mujeres Afganistán son recomendables para visitar con adolescentes para que vean la fortuna que tienen, es recomendable que la vean personas de todas las edades. Sería precioso poder fomentar la tertulia para escuchar que es lo que sienten unos y otros y aprender nuevos puntos de vista que nos hagan sentirnos parte de la solución a un problema de desigualdad social, aquí y allí. Da igual el nombre del país.

 

Hablando con Mónica comenté que quizás no cambié la situación en Afganistán o en España pero si podemos sentir la gratitud por todo lo que tenemos en la vida, ya es una forma de elevar la frecuencia del planeta, ¡Qué tanta falta hace!

Gervasio, Mónica, gracias por vuestra sensibilidad y por vuestro trabajo.

 

Conversando con Gervasio Sánchez

IMO: Ante todo, muchas gracias por vuestro tiempo. Sé que estáis tremendamente ocupados.

¿Cómo te metiste en el mundo de la fotografía?

Gervasio: Cuando era niño coleccionaba sellos, me permitía viajar con mi mente por los países de mis sellos, por todo el mundo. Cuando tenía 12 o 13 años pensé que el ser periodista me iba a permitir viajar por el mundo como lo había soñado, quería ser periodista, lo tenía muy claro desde pequeño. Más tarde fui el único de mi instituto, en Tarragona, donde yo estudié, que iba a clases con un periódico debajo del brazo. Y mis compañeros de Universidad me recuerdan que nada más llegar tenía claro que quería hacer la especialidad de conflictos armados.

IMO: ¿Cuándo tuviste tu primera cámara de fotos?

Gervasio: La tuve con 20 años, mi padre tenía una cámara que evidentemente no se la dejaba a nadie, yo me compré mi primera cámara con mis ahorros a los 20 años. Yo no fui un fotógrafo primerizo ni tenía una tradición fotográfica en mi casa.

IMO: ¿Y la mirada fotográfica?

Gervasio: Eso lo he ido esculpiendo a medida que iba avanzando, viendo mis errores, escuchando a personas más maduras, aprendiendo de compañeros que ido conociendo en el camino, aceptando sus críticas y sus consejos.

IMO: ¿Trabajas en digital o analógico?

Gervasio: Ahora estoy trabajando un proyecto, que presentaré dentro de muchos años, en analógico, trabajo en digital temas que son más de actualidad o con el móvil, no me importa la herramienta, me importa el resultado.

Esta exposición está hecha con fotografía digital por la rapidez con la que tenía que actuar en muchos casos. Tenía que renunciar a una fotografía más de autor y centrarme muy bien en el documento.

IMO: ¿Blanco y negro o color?

Gervasio: He trabajado durante décadas en blanco y negro, sigo trabajando el blanco y negro, empecé trabajando en color en diapositiva y ahora hago fotos en color con digital y  fotografía con móviles en color. Soy un poco dogmático para estas cosas.

IMO: ¿Intentas cambiar el mundo con tu fotografía?

Gervasio: No tanto cambiar el mundo pero si mostrar lo que está pasando. Quizás al principio sí que quieres cambiar las cosas pero con el paso del tiempo te vuelves un poco pesimista.

IMO: ¿Cambia uno?

Gervasio: El impacto con la violencia, el impacto con los dramas humanos a mí me ha hecho mejor persona, más sensible, mejor persona, más solidario…Más crítico, más autocrítico. Quizás es porque he podido contarlo gracias a que sigo vivo porque grandes compañeros míos han muerto ejerciendo el periodismo con mayúsculas en las zonas más conflictivas del mundo.

IMO: ¿Agradeces? Al volver de un país como Afganistán, por ejemplo…

Gervasio: Cuando regresas de los países que he podido realizar mis fotografías el quejarte es como un insulto a la conciencia de lo que pasa en el mundo. Todo el mundo tiene que ser consciente de las ventajas que tenemos aquí.

IMO: Recomiéndenos un libro que te ha cambiado la vida

Gervasio: Tengo una biblioteca de miles de libros en mi casa, siempre he estado interesado en los libros pero no te puedo decir uno ahora. Hay montón de libros que me encantan…

IMO: ¿Y una película?

Gervasio: Me pasa igual que con los libros, no te puedo decir una. Hay películas que me han enseñado valores muy importantes y que me han hecho entender mejor el mundo.

IMO: Si volvieses al pasado y te vieses con 13 años ¿Qué consejo te darías?

Gervasio: Vuelve a empezar tal y como estabas a los 13 años e intenta llegar a los 58 años con la misma actitud. Me siento bastante “orgulloso” con la actitud coherente que he tenido en mi vida y con mi trabajo, contra viento y marea, y agradezco que haya tenido la suerte de poder contarlo.

 

Conversando con Mónica Bernabé

 

IMO: ¿Por qué escribes? ¿Cuándo tuviste claro que querías ser periodista?

Mónica: La verdad que yo empecé a estudiar periodismo sin tenerlo muy claro. Yo quería viajar a los denominados  países del tercer mundo para comprobar que lo que me explicaban a mí en el colegio era cierto. Yo no lo tenía tan claro como Gervasio que desde pequeño supo lo que quería…cuando fui a matricularme a la universidad era la típica joven que no tenía las ideas claras. Iba pensando que para viajar por el mundo podía matricularme en Turismo o Periodismo. Me matriculé en Periodismo. Escribir es la manera que tengo de contar y explicar lo que está ocurriendo.

IMO: ¿Resolviste esa inquietud que te hizo estudiar Periodismo? ¿Comprobaste todo aquello que te habían contado sobre el llamado tercer mundo?

Mónica: Sí, claro. Antes de viajar a Afganistán hice otros viajes. Aunque te he de decir que soy defensora del periodismo local, creo que es la gran escuela de los periodistas. Yo estuve trabajando en un medio local 8 años, y te digo que para encontrar pobreza no hace falta irse a la Conchinchina, a la otra punta del mundo. Si no encuentras historias que contar al lado de tu casa, tampoco las encontrarás por muy lejos que viajes. Se puede hacer buen periodismo en todas partes.

IMO: ¿Tenías un cierto sueño de cambiar el mundo?

Mónica: Sí, tenía un cierto sueño de cambiar el mundo pero creo que ya se ha pasado un poquito. Una se vuelve un poco pesimista.

IMO: Bueno, comentando en la visita guiada de la exposición creo que has dejado un poso importante en los asistentes, te veía contar el dramatismo de tus experiencias y acabas siempre con una sonrisa. Habéis mostrado no solamente el lado dramático de una sociedad extremadamente machista, también contáis historias que dejan abierta la puerta del optimismo.

Mónica: Soy un poco escéptica. Espero que no se les pase esos pensamientos en cuanto salgan de la exposición.

IMO: Creo que viendo la situación de la mujer en otros países, aquí tenemos que dar gracias pero sin olvidar que queda mucho trabajo que hacer…

Mónica: Aquí queda mucho por hacer, la situación de la mujer no es maravillosa, creo que no nos acordamos de la mujer aquí tampoco hace tantos años. Los prejuicios que hay con la mujer…el caso de Juana Rivas hace poco. Los medios entrevistando al maltratador…buff…

IMO: Recomiéndanos una película que ha marcado tu vida.

Mónica: Tengo tan mala memoria para las películas, no recuerdo ningún título.

IMO: Pues un libro…

Mónica: Un libro que me he leído cuando  regresé de Afganistán, hace dos años, Todos náufragos de Ramón Lobo. Tras 8 años viviendo en Afganistán, volví un poco tocada, no es como volver de las Bahamas, y ese libro me ayudó a reflexionar. El autor también viaja a lugares en conflicto y  reflexiona sobre su propia familia, sobre la guerra civil en España…

IMO: Es un buen libro para leer ahora por la situación que estamos viviendo…

Mónica: Sí, sí, sí…sobre la fractura que arrastra un país que no ha hecho un proceso  de recuperación de memoria histórica correcto.

IMO: Si volvieses al pasado y vieses a la pequeña Mónica de 13 años, ¿Qué consejo te darías?

Mónica: ¿Qué consejo me daría a la pequeña Mónica de 13 años? Que sea yo misma y que no me deje influenciar por los demás. Creo que cuando era adolescente me dejaba influenciar demasiado por los demás, tal vez.

 

Muchas gracias por vuestro tiempo. Enhorabuena por el trabajo que hacéis.

Mujeres Afganistán, realmente vale la pena. Se puede ver en Castellón, en el Menador Espai Cultural hasta el 30 de Noviembre.

También hay un libro disponible, editado por Blume.

 

 

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *