Editorial de Enero: Agradecer. el mejor presente

Otro calendario nuevo que gastar. El universo nos regala 365 días para nosotros.

¿Cómo los vas a utilizar? ¿Ya has hecho tus propósitos de año nuevo? ¿Te has dado tiempo para ti?

Estos días he estado recordando un periodo de mi juventud en el que tenía citas conmigo mismo. Mis amigos preferían ir a discotecas en lugar de ir a museos o a teatros. A mí me gustaba perderme en los centros de arte de mi ciudad y disfrutar, o escaparme al teatro antes de ir a tomar algo. Me daba una cita conmigo mismo. Elegía una obra, una exposición y me iba a verlas. Me lo pasaba genial.

Me considero un privilegiado pues todavía tengo esas citas conmigo cuando salgo a correr, al menos tres días a la semana; cuando medito, al menos dos veces al día; cuando me doy Reiki a mí mismo o hago intercambio, intento que sea al menos dos veces a la semana o cuando leo intento hacerlo un poco todos los días…

El tiempo es el mayor regalo que tenemos. Nuestra vida en este plano físico es tiempo y espacio. Ocupamos un lugar en este universo, aquí y ahora. Aprovecharlo y disfrutarlo son “deberes” a los que no damos suficiente importancia.

¿Cuántas cosas hemos dejado en la lista de “pendientes” en el 2017?

Vamos a aprovechar este mes de enero para reflexionar sobre el calendario que tenemos por delante y te invito a que pongas fechas a tus propósitos. ¿Te has planteado acabar un proyecto? ¿Sacarlo adelante? Pon fecha, ponte un día tope. ¿Te has propuesto empezar a hacer algún deporte? Hazlo hoy, no esperes a mañana. ¿Pretendes escribir un cuento, un libro? Hazlo. Empieza ahora mismo.

Sea cuál sea tu propósito, tus planes, tus proyectos, trabaja en ellos, al menos un rato cada día, para que no mueran en el olvido, para que se mantengan vivos, para que se realicen.

El resultado será que al final del año, cuando hagas revisión de lo bueno y malo del año que termine, habrás conseguido igualar la lista de cosas por hacer con la de cosas hechas.

Trabaja con alegría, gratitud y amor, esos son los ingredientes de todo éxito. Ponte metas alcanzables, aunque sean difíciles, pues tienes 365 días para hacerlo y recuerda: ¡Podemos con todo lo que nos propongamos!

Empieza ya a alcanzar esos objetivos. El futuro empieza ahora.

Como dicen en la película Kung Fu Panda, “El tiempo es un obsequio por eso se llama presente”. Aprovéchalo, es la mejor forma de agradecer semejante regalo.

Jose Mª Escudero Ramos

Editor de Revista IMO

Enero 2017

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *