Reiki y Heparina

Castellón, 20 de julio de 2017
Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

 

Son alrededor de las dos de la mañana.

No puedo despertar de una pesadilla.

Mi sueño es que no puedo moverme.

Intento sentir mi cuerpo.

Lo último que recuerdo es que me quedé dormido de lado, con el brazo izquierdo bajo  la almohada y encima mi cabeza.

Ahora no me puedo mover.

Puedo sentir mi cuerpo como un nudo.

Me pesa el pecho, tengo algo encima de mí que me aplasta, no puedo respirar. Es como un saco muy pesado. Me pregunto “¿Estaré sufriendo un ataque psíquico?”

Saco fuerzas de no sé dónde y consigo zafarme pero no veo al enemigo.

¡Vaya pesadilla!…Pero…sigo sintiendo un peso grande en el pecho.

Me pongo tumbado boca arriba.

No estoy nervioso. Ahora toca ver que órganos están dañados en esta pesadilla…

Me muevo como puedo sintiendo cada órgano…no responde el brazo derecho… siento que me ahogo… ¡el brazo! no lo puedo mover, está completamente muerto.

Lo quito de mi pecho. Cae encima del colchón.

Me ordeno despertar.

Me doy cuenta que estoy despierto.

Intento hablar y no puedo, hablo mal, no consigo sacar definición de mis pensamientos…observo lo que digo y cómo lo oigo.

Pienso en los lunes que estoy en Castellón que voy a Atenéu a dar Reiki a personas co

mo lo que ahora estoy siendo. Pienso en ellos y consigo sacar un diagnóstico.

Integro un ictus que estoy sufriendo en la pesadilla que me despierta. ¡DESPERTAR! ¡Es un milagro!

Repto intentando alcanzar la altura de la cabeza de mi chica.

Intento acercarme a Desam y digo unas palabras sin sentido.

Desam despierta y me oye balbucear.

“¿Estás de broma?” me dice.

Un callado “no” sale de mi apagada boca.

Pienso que tengo que verbalizar claramente lo que necesito y pedirlo desde el corazón o mi mente dejará de pensar…”AYÚDAME, POR FAVOR”

Desam despierta, coge mi mano, la levanta y cae como peso muerto.

Llama al 112.

Nada más colgar se acerca a mí y me pregunta “¿Tú y yo qué es lo que sabemos hacer mejor? REIKI, pues vamos a ello”.

Y comenzamos una meditación de Reiki para disolver los coágulos que pudiera haber en mi cerebro.

La ambulancia llega y nos lleva a urgencias del Hospital General de Castellón.

Desde el primer momento recibo Reiki a distancia y en presencia.

 

 

Un día antes de esto escribí en mis Redes Sociales un hermoso pensamiento:

Hoy he soñado que la madre naturaleza se sienta en un taburete del universo y mientras toca las cuerdas de su guitarra, crea todas las melodías posibles, posibilidades de realidad que los seres humanos bailamos acordes a las emociones que cada vibrar nos suscita.

Una semana antes justamente estuvimos hablando en una comida del voluntariado en Atenéu con compañer@s de Namasté La Plana, del origen emocional del Ictus …podría ser un conflicto familiar que explota…

Era el 7 del 7 de 2017. Más tarde me localizaron 7 micro infartos en el lado izquierdo del cerebro motivo por el cual no pide momentáneamente el habla y la movilidad del brazo derecho.

Nada más llegar a Urgencias ya recuperé movilidad y mejoré el habla. Al irme a la habitación ya estaba prácticamente recuperado.

Me ingresan para estar monitorizado en la planta 4, área de Ictus, en la habitación 453.  (4+5+3=12)

Me tengo que pasar unos días de vacaciones “no pedidas” en observación, monitorizado. El universo me detiene en seco. Me da unos días para que me observen, para que me observe.

Yo me encuentro muy bien.

Tomando conciencia de ser paciente. Tomando conciencia de ser humano, de ser mortal. Nos viene bien ponernos en el otro lado… rozando el Otro Lado…

Amo más la vida.

 

Recibo muchas visitas. Mi madre y Antonio desde Madrid…Una madre nunca se queda a gusto escuchando a su hijo por teléfono, decir que está bien pero en una especia de UCI leve, observado, controlado, y claro, tuvo que venir a “deshacer esos bloqueos que podían haber estado obstaculizando el fluir de nuestra relación“…El ictus se disuelve, las emociones que las provocan también…

Agradezco hasta que mis ojos se humedecen de emoción, cada muestra de afecto, cada pensamiento dedicado a mí, cada energía recibida, cada sonrisa.

El sábado renací fuerte y empoderado.

El viernes por la mañana, al poco de ingresar, pensaba que me darían el alta en seguida, pero me hicieron una resonancia y me localizaron esos 7 microinfartos, lo que hizo que tuviese que seguir monitorizado. ¡observándome!

Me tienen que hacer más pruebas, el universo es sarcástico…y yo también.

Amo

Amo

Amo

Y me tienen que observar el corazón…

¿Sabéis por qué estoy vivo?

Mi corazón late con el vuestro.

Ahora sí que somos uno.

Estoy enamorado de la vida, de mis amigos, de mi familia, de mi hija…de Desam…

Hoy, como ayer, como cada día, un nuevo renacer.

Amo mi vida tal y como sucede.

Ahora toca vivir creyendo más que nunca en todo eso que escribo.

Somos amor. Os amo

Gracias a todos los que dejáis una huella en el camino de mi vida.

Tendré que observar mi corazón.

Sed muy felices, por favor.

Os lo pido de todo corazón.

Me cambian de habitación a lo que parece un suite grande, con luz…guau, otro premio. Los pequeños cambios a mejor se agradecen tanto. Me llevan a la habitación 444, tres cuatros (3+4= 7) (4+4+4= 12).

Una buena amiga me manda un mensaje especial “El significado espiritual-simbólico del número cuatro se refiere a la estabilidad, e invoca la naturaleza puesta en tierra de todas las cosas. Las cuatro estaciones, los cuatro puntos cardinales o los cuatro elementos, son todas estas esencias que sorprendentemente están potentemente envueltas en el paquete de los Cuatro. El cuatro representa la solidez, la calma, y el hogar. Una repetición de los cuatro en su vida puede significar la necesidad de volver a sus raíces o el centro de ti mismo. El cuatro también indica la necesidad de persistencia y resistencia”

Me llegan mensajes de mis amigos, maestros, terapeutas de varias disciplinas o técnicas, cada uno da una opinión y pone su grano de arena para la sanación emocional, que es la que realmente me importa. Sanando las emociones sanaré el cuerpo físico.

Desam y yo seguimos recibiendo visitas y mensajes de esos seres angelicales que nos acompañan en el camino.

Llorando de amor y gratitud, trabajando cuales detectives energéticos, ¿Para qué a mí?, ¿Para qué ahora?

Las señales, los mensajes, las personas vienen en el preciso momento.

Gracias amigos por estar a mi lado en cada momento.

Gracias Universo por una nueva lección de humildad.

Somos amor, sin ninguna duda

Gracias

Gracias

Gracias

 

Estoy deseando hacer una quedada de abrazos gratis

GRACIAS ESTOY VIVO

¿ME DAS UN ABRAZO?

 

Las reflexiones que hemos sacado entre Desam y yo con ayuda de seres de luz, algunos encarnados en forma de amigos que aparecen súbitamente y nos aportan su luz son las siguientes:

Muchos de nuestros amigos, desde el corazón y con las mejores intenciones, nos han hecho llegar el posible origen emocional de lo que me ha pasado, en algunos casos se contradicen y en otros no cuadran sus diagnósticos con el presente de mi vida.

A Desam y a mí nos encanta jugar a ser detectives energéticos y con las pistas que tenemos, tirar del hilo… ¡elemental querido Watson!

Una de las tardes del fin de semana que estuve ingresado, estábamos haciendo un mapa de emociones que hubiesen podido provocar toda esta Magia que estamos viviendo…

De pronto, tuvimos una visita inesperada, una mujer que vino especialmente a darnos la pista que necesitábamos saber para la correcta evolución…tres preguntas hizo…me situó en el origen… nos fundimos en fuerte abrazo… lloré…y se marchó dejando otra prueba de los milagros que hace el universo.

El tema a trabajar es el miedo al abandono, no me importa decirlo… viene desde mi primer día de clase. El patrón se ha repetido en varias ocasiones en mi vida…y las circunstancias actuales han hecho que explote ahora… Jajajaja…

Esta mujer que vino la tengo como muy discreta, observadora, habla poco y no llama la atención. Está ahí y observa desde el silencio y la paz del corazón.

 

Gracias de todo corazón.

Gracias a todos los que venís aportando el presente de vuestra presencia.

Gracias a los que amáis en la distancia.

Gracias a los que compartís sabiduría.

Gracias al Universo mágico que no para de darnos alegrías.

 

El domingo llegó mi hija…otro premio a disfrutar… gracias a su madre que nos ha permitido estos días extras… comprensión y amor, disolviendo más bloqueos…

El lunes me di Reiki en regresión al momento que vimos  como origen y pude abrazar a mis padres y hermanos como nunca lo hicimos mientras mi padre estaba vivo.

Imaginaros que momento de amor, gratitud y comprensión…

Todo pasa por algo y solamente puedo agradecer.

Estoy lleno de amor.

Me tienen que hacer otra prueba hoy, en el corazón.

Buscando, buscando, me han encontrado una malformación congénita del corazón que padece un, según el médico de aquí, 10% de la población, según el médico de mi hermano, quién tiene lo mismo, un 25 %…es comunicación cardíaca auricular.

Y han visto un foramen oval en la aurícula.

Puede que no tenga nada que ver con el ictus…hay que esperar análisis para determinar.

¿Qué he de hacer?

Pues la investigación energética tira por mirar el árbol genealógico, investigar por qué derrocho energía del corazón y amar en coherencia mente-corazón.

Lo que no se puede, no se puede… enfocar energía hacia donde se puede.

Recibo una buena noticia.

El corazón está bien…la prueba ha dado negativo.

El problema es que eso es contradictorio con el resultado de ayer.

Ayer me encontraron la comunicación cardíaca en el cerebro…

Ahora están valorando todos los resultados que tienen y antes de las tres me dirán que hacen…

Me quedan varios días de pruebas para descartar…

 

Pensamiento del momento

Estando en la ecografía pensaba… llevo tiempo diciendo que tengo el corazón dividido por tener a mis amores Desam en Castellón y a mi hija en Madrid…y zas…

He estado meditando la nota Fa mientras esperaba la prueba al corazón… Fa es la nota musical del chacra corazón…

Y ha sido perfecto todo, la prueba dio negativo, lo cual es positivo… aunque casi me llevan a la planta de psiquiatría por cantar Fa en medio del serio momento de la ecografía postorácica.

Mi crónica del 12/7

Gracias a todo el Reiki recibido y a las señales vistas hoy he tenido un Reiki Espectacular.

Las dos últimas pruebas, corazón-cerebro, muestran “incoherencias, una positiva y otra negativa”

Me dan a elegir que siga las pruebas en consulta externa o en hospital, y no saben lo que puede tardar la siguiente prueba… una, dos, tres días o una semana.

He decidido que la siguiente prueba sea Reiki.

Ha sido precioso.

Me he perdonado.

Me he dado permiso para experimentar la felicidad en mí, no solo en hacer a los demás felices.

He pedido perdón.

He amado

He llorado.

He agradecido.

Soy amado, no puede haber más felicidad.

Llega el día de la posibilidad de que me den de alta. 

Doy Reiki a la mejor decisión a tomar, pues valoraba pedir el alta voluntaria.

El universo me regala la oportunidad de seguir conectando con ángeles, con seres de luz y con mi esencia.

Y la moraleja: No se pueden hacer planes, el universo los hace por nosotros.

El finde a casa….uy, mejor no hago planes…

Tengo que seguir trabajando/me

 

Escribo en Redes Sociales:

Gracias, estoy vivo, sano y feliz.

Vivo en coherencia entre mente y corazón, hemisferio derecho e izquierdo en perfecto equilibrio.

Gracias universo.

Amo la vida

Amo a mi familia

Amo a mis amigos.

Hoy tenéis que ser felices, por favor

 

Desarrollo de la investigación detective energético.

Hace un par de meses pasé por una situación familiar tensa que me puso muy triste… reflejo de años de sentirme desplazado en mi familia.

Tal fue el punto que dice a mi madre

“Estoy harto de sentirme así.

¿Qué tengo que hacer para cambiar esta situación?”

Hace dos semanas, en la comida de Namasté, Noelia menciona que la causa emocional del Ictus son problemas en la familia…ya no se puede más y la vena estalla….

Sentí algo en el corazón cuando escuché eso…

Una semana después me da el Ictus…¿Qué podía hacer para cambiar esto? Mi relación con mis hermanos y mi madre y su marido…y tras esto empieza el  cambio.

Sigue la investigación.

Emociones: 

-Durante años han ido durmiendo a mi niño interior… menosprecio… Así no puedes vivir, eres un niño… Eres un fracasado, no sirves… etc…

Tras un duro divorcio, como lo son todos, Mi ex ha dado un paso tan bello como agradecer a Desam lo que hace por sus perros… Nuestra relación está empezando a  cambiar.

-Bloqueo para sacar mis proyectos adelante…Revista Imo no acaba de arrancar, mis talleres van tranqueando, el trabajo de fotografía está mal pagado…¿No me siento merecedor de dinero?

Ni de felicidad… regalo frases positivas pero no me las acabo creyendo porque mi madre me pregunta ¿Cómo puedo ser feliz como vivo?

-Miedos al abandono… tengo miedo de que Desam acabe rechazándome por mi actitud ante la vida… pero Desam es un regalo del universo y no lo hará…soy tan afortunado por tenerte, pequeña hada…pero el miedo estaba al parecer, oculto

EL doctor me garantizo a un 99% que la última prueba me la harían el jueves pero ¡se traspapeló el volante! Me tuve que perder para encontrarme tantas veces en mi vida que no me extraña que se repita el patrón…La razón por la que me he quedado un día más en el hospital era que tenía que acabar de leer La Matriz divina de Gregg Bradem… habla de los tres miedos universales más generales:

Miedo al abandono, miedo al rechazo,  menosprecio, baja autoestima y falta de confianza.

¿Qué puedo hacer para cambiar esto?

Creer en mí

Darme permiso para disfrutar la felicidad que trasmito.

Darme amor.

Terminar los asuntos pendientes.

¿Y sabéis?

Tenía que pasar aquí en Castellón porque todo lo que sucede a raíz de esto nos está uniendo, a mí con Desam, a Namasté como grupo, alos amigos que los son, a os que todav´´ia no conozco pero están…lo flipante fue como no hubo el martes Reiki en Xilxes(en verano vamos a El Palmeral de XilXes) porque estaba escrito que una de las compañeras que va siempre tenía que venir a darme Reiki al hospital…no podemos hacer planes, hemos de dejar fluir…y estar despiertos para darnos cuenta de por qué pasan las cosas.

Me están demostrando lo que valgo, lo que me quieren y me siento merecedor de ello.

No estaba equivocado, lo que das te viene de regreso multiplicado por infinito.

Me doy permiso para ser feliz, creativo, trabajador, buen padre, buen hijo, buen hermano, buena pareja y buen amigo.

Me permito disfrutar de la vida en equilibrio izquierda derecha y con coherencia mente y corazón…y sobre todo, con gratitud, de corazón a corazón, donde todos somos uno.

 

Gracias Desam y María, amores de mi vida. Vuestro esfuerzo no tiene precio.

Gracias, madre, padre, hermanos…Antonio, por hacerme crecer tanto.

Gracias, familia de luz.

Gracias, Namasté.

Gracias Atenéu.

Gracias por cada visita, Reiki, pensamiento, visita, presente…por vuestro amor.

Gracias por vuestras palabras y amor

 

Salgo del hospital con la cabeza bien alta, aceptando lo que tenga que vivir como la enseñanza que es, aprendiendo con humildad.

Dejemos fluir.

 

!Qué bien se está en casa!

Me dan el alta pero…Tras el alta hemos visto que tengo un marcador alterado en los análisis de sangre que indica una alteración en sangre que puede ser indicio de algo más.

El ictus puede haber sido provocado por esto.

Tengo cita en Hematología el 25 de Julio, 2+5=7, para que me explique diagnóstico con otros resultados que a fecha de hoy no tenían por necesitarse más tiempo.

He de trabajar más…

Desam organiza una quedada de Reiki para que reciba en 2:15 la mayor cantidad de energía Reiki posible…en presencia llegamos a ser 8, a distancia no se puede contar…

Ese día fuimos  testigos de un milagro.

El milagro soy yo y vosotr@s sois los hacedores de milagros.

Muchas gracias por hacerlo posible.

No cabe en mi la gratitud y el amor que siento.

Gracias

Al día siguiente escribo esto mientras voy camino de una consulta de una Sanadora muy especial que el universo ha puesto en mi camino, gracias a la intervención de una mujer angelical. Estoy rodeado de Seres de Luz, en formato energético y encarnados.

 

Querida familia

¿Cómo decir lo que siento si yo, que tengo facilidad de palabra, encuentro todo lo vivido inefable?

Ayer se vivió otro milagro…y digo otro…

Os comenté que en unas de las primeras pruebas me encontraron una malformación congénita del corazón… pues en otra más específica no vieron nada de eso. ¿No existía o se sanó? Después de todo el Reiki recibido y todo el trabajo hecho, una tarde sentí como el corazón se juntaba… ya no se vio partido nunca más. La presión que sentí cerró las posibles malformaciones.

El siguiente diagnóstico fue la comunicación arterial de derecha a izquierda… nada…no han podido confirmar eso.

Lo siguiente, el valor alterado en sangre, podía ser indicio de una posibilidad de mieloma.

Ayer, durante el trabajo sanador realizado por los que enviasteis Reiki o vinisteis a corazón y brazos abiertos a la sesión milagro, durante esas horas en las que trabajasteis con Maestros Ascendidos y Médicos del Cielo, cerrasteis toda probabilidad de enfermedad grave.

Hemos vivido un milagro tras otro uno de ellos es también darse cuenta de los milagros, Ver las señales, entender el sentido, trascender la enfermedad… escuchar los susurros… verbalizar la ayuda… confiar, dejar fluir en la totalidad de las palabras…

Este ICTUS es un claro caso de enfermedad emocional, hemos trabajado, no en equipo, en familia.

Mi madre pensará que ha sido la Virgen de Guadalupe, y los diferentes egos de cada uno de nosotros comprobará, cual billete de Euromillones, cuántos aciertos ha tenido nuestros diagnósticos…¿Qué más da?

Yo creo que ha sido un trabajo de todos, cada uno interpretamos nuestra realidad y podemos ver terapias como espejo de lo que no queremos ver en nosotros… Un maestro, y aprovecho para decir que ser maestro es más una actitud que un diploma, me vio lo que él es, un hombre de una tribu ancestral con ciertos dones.

Ya os contaré la historia del oráculo de Delfos… nuestras predicciones pueden condicionar, cuidado con lo que decimos…se trata de sanar.

Sanar…y entre todos, a distancia o en presencia, con vuestras palabras, pensamientos, humildad e intenciones, lo habéis hecho posible.

Todos habéis llegado en el preciso momento…¿No es otro milagro?

Somos testigos de varios milagros consecutivos que han pasado gracias a todos vosotros, a todos nosotros…

Tengo todavía mucho trabajo por delante y muy buena ayuda… vosotros, mi hija y el Bello Ser que ilumina mi camino, Desam

Y ¿Para qué a mí?

Para que lo pueda contar, ahora que hacen falta testimonios de este tipo de milagros.

Desde el corazón y con toda humildad, gracias, gracias, gracias…

He recibido tanto Reiki y otro tipo de terapias estos días que ya está sanado desde mis tatarabuelos hasta mis próximas generaciones.

Toda ésta experiencia ha sido un milagro tras otro, desde que desperté de una pesadilla y se convirtió en un sueño de amor incondicional.

El Universo ha querido que me detenga, que encuentre mi lugar en el mundo. Que me dé mi tiempo y que no corra.

Ha habido un efecto dominó en pruebas físicas y psíquicas alrededor mío, ha llegado la onda expansiva del ¿por qué aquí y no en Madrid? Tan lejos…es todo tan hermoso que solo puedo dar Gracias por todo lo vivido.

Gracias al equipo médico, al equipo de enfermería, auxiliares, celadores…hasta la comida me la preparaban con todo cariño con menú vegetariano…

He sido bendecido por la vida y ahora tengo la posibilidad de poner coherencia e pensamientos, palabras y acciones…entre amar y agradecer…

 

Mientras estuve en el hospital recibí Reiki todos los días, mucho Reiki de diferentes asociaciones, me di AutoReiki, medité el origen emocional de la enfermedad y del todo el proceso “de observación-observándome”, acepté encantado recibir varios tipos de terapias complementarias.  También me inyectaron Heparina todos los días, además tomé ácido acetilsalicílico que destroza el estómago y una medicina para protegerlo que puede producir osteoporosis.

 

He sido ejemplo de la medicina integrativa durante mi estancia en el Hospital. No voy a emitir juicio de qué me ha curado o qué me ha sanado… me da igual. Estoy aquí y ahora y yo creo mi realidad confirmada por varios Maestros de los llamados “Ascendidos” a través de canalizaciones, Reiki e intuiciones…Estoy mejor que nuevo pero he de seguir Sanando mis emociones” y darme tiempo para mí, para terminar mis asuntos pendientes.

 

Crónica de la Jornada por el bienestar emocional en beneficio de MEF2C

Castellón, 19 de junio de 2017

Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

Desde hace varios meses que Revista IMO, junto a las asociaciones Namasté La Plana y Antupainco, han estado preparando un evento muy especial en beneficio de la Asociación MEF2C, compuesta por 4 familias españolas que tienen cuatro hijos enfermos de una enfermedad considerada ultrarara. Crearon la Asociación MEF2C para poder pagar la investigación médica que lleva a cabo el doctor Stuart Lipton en la Universidad de California en San Diego.

En ésta ocasión nos pusimos en contacto con un local muy especial, Ruta 175. Allí estuvimos todo el sábado 17 de junio dando Reiki, Técnica Metamórfica y terapias sonoras con Cuencos de cuarzo. Para terminar la jornada estaba previsto hacer una meditación vibracional pero debido a que había venido muy poca gente y el local no era adecuado para eso, Gregorio y Carmen nos hicieron ver que lo mejor era cambiar de ubicación. Encontramos la solución gracias a la generosidad de Desam.

Resultó una jornada curiosa, para meditar, hacer examen de conciencia y sacar conclusiones.

Después de todo el día, pude ver la cara de satisfacción de los padres de Celia y di por bueno todo el esfuerzo realizado y tiempo dedicado, no solo por la Revista IMO contactando con todos los colaboradores, haciendo el cartel, buscando la ubicación, difundiendo…sino también por parte de todos los voluntarios que dejaron de hacer cosas un sábado de junio por apoyar la noble causa de la ASL MEF2C; de todos los que han compartido el evento por redes sociales; de los que han apoyado de alguno forma el evento de la manera que fuese y ¿qué decir del esfuerzo de Gregorio y Carmen que vinieron desde Montserrat para hacer la meditación Vibracional?

Uno pone expectativas, ya sé que no se debe hacer, pone ilusión y se esfuerza en hacer las cosas bien, y cuando no salen como resulta, viene un sentimiento de desasosiego que una vez integrado, personalmente, me hace reflexionar. Y de esta forma, mi compañera Desam y yo pudimos compartir, dos días después, pensamientos sobre la jornada.

Lo primero de todo, la ubicación no fue la correcta, el local está bien para lo que es, reunión de amigos, fiestas, miniconciertos, pero no para hacer unas jornadas de bienestar emocional…estaba muy lejos del centro de la ciudad y muy cerca de una avenida muy transitada y, aunque en plena sesión de reiki te aíslas, si resultaba un poco molesto el paso de los coches, motos y camiones.

La fecha, quizás no fuese la mejor…había muchas celebraciones de fin de curso. Al no ser yo de Castellón, no caí en la cuenta de la celebración de esos festivales en un sábado.

También creo que organizamos con demasiada antelación el evento, así hace seis meses todo el mundo dio como buena la fecha, a la hora de la verdad no vinieron todos los que confirmaron al inicio del proyecto.

Junio es, presumiblemente, un mes de mucho calor, este además es especialmente caluroso…apetece más una de playa que una de reiki…

La jornada se ha difundido muy bien, hemos salido en 7 medios digitales y hemos puesto carteles en muchos lugares de la Ciudad. El evento creado en Facebook  ha sido visto miles de veces, compartido más de ciento cincuenta…¿Por qué ha venido tan poco gente? ¿Tan poco atractivo resulta un evento de estas características? ¿Con meditación vibracional, cuenta cuentos entre cuencos y Jam Session?

Hacemos estos eventos para tener una excusa para reunirnos todos los terapeutas y maestros de reiki y poder dar o recibir una buena sesión, difundir aquello que tanto nos gusta pero después de lo visto…¿No habrá demasiada oferta para tan poca demanda?

Algo estoy haciendo mal…y he de meditar bien para poder mejorar, si es que organizamos otra.

Jesús, el padre de Celia, quedó contento porque se recaudó más dinero que en otro evento que tuvieron la semana anterior y eso fue gracias a la aportación que hicimos los que estuvimos ahí dando y recibiendo terapias; a lo que pudo vender la asociación en su pequeño puesto donde ofrecían tazas, pulseras y unos artículos hechos por los compañeros de colegio de Celia. Según nos contaron Amanda y Jesús, la clase de Celia hizo como una empresa y fabricaron artículos que tenían a la venta…hasta les pusieron envoltorio y precios. Solo por conocer este tipo de historias es lo que me hace sentir que el esfuerzo ha valido la pena.

De todo el día podría destacar tres cosas más, lo primero, la buena convivencia entre los terapeutas, esos seres que se entregan a una noble causa con los ojos cerrados y fe ciega, siempre agradecido hasta el infinito porque están ahí cuando se lo pido. Lo segundo, conocer a Celia y a su familia, abuelos incluidos que estuvieron al pie del cañón aguantando el calor, por el amor que Celia hace que sintamos los humanos. Lo tercero es otra bella historia…Jacqui es esa clase de seres que no tiene alas porque un ángel tiene que pasar desapercibido. Nos trajo para la merienda una caja de dátiles de Israel. Están buenísimos, yo ya había tenido oportunidad de probarlos anteriormente. Había en el local un grupo de amigos que estaban celebrando un cumpleaños. En un momento dado dije a Jesús que me acompañase, cogí la caja de dátiles, nos acercamos a la mesa y felicitamos el cumple mientras ofrecíamos unos dátiles. Jesús aprovechó para contar qué es lo que estamos haciendo allí, con la excusa del Reiki dar a conocer esa enfermedad ultrarara. Charlamos un rato y les invitamos a probar una sesión sabiendo que rechazarían pues no era el momento de reiki, era el día de celebrar un cumple.

Antes de irse se acercaron a la mesa donde Jesús y Amanda tenían el puesto de información y les dieron 60 euros. Según dijeron, habían hecho un fondo común para la comida y les sobró eso que quisieron donar a la asociación. Me encantó el detalle. Es bueno sentir como entre todos hacemos que las cosas pasen.

Antes de irnos, contamos los beneficios del día. 232´50 euros para ayudar a sufragar la investigación. Si queréis donar todavía lo podéis hacer a través de su página web.

Me quedé satisfecho de cómo resultó todo. Sin duda se puede mejorar. Dejaré pasar el tiempo, asimilaré emociones y meditaré mucho el volver a organizar algo así otra vez…Jesús me comentó que quizás en vez de en un lugar tan apartado donde no pasa nadie andando, lo hiciéramos en el paseo, al lado de la playa…no sé, no quiero pensar ahora…elegir una mejor fecha, mejor ubicación… ¿Te apuntarías?

Quiero agradecer especialmente a Jacqui, Laura, Hernán, Alfonso, Lidón, Gregorio, Carmen, Candela, Marina, Xavi, Joan, ,Renato, Desam, a RUTA 175, a Namasté La Plana, Antupainco que junto a  Revista IMO, hicieron posible la magia.
GRACIAS A LA ASOCIACIÓN MFF2C por su confianza.
Gracias al universo por hacer que las cosas pasen.
Hay tantas lecciones en el día a día. Tantas cosas que agradecer.

Reiki me hace ser mejor persona

Madrid, 08 de junio de 2017

Artículo escrito por Jose Mª Escudero

La palabra Reiki significa Energía Vital Universal, eso es lo que yo llamo Amor Incondicional. Si tuviese que definir la energía Ki del universo lo haría tal cual hace el físico cuántico Amit Goswami sobre el átomo cuántico. Goswami ha unido ciencia y espiritualidad, y ese átomo cuántico del que habla es capaz de aparecer y desaparecer, no se traslada por el espacio, dice Goswami que es como un invisible vórtice de energía, como un huracán, uno no ve la energía del huracán, ve el polvo que arrastra. Nosotros estamos compuestos de átomos cuánticos, y ese átomo es energía de AMOR. Es Reiki, amor incondicional. Y dice Goswami que todos somos uno, lo mismo que la energía del universo, de amor. Por eso, me encanta la definición de activista cuántico, es una forma de decir que AMO y que no debo hacer daño al prójimo porque me lo haría a mí mismo.

Para mí el Reiki es una forma de vida, comenzó como terapia pero va más allá de unos símbolos y una imposición de manos.

Es verdad que como terapia complementaria está llegando a muchos lugares en muchos países, la medicina integrativa hace mucho bien, entre otras cosas porque abre mucho la mente y el corazón, los pone en equilibrio, en coherencia, esos son los principios para una correcta sanación.

Yo no digo que el Reiki haga milagros, si alguien ha de morir, morirá a pesar del Reiki, pero su muerte será especial. He visto familias que han quedado en “una extraña paz” cuando el hijo ha muerto de cáncer tras una larga quimioterapia complementada con el reiki. Las enfermeras me decían que es curioso como las familias que reciben reiki aceptan la muerte de una forma “sobrenatural”. El reiki ayuda a la aceptación, que no es resignación.

El reiki relaja, el Reiki abre la mente, somos despertadores de conciencia, y cada uno tiene el libre albedrio de volverse a dormir o hacer lo posible por mantener la llama que da luz y sentido a nuestras vidas. No es una religión, puedes ser de la religión que seas, si el Reiki te ayuda a ser mejor persona, bienvenido sea el Reiki.

El Reiki ayuda a trascender el ser. Ayuda a entender significado de la muerte al comprender el sentido de la vida.

Dicen que hubo, en la época de Jesús, un grupo de esenios llamados terapeutas, ¡que sanaban con las manos!

El fundador del Reiki, el maestro Usui, no hizo nada nuevo. Redescubrió, adaptó, llamadlo como queráis, y sus sucesores han hecho que llegué a nuestros días como lo está haciendo, pero no es la única forma de sanar con la imposición de manos, canalizando la energía de amor incondicional para lo mejor del receptor en el momento en el que lo recibe. No somos tan originales. A cada uno le llega su despertar en su momento y a su manera. Todo está bien tal y como es.

Lo que sí hizo Usui es escribir los fundamentos del Reiki en cinco líneas.

Sólo por hoy no te preocupes, no te irrites, medita, trabaja honestamente y se agradecido, Esa es la medicina espiritual para mantener la salud

¿Cuántas personas de este siglo son capaces de vivir en esa armonía Reiki?

Yo siempre digo que no tengo mejor argumento que una buena sesión de Reiki, si tienes dudas, te invito a una sesión. Elige bien tu terapeuta adecuado, siempre hay un alumno para cada maestro y un maestro para cada alumno.

Hace un tiempo, un paciente comenzó Reiki a la vez que su terapia con el psiquiatra por unos problemas de ansiedad tan típicos de nuestra actual sociedad. Cuando le dieron de alta dejó de venir a recibir su sesión de reiki semanal. El último día tuvimos una buena conversación. Me comentó que ya le daban el alta, que había mejorado pero que no podía decir si era por las medicinas o por el Reiki, su mujer le preguntó cómo se sentía tras una sesión de Reiki, él respondió que muy bien, pero que podía ser fruto del ambiente durante la sesión velas, música relajante, incienso…Su mujer volvió a preguntar si en la vida cotidiana se da esa hora de premio para relajarse y estar consigo mismo. La respuesta fue que no. Pues si el reiki te aporta esa hora de interiorizar, bienvenido sea el Reiki, respondió la mujer. “Date tu momento”.

El Reiki es una forma de meditación, hay pruebas científicas que demuestras las cualidades positivas de la meditación. Es una forma de sanar uno mismo, pero para eso hay que trabajar, el reiki facilita el encuentro con las emociones que hacen enfermar pero el receptor tiene que querer curarse como el que va a dejar de fumar, tiene que quererlo de verdad.

Hay un origen emocional para cada enfermedad, me encanta hacer de detective energético y averiguar ese origen emocional a cada cosa que me pasa, que pasa en mi entorno.

A mí me hace muy feliz ser como soy, no hago daño a nadie, en la medida en la que puedo ayudo al prójimo y elevo la frecuencia del planeta con estímulos y pensamientos positivos, pues como dice el biólogo molecular Bruce H. Lipton, los organismos que trabajan en equipo tienen mayor capacidad de supervivencia. Si dejamos de pensar como unidades independientes egoicas y más como moléculas de Una humanidad, pensaríamos más en construir que en destruirnos aunque solo sea por nuestra propia supervivencia.

Feliz es poco (por Desam. Ferrández)

 
Castellón, 27 de abril de 2017
Escrito por Desam. Ferrández

 

Mi corazón es un órgano chiquitito que trabaja incansable, sin embargo mi corazón etérico es grande y hoy mucho más, hoy está desbordado de amor, de felicidad, no cabe dentro de este espacio que le corresponde, saliéndose de él hasta llegar al campo áurico y más allá.

Estoy feliz y desbordada de amor, tanto como mi corazón etérico.

Dicho corazoncito  tuvo la suerte el domingo 27 de poder dar junto a mi pareja (José) un primer nivel de Reiki para niños.

Es una experiencia inefable, porque no hay palabras para describir a estas almas transparentes y serenas, que aguantaron durante todo el domingo la cháchara incesante de dos desconocidos, jóvenes con una vibración muy especial, tiernos y sinceros.

De los padres no puedo decir más que bondades, personas tranquilas que acompañaron con paciencia a sus hijos en este magnífico taller, familias cálidas, en las cuales todos sus componentes tienen almas bondadosas, mirada transparente y el corazón muy Grande.

A mí me hace muy feliz poder compartir el Reiki con estas personitas, al comienzo somos extraños y terminamos tras solo 10 horas siendo grandes amigos.

Para continuar este fin de semana un primer nivel con tres damiselas impresionantes, a cuál de ellas más bella.

¿Cómo no tengo que estar así, “llena de felicidad”? se me saltan hasta las lágrimas y no paro de dar gracias al universo, por permitirme expresar lo que siento y compartir pequeños conocimientos para recordarles lo que realmente son, luz y amor.

Tres damas que se entregan a una desconocida y sin embargo he de decir que antes de conocernos en persona ya sabíamos que nos íbamos a gustar.

Estos talleres se viven con intensidad, salen detalles que son casi secretos y se desvelan en el grupo sabiendo que se les entiende, que se les va escuchar y que nadie va emitir juicio.

Ejerzo el papel de maestra, sin embargo soy una discípula agradecida, porque no paran de enseñarme, no paran de darme muestras de afecto y de respeto cosa que eleva mi ego muy alto, aunque intento mantenerme en la tierra.

Aun así insisto, cómo no me voy a sentirme extremadamente feliz y agradecida, cuando una muchacha que solo ha compartido conmigo 10 horas en un taller, llega el día siguiente y sin mediar palabra me da un beso y me da las gracias por “ser”… esto es magnífico y como he dicho antes siempre faltan palabras para explicar este sentimiento que me invade de gratitud y de amor.

Es como sentir esa palmadita en la espalda que me dice Desam. lo estás haciendo bien, sigue así, estás grandes mujeres te lo están diciendo, lo estás haciendo bien y te agradecen con su sonrisa y  sus guiños que les enseñes a ofrecer Reiki a todas las personas que lo necesiten, pero sobre todo a ellas mismas.

Ese es el mejor regalo que una persona se pueda ofrecer, querer estar mejor, querer estar en equilibrio, querer amar, querer amarse.

 A veces resulta más sencillo amar a los demás que a uno mismo, ya que nosotros somos nuestros más  duros jueces en esta aventura llamada vida.

Y para culminar la jornada un paseo en bicicleta buff.

Salir a pasear entre naranjos, para apreciar en el horizonte las majestuosas mimosas repletas de pompones de flores que desprenden un aroma dulce embriagando todos los sentidos, con una luz mágica, esa luz de primavera que da un tono especial, brillante y muy diverso por estar salpicado de bellas flores brotando, los árboles en flor, las cunetas llenas de flores de colores diferentes, los macizos de los jardines rebosantes de pimpollos saludando al paseante, los naranjos ya descargados del peso de su fruto, con los brotes dispuestos para volver a florecer y ofrecer la cosecha siguiente.

Enmarcando todo este paisaje, un bello cielo salpicado de multitud de nubes de diversas formas y tamaños con el fondo de un celeste intenso, con el sol alto acariciando mi pálido rostro, con los diferentes aromas entre las mimosas y otras flores.

Cómo no voy a estar así enamorada del universo y de la vida.

No paro de dar gracias, gracias y mil gracias por hacer que todo esto sea posible, vivirlo con intensidad con todos los poros de mi piel, con toda la fuerza que tiene mi ser. La sonrisa sigue invadiendo mi rostro mientras admiro el paisaje y digo bendito el día que conocía el Reiki, bendito el día que lo integré en mi vida.

Conversando sobre terapias complementarias. Pensamiento compartido por Jose M Escudero

Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

Madrid, 30 de enero de 2017

 

Mientras ofrecemos  la cara de luz estamos dando la espalda de sombra.

El otro día tuve la oportunidad de participar en una conversación muy interesante con un hombre muy interesante, hecho a sí mismo, muy sufrido, ha sufrido y ha hecho sufrir, ya sabemos que somos luz y sombra.

¿Quién no ha hecho sufrir a alguien durante la vida aún sin querer, sin ser consciente? Cada día estoy más convencido de que mientras ofrecemos  la cara de luz estamos dando la espalda de sombra, por eso es bueno observar nuestras debilidades y miedos, equilibrar bien la luz y la sombra, integrar nuestras debilidades y crecer, evolucionar, a través del ser consciente.

Y yo, observador, maestro de reiki, analizo el ¿Para qué a mí? ¿Para qué ahora? para poder saber el origen emocional de cada dolencia que me venga y así seguir mi propio camino de evolución.

En mitad de la tertulia me desafía con la siguiente frase: “Te encantaría hablar con mi médico”. Yo incrédulo le muestro interés…¿ah, sí? ¿Qué tenemos algo en común?. Él me responde que “no, dice que no hay que fiarse de las terapias alternativas”. En seguida le corto, entendí que su provocación venía por ahí, conocedor de mi forma de mi vida natural, reiki y meditación en lugar de medicinas, me lanza un guante muy blandito y respondo: ”Yo tampoco creo en las terapias alternativas, creo que ningún tipo de medicina, ni siquiera la tradicional occidental, es alternativa de nada. Si todas las terapias y medicinas se complementasen, tú médico no haría falta. La medicina, como la china, debería de tratar de mantener el estado de salud óptimo, no de dar remiendos que te alivien una bronquitis pero te produzca una cirrosis. ¿Cuándo puedo hablar con tu médico? seguro que nos llegamos a entender muy bien”. “Está de baja ahora, está enfermo de cáncer de hígado”_ Abro los ojos y pienso ¿Qué es lo que le provoca esa irritabilidad? ¿Es qué no le gusta lo que hace? ¿Le irrita qué la medicina que ha estudiado no le sirve para curar ni para mantener sana a las personas que le visitan?  Y tras unos segundos seguimos con la charla_ “Pues si quiere seguro puede encontrar en su hospital voluntarios de reiki que irán a complementar sus quimios con algo de medicina para el alma. Si estás en contacto con él dile que también yo puedo ir encantado a darle reiki si lo precisa”.

Lo que tendría que ver, tendríamos que ver y hablo en primera persona del plural, es el origen emocional de cada enfermedad, y eso no es cosa del Reiki, libros como La medicina del alma de Eric Rolf; Usted puede sanar su vida de Louis L. Hay o La enfermedad como camino de Thorwald Dethlefsen y Rudiger Dahlke, hablan de eso mismo y dan unas pistas de qué emociones y órganos se deben observar para tratar cada enfermedad. Cada órgano tiene relación con un chakra de los siete principales, viendo la disfunción trataremos lo que se deba en cada momento.

La enfermedad es un susurro del universo, ¡o un grito!, para que tomemos las riendas de nuestras vidas. El susto para el cambio, un aviso, y por eso hemos de ver el para qué, agradecer y actuar.

 

En la conversación seguimos hablando de la genética de cada uno, yo respondí que según la tendencia de algunos biólogos  moleculares como Bruce H. Lipton, a quien tuve la oportunidad de entrevistar hace un par de años, hay algo más fuerte que la genética. ¡La epigenética!. Si tus factores de vida y medioambientales son óptimos, ya puedes tener el gen del cáncer bailando una jota en tu ADN que si llevas una vida sana, meditas, llevas una buena alimentación, no tienes estímulos negativos, haces ejercicio y creas pensamientos positivos nunca desarrollarás esa enfermedad.

En definitiva, mira si tu órgano débil es el corazón y medita por qué no te amas y no amas a lo que te rodea, si es el hígado, que te crea esa irá, el estómago ¿Qué no digieres?…hay tantas cosas para obervar/nos.

La mejor  terapia complementaria que conozco la llamo amor y se puede dar en forma de reiki, de agoraterapia o de vida, pero para eso hay que saber amar, hay que saber amarse. Hay que estar y ser muy consciente aquí y ahora.

Gracias por hacerme pensar.

Sonrisa en el alma. Testimonio de Bea Ramos

Madrid, 17 de enero de 2013
Testimonio de Bea Ramos

Bea Ramos, de fiel seguidora de la Revista IMO, nos ha hecho llegar su testimonio de Reiki, algo que sintió tras sus dos primeras iniciaciones. Es de hace años, 2013, pero seguro que para muchos esos sentimientos son muy actuales. El Reiki es una experiencia que hace que nuestras vidas cambien. El Reiki ES.

Bea, gracias por compartir tus vivencias y sentimientos.

 

Sonrisa en el alma

Hoy, 9/06/13, he descubierto cuál es mi lugar en este mundo, el por qué después de poquito más de 4 años en el paro, sigo sin encontrar trabajo, el por qué ciertas personas se han cruzado en mi camino sin tener en principio nada que ver con ellas y las he aceptado como algo imprescindible en mi vida, por fin, sé,  para que he venido a este mundo: Para poner a la gente una sonrisa en el alma.

Poco antes de mi trigésimo sexto cumpleaños, recibí mi primer nivel de Reiki,  y en ese momento, aun sabiendo que tendría crisis de sanación me sentía pletórica, única y extremadamente feliz. Esa felicidad no se me fue, al contrario se aumentó a medida que me notaba como la Energía Reiki iba haciendo su trabajo en mí, esa erupción de espinillas que salió en mi barbilla, ese sarpullido en mis piernas…. Y ese cansancio, e incluso malestar físico, que llegó a llevarme al cardiólogo por una anomalía en el latido, mereció la pena, volvería a pasarlo,  solo por la sensación de sentirme distinta, feliz, libre, única.

Todo pasó  y volvió a mí la falta de paciencia para con los míos, el agobio…

Pero mi Maestra publicó la fecha del taller del nivel 2, ¡nooooo!, ¡no puede ser!…. ese mismo día tenía un compromiso familiar al que me costaba mucho faltar… y la duda llegaba a mí, ¿era una señal? …o ¿yo quería que lo fuese?…. Tomé una decisión el mismo día que di mi primera sesión, esa persona se desbloqueó,  lloró y me dio las gracias por la sesión. Decidí que quería más, quería aprender más para poder dar más.  ¿Era eso también una señal?

Lo era, y lo fui descubriendo poco a poco, empezaron a venir a mis sincronías, casualidades, serendipias, y la última y definitiva, se cambió el curso a otro día. 

Fui al segundo nivel de Reiki,  preparada con mis pañuelitos de papel para soltar todo lo que hiciese falta, coincido con 2 compañeros del nivel 1 y gente nueva,  me siento más tranquila, más abierta a recibir, y llego el momento mágico,  ya soy terapeuta de Reiki,  abulta mucho la palabra, lo que realmente siento es que podré darle reiki a mi madre siempre que me lo pida aunque no esté junto a mí, a mi padre,  a cualquier persona que quiera, y un pasito más en este camino,  un pasito enormemente grande, un pasito divino, un pasito mágico.

Una semana después, tengo una familia nueva habitando en mi corazoncito, una familia compuesta por , por supuesto,  Berta y Marcia, mis divinidades, Juanma y Juan Carlos, compis de nivel 1 y Alicia, Mercedes y Rocío, personas corrientes con un corazón inmenso y bello, lleno de amor. 

Berta nos habló de la crisis de sanación en los 21 días siguientes, que sería más emocional que la del nivel 1, quien me lo iba a decir,  entre nosotros comentábamos cosas, y cada uno sentía algo diferente, pero todo lleno de amor,  mi relación pegó un gran giro, llegué a entender algo que estaba trabando mi relación, que ahora fluye como un río en calma, y empecé a sentir, a sentir y a sentir,  hasta las pelotillas de mis calcetines mientras caminaba hacia el cole de mis hijos, escucho el silbar a un chico que iba por la otra acera;, en la cocina, con la campana puesta, la radio escuchando música y dale que te pego a los fogones, de repente, me paré, oooohhhh, que fuerte, escuchaba el tic tac del reloj colgado en la pared,  no me lo podía creer,  ¿por qué tenía esa sensibilidad en mis sentidos?

 Y llegó el culmen de todo, cuando mi marido se acostó y me abrazó, hasta el roce de las uñas en la sabana me molesto en los oídos, ¿esto iba a ser así los 21 días?, porque me dolía la cabeza, me sentía desbordada de sensaciones, y mientras tanto hay que seguir con la vida, con tus rutinas y deberes, pero con una sonrisa en el alma.

Bea en la actualidad está trabajando. Es nivel 3 de Reiki y acupunturo. Es una mujer trabajadora y muy buena madre. Siempre que puede da Reiki en presencia o a distancia.