Otro bello acto de amor que no pasa desapercibido

Laura es una de esas personas que observan y hacen lo que sea por mejorar el mundo. Es una activista del amor incondicional y sus gestos, muchos de ellos anónimos, elevan la frecuencia de los que están a su alrededor y por ende, de toda la humanidad.

Acabo de recibir un WhatsApp de ella en un grupo de voluntarios de Reiki que tenemos los miembros de la Asociación Namasté La plana.

Laura nos cuenta muy feliz:

Hoy he visto un acto bonito. Cuando volvía del Ateneo he pasado por delante de la estación, por allí siempre hay un mendigo pidiendo cuando el semáforo se pone en rojo. Pues del lado contrario al mío estaban parados por el semáforo, un conductor se ha bajado del coche y le ha regalado la chaqueta al mendigo,

Actos de amor como este no salen en las noticias. En Revista IMO nos encanta darle la importancia que tienen, porque en el mundo hay más luz que oscuridad, aunque de esta se hablé más.

Gracias por ser testigo de estos actos de amor y por compartirlos.

¡NOTICIERO DESAM!

¡NOTICIERO DESAM!

Castellón, 1 de marzo de 2017

Escrito por Desam. Ferrández

 

¡Traigo Buenas noticias!

En la sociedad que vivimos no nos faltan las noticias, sin embargo tengo muy buenos sucesos que contar, de esos que no salen en el telediario ni en la televisión porque solo unos afortunados los presenciamos.

He tenido la suerte de poder vivir tres actos en donde la bondad del ser humano ha sido muy grande, gente buena existe, eso ya lo sabemos, pero tener la oportunidad de conocer a estas personas es un deleite para mi espíritu.

Voy a contar el primero: una persona ha extraviado su monedero con dinero tarjetas y demás, un hecho común nada relevante, sin embargo lo que sí es de destacar, es que como ahora no llevamos ningún número de teléfono anotado porque utilizamos los móviles, no había manera de localizar a la persona en cuestión, dentro de la cartera había una tarjeta del lugar donde yo trabajo, entonces la mujer que encontró dicho billetero, se molestó en llamar a la consulta para ver si conocíamos a la dueña del susodicho y poder devolvérselo. Me parece maravilloso no, lo siguiente. Esta señora la podía haber tirado al buzón, haberla llevado a la policía o podía haber encontrado otras maneras para deshacerse de la cartera, pero decidió interesarse e involucrarse más y localizarla para entregársela directamente, un acto digno de contar.

Otra situación: una clienta compra un producto y sale de nuestro trabajo, se va a una cafetería cercana donde se deja olvidada la bolsa con el producto, cuando la mujer llega a casa, no es de Castellón, nos llama comentando el despiste, una compañera mía se acerca a la cafetería pero habían hecho cambio de turno y no estaba el personal que había trabajado por la mañana, aun así lo buscan sin éxito, nos dicen que lo comentarían con las compañeras del anterior turno. Pasan los días sin tener noticias sobre el asunto hasta que viene la camarera que se encontró ese mismo día la bolsa en la cafetería, la había guardado tanto que no la había vuelto a ver, ja ja, cuando la descubre viene personalmente a devolver la bolsa, excusándose ya que se le olvidó comentarlo a los compañeros, podía haber pasado del asunto y sin embargo se molesta,  busca la dirección de la bolsa y viene al centro donde trabajo.

Fotografías Esteve

Por último voy a contar el caso de la maratón de Castellón: en dicha carrera fui acompañando en tramos a mi pareja como animadora, ja ja, me lo pase muy bien con el ambiente y la peña. En estos eventos hay numerosos actos de compañerismo preciosos, seguro que muchos que no pude ver sin embargo quiero contar este que paso delante de mí, un corredor estaba ya bastante apurado se quejaba de los gemelos e iba cojeando, casi arrastrándose, otro corredor que iba delante de él paró y lo acompañó durante los últimos kilómetros dándole ánimos, hasta llegar a la meta, a pesar de que el corredor exhausto decía a su rescatador que fuera a su ritmo este hizo caso omiso, se colocó a su lado y los dos al mismo ritmo siguieron los últimos minutos.

Así es que solo me queda finalizar diciendo… hay tanta gente buena que no va a salir en las noticias que quería contarlo, quería que alguien lo pudiese leer y pueda ver que los corazones son grandes y que vale la pena bendecir a toda la humanidad solo por estos tres actos.

Os amo. Gracias.

Laura Venzal renunciá a una Matrícula de honor

Nos hemos enterado que en el año 2014 Laura Venzal, una brillante estudiante mallorquina del colegio Madre Alberta, renunció a su Matrícula de honor, para que otra joven con menos recursos económicos, pudiese acceder con una beca a la universidad pública.

Aunque sea una noticia antigua hacemos eco de ella porque desde Revista IMO consideramos que hay ejemplos atemporales que conviene dar a conocer para que nos queden en el subconsciente, en la memoria colectiva. En una sociedad tan competitiva como la que tenemos, ceder tu matrícula de honor es mejor currículum que la nota magna. La excelencia no es un grado, es una actitud.

En la actualidad Laura estudia tercero de derecho en la universidad de Navarra, ha sido elegida como delegada de la Universidad de Navarra el pasado mes de septiembre.

Enhorabuena por tu enorme corazón, Laura.

Joshua Coombes, peluquero

Joshua Coombes es un peluquero de Exeter,  Inglaterra, un día cortó el pelo a un sintecho de su pueblo. Lo que sintió ese día le hizo cambiar su mundo, desde entonces sale a la calles de Londres y pueblos de alrededor para arreglar el pelo de los indigentes que se encuentra. Hace de media unos 10 arreglos a la semana. Puedes seguirle en su Instagram, pues su amigo fotógrafo Matt Spracklen  inmortaliza el antes y el después.

Han creado el hastag #dosoemthingfornothing (hazalgopornada) para que el mundo entero se anime a hacer labores altruistas como la suya. Se reciben mensajes desde Corea del Sur hasta de Brasil comentando lo que ha conseguido Joshua Coombes con su generosidad y con el buen uso de las redes sociales.

joshua

Foto de Joshua Coombes

Hay algo más importante que el dinero, o la acción material en sí, es el tiempo que se les dedica. Los sintecho se sienten que importan. Según dice Joshua, “Se trata de algo más que arreglar el cabello, se trata de conectar con la gente”. Y  desde luego que conectan con la esencia del ser. La alegría de las personas que han caído en sus manos la puedes ver en las fotos que suben a  Instagram

También puedes ver su web  www.dosomethingfornothing.net

¿Nos animamos a hacer algo por nada?

 

Hoy he sido testigo de otro milagro

Castellón, 4 de agosto de 2016

Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

 

Hoy salía de casa y me encontré con policía en el parque de enfrente. Me acerco a la “zona cero” limpiando de posibles energías desubicadas el parque, luego hago un símbolo y doy Reiki.
Veo una señora mayor tumbada mientras un joven intenta reanimarla sin parar durante un buen rato, hasta que llega el SAMU. Apartan al joven quien se va destrozado. me acerco a él y le doy las gracias, me mira y me responde que ha muerto en sus manos. Digo que soy buscador de ángeles y que sé que él es uno muy especial, que lo ha hecho muy bien y que todavía no tire la toalla, ha mantenido a la señora el tiempo justo.
Él va al bar donde estaba tomando una cerveza con amigos. Sigue triste.
Yo vuelvo con mi Reiki a ver a la señora. Doy Reiki a toda la escena, señora, familia, médicos y policía.
Siento mi mano derecha ardiendo.
Los médicos hacen un trabajo espectacular ayudados por la policía.
Sacan inyecciones y goteros…y la máquina desfibriladora, una màquina que hace electros…empieza a latir.
Voy a por el joven, está desconsolado.
Le digo que gracias a su acción los médicos la han recuperado, que es un ángel.
Nos abrazamos emocionados y me voy…Se llama Pau…es de esos jóvenes de los que no hablan en la tele…
es un ángel y yo he sido testigo de su proeza.
Gracias, Universo.
Hoy me siento vivo y orgullosamente humano.

Ángeles futboleros

En estos momentos de crisis que estamos viviendo aparecen siempre ángeles que iluminan un mundo que podría parecer oscuro, pero no son más que parte del juego de luces y sombras en el que estamos representados, es nuestro mundo.

Carmen Martínez Ayuso, una anciana de 85 años de Vallecas, iba a ser desahuciada por no poder pagar la deuda que contrajo al avalar un préstamo que pidió su hijo.

Gracias a la iniciativa de la Fundación del Rayo Vallecano, a la solidaridad de los jugadores, de los aficionados de Vallecas, evitaron que se quedara en la calle. Hicieron una colecta en un partido, habilitaron una Fila 0 y consiguieron suficiente dinero como para poder reconstruir la vida de la anciana.

Olé por la afición vallecana y por el club.

A los pocos meses, Carmen se enteró de que un antiguo portero del Rayo Vallecano, Wilfred Agbonavbare, está enfermo de cáncer. No dudó ni un segundo en donar a la familia de Wilfred la mitad, sí la mitad, de lo que había conseguido con las donaciones de la Fundación Rayo Vallecano, así los hijos del portero nigeriano podrán estar con él durante la enfermedad.

Lo que das, recibes, eso lo sabe Carmen muy bien.

 Carmen Martínez Ayuso no solo ha demostrado tener un corazón que no le cabe en el pecho, además ha demostrado que no hace falta tener más de lo necesario para poder tener un bienestar emocional, paz y equilibrio.

El bienestar se consigue dando, dejando fluir el amor incondicional. Lo que das, recibes, eso lo sabe Carmen muy bien.

Olé por Carmen. Olé, Olé, Olé.