Conversaciones con mi guía por Desam. Ferrández

Castellón, 16 de noviembre de 2016

Era un día normal, aunque he de decir que en las últimas semanas no sé si por el influjo de la luna, los planetas o simplemente porque me revuelvo dentro de mi ser, estaba más enfadada, con más rabia, notaba que había perdido el equilibrio, barruntaba una posible desconexión con pérdida de confianza por lo que me sentía un poco rara tal vez.

El día anterior había pasado una pataleta y decidí ayudarme con flores de Bach, me eché una tirada y cuando vi el resultado, eran para llorar y eso hice, llorar y llorar desconsoladamente, no podía creer las cartas que me habían salido y sin embargo como siempre me han acertado, me siento a llorar antes de hacerme el preparado… y de repente una hermosa dama con voz aterciopelada y movimientos gráciles me dice que me desplace y que le deje sitio, que se va a sentar a mi lado, yo alucino no me puedo creer que me diga que no cabe, como si necesitara espacio para sentarse a mi lado. Empieza a hablarme con voz muy calmada, yo le contesto con un eterno bla bla bla…lleno de quejas, ella me dice “dame tu mano”, le doy la mano y me pregunta “¿me sientes?¿ me estás sintiendo?” yo le contesto “sí, claro que te siento” “y después de esto, después de sentirme, ¿cómo puedes no creer?, ¿cómo puedes no confiar en que siempre estás amparada?”.

Me dice “coge una carta más”, yo la miro y digo “¿para qué? ¿para qué me salga otra mala?” y me responde “la que va a salir le tienes que dar la vuelta”, me levanto haciéndole caso, voy a por el mazo y cojo la primera carta que hay, evidentemente no es una carta amable, me dirijo a la dama y le digo “ves”, ella sonríe diciéndome “dale la vuelta como tú sabes, busca en qué te va a potenciar la flor”. Cuando estuve estudiando hice un mini trabajo muy chulo escribiendo todo lo que las flores de Bach potencian, no su parte negativa, sino la actitud que la flor va a potenciar, busco el escrito y sigo flipando…la flor va a promover: confianza en mí misma, correcta autovaloración y perseverancia… no puedo dejar de llorar, de darle las gracias por infundirme fe otra vez, por querer sentarse a mi lado acariciando mi espalda y con voz dulce decirme no te preocupes, hay algo grande y hermoso preparado para ti, en este momento ya se está elaborando, permítete patalear, llorar, pero confía.

Yo la miro y no la puedo ver, no podría decir el color de sus ojos, el color de sus cabellos, el color de su túnica, sin embargo sí que sé qué es una dama bella, con un vestido largo y sedoso que hace hasta sensual sus movimientos, sus ojos me miran y me hablan diciéndome que ella tiene fe en mí, que sabe que soy capaz de recuperar el poder perdido, de volver a tener confianza, que no ha sido más que un bachecillo, ya que por jugar en este juego de humanos, de vez en cuando tengo algún tropiezo. En su boca se dibuja una eterna sonrisa, el conjunto de su rostro es dulce y sin embargo no la veo, no podría cogerla pero la siento, cómo he sentido su mano cuando ha cogido la mía, como he sentido su mano en mi espalda infundiéndome valor para seguir sin luchas, dejándome llevar, abriendo bien los brazos para acoger todo aquello que me viene, toda la abundancia que me rodea.

 Yo pienso que todo está bien, que todo me sucede para algo, aunque muchas veces no sea capaz de entender ese “para que” en ese momento, sin embargo como soy tan perseverante caigo y me levanto, vuelvo a caer y me vuelvo a levantar, con cada contratiempo me empodero más, cada vez más confiada en que el universo solo tiene la tarea de ponérmelo fácil y de hacerme feliz, soy yo la que a veces me enredo y me complico cuando en verdad sé  las cosas, si las dejas, se arreglan solas.

Se despide y me deja con una gran sonrisa junto a  una gran cascada recorriendo mis mejillas, lágrimas de emoción por poder sentir esto y pienso después de lo que acabo de vivir no puedo hacer otra cosa más que confiar.

Gracias querida por tu visita, aunque ahora que lo pienso no fui muy cortés ya que no te ofrecí ni un té.

Gracias hermosa Guía.

Gracias universo.

Gracias.

 

Desam. Ferrández

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a Conversaciones con mi guía por Desam. Ferrández

  1. Renato dice:

    Te has visitado, qué maravilla!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *