Otro bello acto de amor que no pasa desapercibido

Laura es una de esas personas que observan y hacen lo que sea por mejorar el mundo. Es una activista del amor incondicional y sus gestos, muchos de ellos anónimos, elevan la frecuencia de los que están a su alrededor y por ende, de toda la humanidad.

Acabo de recibir un WhatsApp de ella en un grupo de voluntarios de Reiki que tenemos los miembros de la Asociación Namasté La plana.

Laura nos cuenta muy feliz:

Hoy he visto un acto bonito. Cuando volvía del Ateneo he pasado por delante de la estación, por allí siempre hay un mendigo pidiendo cuando el semáforo se pone en rojo. Pues del lado contrario al mío estaban parados por el semáforo, un conductor se ha bajado del coche y le ha regalado la chaqueta al mendigo,

Actos de amor como este no salen en las noticias. En Revista IMO nos encanta darle la importancia que tienen, porque en el mundo hay más luz que oscuridad, aunque de esta se hablé más.

Gracias por ser testigo de estos actos de amor y por compartirlos.