2ª Conferencia de La Nueva Asociación del Voluntariado

Alicante, 27 de octubre de 2017

Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

El pasado jueves 19 de octubre tuvo lugar en Alicante, el segundo ciclo de conferencias que se ofrecen dentro del marco del Curso de Formación Avanzado de Voluntariado de Comunicación, Acción y Conciencia Siglo XXI organizado por La Nueva Asociación del Voluntariado.

En esta ocasión tuvieron a bien invitar a dos conferenciantes muy distintos. Primero habló Koldo Aldai, articulista y reportero según dicen en el programa de presentación al que he tenido acceso, pero Koldo es algo más. Es un hombre que trabaja para la unidad de ser. Sus palabras susurrantes, algo tímidas, encierran un misterio que no todos entenderán ahora. Después de Koldo tuvo su tiempo de charla el apocalíptico chamán Miyo Fiel, quien, con una mirada traviesa, nos invitó a irnos a vivir a la montaña porque, un día de estos, la ola de un gran tsunami arrasará las costas del mundo. Hoy es un gran día para morir, nos dice. Indudablemente que sí, por eso es bueno que “sólo por hoy” tengamos la conciencia tranquila y despierta y para ello es bueno darse el premio de escuchar a personas como Koldo y Miyo.

El evento fue presentado por Tomás Torío del Instituto de Comunicación Humanista  y Ray Gilabert, terapeuta y meditador, y moderado muy dinámicamente por Daniel Blanco, presentador  de televisión, locutor de radio y fundador de ReVerde.

 

Resumen de la Conferencia de Koldo Aldai titulada “Nuevo grupo de servidores del mundo”:

 

-Somos devotos de la humanidad en vistas de dar grandes saltos de conciencia.

-Un mundo nuevo está naciendo. ¿Las claves? La apertura, la integración. Somos más permeables.

-Venimos de muy diferentes circunstancias pero hemos acudido a la llamada en un momento trascendente con una actitud comprensiva.

-Únanse en torno a ideales por unos estrechos lazos de comunicación. Todas esas voluntades que se unen  se olvidan de sí mismas y se entregan a los demás. Caminan unidas en pos de un nuevo paradigma, una nueva civilización cuya clave de unión es la diversidad, la clave de los universos avanzados para llegar a la unidad.

-Respondamos a los grandes retos de la vida con tranquilidad.

-Recuperemos el poder que hemos entregado a terceros, para ello hemos de olvidarnos de las respuestas anteriores y hemos de escuchar a nuestra voz interior. Sentiremos que la vida tiene un sentido maravilloso.

-Vivamos el aquí y el ahora.

-La vida no es ese nihilismo materialista al que, afortunadamente, vamos dejando atrás para ahondar en nuestra propia naturaleza.

-El sentido de la vida es la entrega al prójimo.

-Nuestro momento es absolutamente privilegiado, la conciencia planetaria se está haciendo realidad. Los anteriores maestros sabían que iban a desaparecer pero también sabían que iban a sembrar. Los cátaros se entregaron por completo sabiendo que iban a desaparecer en la hoguera de cremar, pero sabían que iba a volver “el hombre de espíritu puro” y que un día llegaría la fraternidad que nunca desaparecerá.

-El mundo se ha ensanchado, las posibilidades del altruismo se han acrecentado.

-Únanse en torno a objetivos con espíritu de redes, de esas redes sociales, pues tenemos que atender a los signos de los tiempos, usemos las nuevas tecnologías, tenemos nuevas posibilidades. Aquí y ahora puedo ser gestor del nuevo paradigma.

-Cada uno escoge la vida que quiera vivir de cara o de espaldas a la humanidad.

-Hemos estado oyendo el “canto de sirenas de la felicidad” en forma de coches, placeres, del carro lleno de comida…pero el camino de la felicidad es el camino del altruismo.

-Hay una doble naturaleza humana, un doble impulso. En el románico se hablaba de la doble naturaleza, demonios y ángeles. ¿A qué naturaleza queremos dar fuerza? ¿A la violenta? ¿A la pacífica?

-La acción pura y desinteresada nos acerca a la verdadera felicidad.

-El olvido de nosotros mismos es agradecer al cielo poder atender a los demás, poder ser servidores de la humanidad.

-El prado no piensa en cómo y cuándo tiene que florecer, el alma no piensa en cómo y cuándo florece cuándo se entrega.

-Hemos de sentir esa necesidad de corresponder a la vida, servir por agradecer todo lo que tenemos.

-La espiritualidad es agradecimiento a la vida, al mar, a este momento, al reino vegetal, animal y mineral. Es agradecer y devolver todo lo que nos ha dado.

-Busquemos las oportunidades para el servicio más pleno. Hemos de encontrar el nuestro, cada uno el suyo en función de sus posibilidades, oportunidades y dones.

-Hay un cambio de paradigma en todos los ámbitos de la actividad humana. El viejo paradigma del “sálvese quien pueda” da paso a los servidores trabajando anónimamente para el servicio de la humanidad. No hay que destruir el viejo paradigma, el viejo modelo no es sostenible. No podemos trabajar en contra de…no podemos trabajar en la confrontación. Debemos ganar con el corazón. Los que trabajan en el viejo paradigma no conocen las bondades del nuevo.

-Según la RAE, terrícola es todo ser vivo que habita en la tierra. La solidaridad ha de ser con todos los reinos, el animal, el vegetal y el mineral, no solo con los humanos. No podemos ir a los supermercados y percibir el dolor de nuestros hermanos animales que han sufrido la industrialización de la ganadería.

-La humanidad no avanza a la deriva, hay un sueño de fraternidad. Ya hay muchos grupos pequeños trabajando, esperando el momento para unirse a nivel global.

-Somos luz, nos espera una estancia luminosa.

-La fraternidad es nuestra meta y nuestro ideal. La libertad es la primera ley del universo.

-Es indispensable sumar amor.

Koldo nos habló del pensamiento de Shantideva  y nos deleitó con este poema:

Que sea yo un protector para los desprotegidos,
un guía para los que viajan,
un bote, un puente, un vado
para los que desean la otra orilla.

Que el dolor de cada ser vivo
se elimine por completo.

Que sea yo el médico y el remedio,
y sea yo el enfermero
de todos los seres enfermos del mundo
hasta que estén todos curados.

Que a semejanza del espacio
y de los grandes elementos como la Tierra,
pueda yo siempre sustentar la vida
de los seres ilimitados.

Y que hasta que mueran del dolor,
sea yo también fuente de vida
para todos los reinos de seres diversos
que se extienden hasta los límites del espacio*

Shantideva.

 

 

Resumen de la Conferencia de Miyo Fiel titulada “Del aislamiento social a la conciencia colectiva. Espíritu de servicio”:

 

-Fortalecemos aquello que rechazamos.

-Hay diferentes formas de afrontar el camino pero nadie se mueve del camino.

-Se ha socializado la espiritualidad.

-Tenemos que ver la relación con uno mismo, desde lo viejo hasta lo nuevo. Somos desde el problema hasta la solución.

-Jamás podremos realizar una economía justa para todos.

-Este mundo es el problema, en este cuerpo, en este plano físico no vamos a encontrar la solución, pero es un camino a realizar.

-Estoy cansado de oír “daría mi vida por ti” pero yo te pregunto ¿Estarías dispuesto a ser eterno por mí?

-Se puede ser voluntario por huir, por miedo, para ligar, para encontrarse… nunca es alcanzable una mayor frecuencia que la que tenemos. Intentaremos ayudar pero no lo podremos hacer si no vemos nuestra sombra.

-Muérete. Hoy es un buen día para morir. Desataros y desapegaros de toda atadura, de todo apego. Este es el tiempo del desapego. Podemos ser libres si no estamos atados a las cosas.

-Tenemos un desván oscuro el cual podemos ver gracias a que el aire corre las cortinas y deja pasar algo de luz de vez en cuando. Primero vemos nuestros miedos, luego los problemas, al final del desván está, escondida, la sombra dorada de nuestros dones y mientras estén escondidos esos dones, estaremos dominados. Esa sombra boicotea nuestros dones, nuestro plan de vida.

-La espiritualidad significa “no mente”, si hay mente no hay espiritualidad. Espiritualidad es ir más allá de la mente. Cuando uno se entrega, la mente se calma.

-Hay que afrontar la sombra. La sombra oculta tesoros.

-La abuela araña, con todo el simbolismo sagrado de la araña como animal de poder, teje sus telas en las redes cósmicas del universo.

-Si no logramos entrar en ese cuarto de las sombras por miedo a las arañas, no podremos poner orden en nuestra mente. Las sombras ocultan la sombra dorada.

-La atención y la intención se juntan con otras fuerzas que hay a nuestro lado y que no vemos.

-Cuanto más luchas contra algo, más nos convertimos en ello.

-Cada vez más personas escuchan su voz interior, la música de las esferas.

-Olvídate de ti y mírate reflejado en el otro y que el otro se vea reflejado en ti. Cada cosa que se acerca a tu vida es lo que tenemos que ver. Cuando una persona viene y te saca de quicio, enfréntate a ello, esos son los grandes maestros.

-¿Cómo podemos servir si no nos servimos?

-Los cuatro jinetes del apocalipsis están desbocados, son los cuatro elementos. Observad como está el planeta, terremotos, tsunamis, maremotos, incendios… !Y lo qué está por venir!

-Sea lo que sea lo que te pase, métete en el corazón. “El amor” tiene poco que ver con la emoción, es la fusión con tu pareja, con un árbol o con el universo.

-Los árboles hoy son caminos de contemplación muy poderosos.

-El mundo élfico a ha despertado de nuevo.

-¿Cómo nos unimos a la sombra? ¿A otros mundos? Nos han acostumbrado a no meternos en el mundo de los sueños, ese era el mundo de Antoñita, la fantástica, nos decían. ¿Cómo nos unimos nosotros con nuestro doble? No sólo tenemos un vehículo…

-Somos seres eternos e inmortales. Lo más importante es Dios, el Dios que yo soy. En el proceso de evolución hemos sido 100 veces padres/madres y 100 veces hijos/as. Tenemos la obligación de educar y de dejar ir. Dejar los vínculos. El amor existe siempre, más allá de los vínculos.

-Este planeta está agotado. Es sostenible para 500 millones de personas y somos 8.000 millones. La llamada de María llegará pronto, aparecerá Niburu. Mirad la situación del planeta…confrontación, guerras, volcanes, independencia…

-Toda rebeldía permite el cambio. Rechazar el mal lo fortalece. Si queremos cambiar algo, creamos un mundo nuevo. Sin rebeldía no hay comprensión. Tenemos que entender lo que está pasando con el independentismo para saber de qué tenemos que independizarnos. España durante 250 años no perdió una batalla, recordad lo que hemos hecho en América. Dicen que no amamos la bandera española y tenemos ese sentimiento por conciencia planetaria.

-Lo que nos hacemos a nosotros se lo hacemos a los demás.

-El voluntario tiene la necesidad de abrazar su sombra.

-Tenemos en el plexo el freno de la evolución. Observen la palabra “esquizo freno”, “cortado por el diafragma”.

-¿Quieres asumir la autonomía que hemos de tener para asumir el servicio? Tenemos que pasar de la vida del trabajo a la del voluntariado.

-Hay un camino a través del silencio, del ensueño, que nos indica que somos dioses… Es el camino de la tercera dimensión unificada e integrada. Hemos de entrar en la sombra, en el mundo sutil y reconocer el dios que mora en cada uno de nosotros.

-El servicio del voluntario eleva la frecuencia del que es ayudado.

-Abrazar la sombra es salir de la tercera dimensión condicionada, la matrix, a la unificada y se consigue a través de la meditación, del misticismo.

-Hemos integrado la sombra y ya podemos servir a la humanidad, te olvidas de ti mismo y te entregas. Entras en ese mundo paralelo.

-Hay un desapego del cuerpo pero cuidando de él, devorado por el hábito del amor. Reconocer ese cuerpo de gloria que no es capaz de morir.

-Solo existe el instante, lo que sucede y cómo reaccionas.

-Hemos venido a este plano a jugar, unos a la luz y otros a la sombra. Cada vez que nos juntamos con una sombra formamos una personalidad, cuando nos juntamos con luz, formamos un Yo Soy, hasta eso hemos de trascender.

-Desde la llamada final hasta el Fin habrá 132 días, desde ese día de la llamada solo será vida de “servicio” para ayudar al cambio a los que no estén preparados.

-Tanto el bien como el mal son ilusiones. Hay un tercer punto desde el cual se ve todo objetivamente.

 

Estos son los apuntes de lo que he interpretado de estas interesantes y dispares ponencias. El punto de unión de ambas es la entrega y el servicio. Hemos de ayudar a todo aquel que no esté preparado para trascender. El voluntariado del siglo XXI trata de eso, de convertirnos en bodhisattva, aquel iluminado que rechaza alcanzar el Nirvana para ayudar a toda la humanidad a elevarse con él.

Estos ciclos de formación hacen que nos planteemos más preguntas que nos ayudan en el camino de la evolución personal. Quizás no estemos de acuerdo en todo lo escuchado pero siempre es interesante que nos hagan reflexionar. No creas todo lo que escuchas. Reflexiona, duda y busca respuestas, están en tu interior.

A todos los asistentes a las 4 conferencias se les dará un Certificado de haber terminado el Curso de Formación Avanzado de Voluntariado de Comunicación, Acción y Conciencia Siglo XXI.

Las próximas citas son el 10 de noviembre, con Nicolás Castellanos y Nadia Gulham y el 13 de diciembre, con Joan Garriga.

Gracias por organizar tan interesantes eventos.