El dinero encontrado. Noticias positivas

Artículo compartido por Desam. Ferrández
Castellón, 2 de abril de 2007

 

Voy a difundir otra historia de esas que no salen en la televisión, un testimonio verídico y bonito que quiero compartir con vosotros. Me la ha contado Belén De La Fuente:

 

Jara y yo (Belén) nos hemos encontrado una cartera en la puerta de una tienda, miramos a nuestro alrededor por si vemos a la posible dueña, sin éxito ya que no hay nadie en toda la acera.

Nos miramos las dos con la misma pregunta en el rostro ¿Qué hacemos? ¿Abrimos el monedero? A lo mejor hay algún documento que nos indique quién es la propietaria.

Cuando estábamos decidiendo donde sentarnos para mirar si dentro de la cartera aparecían sus datos, hemos visto una pareja de municipales, así que hemos decidido ir al Ayuntamiento para entregarla y decir que nos la hemos encontrado muy cerca de allí, incluso creemos que podrían encontrar a la dueña. En la puerta justo antes de entrar en la alcaldía, por fin abrimos el billetero para saber qué había dentro y hemos flipado, para nuestra sorpresa había muchísimo dinero, no lo hemos contado por no toquetear la cartera, aunque  solo de ver el fajo de billetes nos hemos puesto nerviosas, ja ja, no estamos acostumbradas a esto…la hemos cerrado y se la hemos entregado a unos policías.

La mirada del agente que recepciona el monedero me trasmitía el pensamiento de que podíamos haber robado el contenido, aunque eso realmente no importa, nosotras hemos hecho lo que creemos más correcto, diciendo él que ya es cosa suya, nos despide.

Nosotras sin embargo no estando conformes con un simple adiós, le decimos que es conveniente que sepan donde la hemos encontrado ya que es posible que la chica vuelva al comercio, para ver si la ha perdido allí, nos comentan que si la hemos encontrado en la acera, aunque sea junto a la entrada de la tienda, la mujer seguro que acude a objetos perdidos del ayuntamiento en su búsqueda.

Belén: A mí esto lo que me ha enseñado, es que hay que ser muy preciso con la palabra, ya que saliendo por la puerta esa misma mañana, comentamos Jara y yo tras haber leído el artículo de Desam “Traigo buenas noticias”, si alguna vez nos habíamos encontrado algo, a lo que yo contesto que en una oportunidad me había encontrado un billete de 5 euros, entre risas decimos… pues a ver si tenemos suerte y nos encontramos un billete de quinientos euros, ja ja sí, un billete de 500.

Moraleja: pide y se te concederá, así bien tal vez lo concedido no es exactamente lo que esperabas, por lo que impecabilidad en la palabra, sí nos hemos encontrado dinero y posiblemente esa cantidad o más, con lo cual deseo cumplido, ahora bien, qué hacer con ello es lo que marca la diferencia, por lo que pide con consciencia.

Es perfecto haber puesto en marcha el retorno de la cartera con su dueña.

Después de esto y tentando a la suerte, hemos hecho un Euromillón que nos parece más justo, “abundancia aquí estamos”.

 

Gracias Belén por compartir tu experiencia, aunque déjame que te diga una confidencia, la abundancia no solo se expresa en dinero y tú eres abundante en amor y bondad.

Gracias, querida amiga.

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *