Próximo Maratón de Terapias en beneficio de la Asociación MEF2C

Castellón, 14 de junio de 2017

Redacción: Revista IMO

 

Nos hemos juntado un grupo de Maestros de Reiki de la Asociación de Servicio de Reiki junto con otras dos asociaciones de Castellón, Antupainco y Namasté La Plana, para organizar lo que será un bello encuentro de almas en beneficio de la Asociación MEF2C.

 

¿Quiénes forman MEF2C? Pues un pequeño grupo de familias que tratan de conseguir fondos para que el doctor estadounidense Stuart Lipton pueda continuar con la investigación de la cura para la enfermedad en la universidad de california en San Diego.

Este síndrome se basa en la falta de un gen o parte de un gen del cromosoma 5. Concretamente, los niños de esta asociación tienen afectado el gen MEF2C. Esta enfermedad afecta al desarrollo psicomotor causando un retraso importante con rasgos del espectro autista y crisis epilépticas. Solo hay diagnosticados unos 60 casos en todo el mundo con esta rara patología, cuatro de ellos en España.

¿Os imagináis ser uno de esos niños? ¿O estar en la piel de sus familias?

Puedes ver toda la información sobre la asociación en su web

Nosotros vamos aportar un granito de arena para ayudar a la investigación, quizás sea muy poco, pero es, y eso es lo importante. No solo importa conseguir dinero, es importante dar a conocer la enfermedad ultraRara, difundirla y que sepan estos niños que no están solos. Celia de Castellón, Guillem de Valencia, Laura de Toledo, Alicia de Barcelona y Lisa de Bruselas, son los niños cuyas familias integran la asociación. No estáis solos. Lo saben.

El sábado 17 de junio estaremos en un bar que nos ha dejado sus instalaciones, es RUTA 175, situado en la Avda de Hermanos Bou, 175. Es un local que tiene aquello que hay que tener, espíritu solidario.

Maestros y terapeutas de Reiki, Técnica Metamórfica, Caricias de Mariposa, etc., que solidariamente vienen a dar su tiempo por esta noble causa estarán desde las 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:30 dando lo mejor de cada uno, amor.

A partir de las 20:00, Gregorio Soto, que viene desde las faldas de la montaña mágica de Montserrat, armonizará la jornada con una maravillosa Meditación Vibracional durante la cual se contará un hermoso cuento participativo que “desarrollará” el público asistente en base a un esquema ideado por dos de los organizadores, Jose y Desam.

Tras esto comenzará una Jam Session en la que podrán participar todo aquel que quiera contar un cuento, tocar percusión, o hacer hermosos cantos armónicos…dejemos que la creatividad fluya. Será precioso y emocionante.

Os esperamos…

Queremos que seas parte de un hermoso cuento.

Érase una vez un superhéroe que tenía el poder de hacer que la gente ame…

¿Continuamos el sábado?

 

Gracias a todos los que hacéis posible que este evento salga adelante.

 

Reiki me hace ser mejor persona

Madrid, 08 de junio de 2017

Artículo escrito por Jose Mª Escudero

La palabra Reiki significa Energía Vital Universal, eso es lo que yo llamo Amor Incondicional. Si tuviese que definir la energía Ki del universo lo haría tal cual hace el físico cuántico Amit Goswami sobre el átomo cuántico. Goswami ha unido ciencia y espiritualidad, y ese átomo cuántico del que habla es capaz de aparecer y desaparecer, no se traslada por el espacio, dice Goswami que es como un invisible vórtice de energía, como un huracán, uno no ve la energía del huracán, ve el polvo que arrastra. Nosotros estamos compuestos de átomos cuánticos, y ese átomo es energía de AMOR. Es Reiki, amor incondicional. Y dice Goswami que todos somos uno, lo mismo que la energía del universo, de amor. Por eso, me encanta la definición de activista cuántico, es una forma de decir que AMO y que no debo hacer daño al prójimo porque me lo haría a mí mismo.

Para mí el Reiki es una forma de vida, comenzó como terapia pero va más allá de unos símbolos y una imposición de manos.

Es verdad que como terapia complementaria está llegando a muchos lugares en muchos países, la medicina integrativa hace mucho bien, entre otras cosas porque abre mucho la mente y el corazón, los pone en equilibrio, en coherencia, esos son los principios para una correcta sanación.

Yo no digo que el Reiki haga milagros, si alguien ha de morir, morirá a pesar del Reiki, pero su muerte será especial. He visto familias que han quedado en “una extraña paz” cuando el hijo ha muerto de cáncer tras una larga quimioterapia complementada con el reiki. Las enfermeras me decían que es curioso como las familias que reciben reiki aceptan la muerte de una forma “sobrenatural”. El reiki ayuda a la aceptación, que no es resignación.

El reiki relaja, el Reiki abre la mente, somos despertadores de conciencia, y cada uno tiene el libre albedrio de volverse a dormir o hacer lo posible por mantener la llama que da luz y sentido a nuestras vidas. No es una religión, puedes ser de la religión que seas, si el Reiki te ayuda a ser mejor persona, bienvenido sea el Reiki.

El Reiki ayuda a trascender el ser. Ayuda a entender significado de la muerte al comprender el sentido de la vida.

Dicen que hubo, en la época de Jesús, un grupo de esenios llamados terapeutas, ¡que sanaban con las manos!

El fundador del Reiki, el maestro Usui, no hizo nada nuevo. Redescubrió, adaptó, llamadlo como queráis, y sus sucesores han hecho que llegué a nuestros días como lo está haciendo, pero no es la única forma de sanar con la imposición de manos, canalizando la energía de amor incondicional para lo mejor del receptor en el momento en el que lo recibe. No somos tan originales. A cada uno le llega su despertar en su momento y a su manera. Todo está bien tal y como es.

Lo que sí hizo Usui es escribir los fundamentos del Reiki en cinco líneas.

Sólo por hoy no te preocupes, no te irrites, medita, trabaja honestamente y se agradecido, Esa es la medicina espiritual para mantener la salud

¿Cuántas personas de este siglo son capaces de vivir en esa armonía Reiki?

Yo siempre digo que no tengo mejor argumento que una buena sesión de Reiki, si tienes dudas, te invito a una sesión. Elige bien tu terapeuta adecuado, siempre hay un alumno para cada maestro y un maestro para cada alumno.

Hace un tiempo, un paciente comenzó Reiki a la vez que su terapia con el psiquiatra por unos problemas de ansiedad tan típicos de nuestra actual sociedad. Cuando le dieron de alta dejó de venir a recibir su sesión de reiki semanal. El último día tuvimos una buena conversación. Me comentó que ya le daban el alta, que había mejorado pero que no podía decir si era por las medicinas o por el Reiki, su mujer le preguntó cómo se sentía tras una sesión de Reiki, él respondió que muy bien, pero que podía ser fruto del ambiente durante la sesión velas, música relajante, incienso…Su mujer volvió a preguntar si en la vida cotidiana se da esa hora de premio para relajarse y estar consigo mismo. La respuesta fue que no. Pues si el reiki te aporta esa hora de interiorizar, bienvenido sea el Reiki, respondió la mujer. “Date tu momento”.

El Reiki es una forma de meditación, hay pruebas científicas que demuestras las cualidades positivas de la meditación. Es una forma de sanar uno mismo, pero para eso hay que trabajar, el reiki facilita el encuentro con las emociones que hacen enfermar pero el receptor tiene que querer curarse como el que va a dejar de fumar, tiene que quererlo de verdad.

Hay un origen emocional para cada enfermedad, me encanta hacer de detective energético y averiguar ese origen emocional a cada cosa que me pasa, que pasa en mi entorno.

A mí me hace muy feliz ser como soy, no hago daño a nadie, en la medida en la que puedo ayudo al prójimo y elevo la frecuencia del planeta con estímulos y pensamientos positivos, pues como dice el biólogo molecular Bruce H. Lipton, los organismos que trabajan en equipo tienen mayor capacidad de supervivencia. Si dejamos de pensar como unidades independientes egoicas y más como moléculas de Una humanidad, pensaríamos más en construir que en destruirnos aunque solo sea por nuestra propia supervivencia.

Meditación de gratitud

Foto: Jose Mª Escudero Ramos

Meditación por Jose Mª Escudero Ramos

Cerramos los ojos, respiramos fuertemente tres veces…

Exhalamos, inhalamos tres veces. Tras ello ralentizamos la respiración…

Inhalamos y sentimos como el oxígeno llega a los pulmones…una célula va al corazón, elimina las emociones negativas, sentimos todo amor.

De ahí va al cerebro, elimina las ideas negativas.

Sentimos todo lo positivo de nuestro día.

La célula recorre la silueta del cuerpo por dentro, cabeza, tronco, piernas, píes, ahora que conoce el cuerpo hace lo mismo pero como si fuese una chispa de luz.

Recorre el cuerpo dejando una estela, una silueta de luz.

Somos luz.

Ponemos nuestras manos en paralelo sobre los muslos.

Imaginamos que hay una caja dorada entre ellas.

Abrimos la caja.

Observamos que dentro de la caja hay un pergamino y una pluma antigua, la acercamos a un tintero que contiene tinta dorada y escribimos un deseo que queremos que se cumpla en el pergamino, con la pluma antigua.

Visualizamos la punta de la pluma deslizándose sobre el pergamino, dejando nuestro deseo escrito en hermosas letras doradas.

Plegamos el pergamino y lo metemos en la caja, cerrándola.

Mandamos energía a nuestro deseo y agradecemos con la alegría de como si estuviésemos disfrutando de nuestro deseo una vez conseguido.

Lo hemos conseguido y estamos felices.

Agradecidos y muy felices.

Ponemos una de nuestras manos en el hombro contrario, es decir, la mano derecha en el hombro izquierdo y viceversa…nos damos un abrazo.

Nos amamos.

Sentimos la gratitud plena en nuestra alma.

Gracias, gracias, gracias.

Luz de estrellas de Maureen Garth, Reseña de libro

Castellón, 15 de marzo de 2017

Reseña realizada por Desam.Ferrández

 

  • Título: Luz de estrellas 
  • Autora: Maureen Garth
  • Nº de páginas: 117
  • Editorial: Oniro
  • ISBN: 978-84-9754-489-4
  • 1ª edición: 1998

Puedes comprar el libro en la librería virtual El Jardín del libro pulsando aquí

 

¡Qué bonito dormirse cómo las niñas…!

Anoche me dormí leyendo meditaciones para niños.

El título del libro es:

Luz de estrellas de Maureen Garth

 Me sentí niña.

 

 

Leí las meditaciones y practiqué alguna, éstas consiguieron calmar mi mente activa, dando quietud a mi alma saltarina.

Este libro de meditaciones para niños da vida a duendes, estrellas, lunas, animales, arcoíris y árboles. Los niños pueden hablar con los árboles y como yo también hablo con alguno, se que les será muy fácil hacer dichas meditaciones, porque no hay que inventarse nada, simplemente hay que sentirlo, conectando con el sentimiento de la naturaleza.

El libro también habla de la sintonía entre estos seres animados y los niños, dice palabras bonitas de respeto, de amor por la naturaleza y por todo el que vive allí, también les incita un poco a la imaginación.

Quiero revelaros como empieza las meditaciones, como va introduciendo a los peques en ese mundo mágico, aunque también sirve para grandes.

 

Preludio de la estrella:

Quiero que veas ahí arriba, por encima de tu cabeza, una estrella muy, muy bonita.

Quieres mucho a esa estrella porque es sólo tuya. Puede ser del color que más te guste… a lo mejor la ves morada o de color rosa… o amarilla… ¿O es de lunares? ¿Quizás plateada? Cómo esa estrella es sólo tuya, puede ser del color que escojas, o incluso de muchos colores.

Esa estrella tuya está llena de luz blanca, una luz blanca preciosa, brillante y resplandeciente.

Quiero que veas esa luz bajando hacia ti como un río hasta que te llega a la parte más alta de la cabeza. Y ahora quiero que lleves esa luz pura por dentro de la cabeza y la bajes por todo el cuerpo hasta que te llenes de maravillosa luz blanca.

Siente la luz bajándote por los brazos, hasta el final, hasta que notes que llega a las manos y te llena todos los dedos, uno a uno…

Siente la luz que te baja por el pecho, por el estómago, por la tripa, hasta abajo y llega a las piernas y cuando notes que ha llegado, sigue bajándola hasta que alcance los pies y luego siente la luz que inunda también los dedos de los pies uno a uno…

Ahora, quiero que mires dentro de tu corazón y que lo llenes de amor por toda la gente y los animales del mundo. Son amigos tuyos, tanto los pequeños como los grandes. ¿Ves cómo el corazón se te hace cada vez más grande? Se agranda porque lo tienes lleno de amor por la gente, por los animales y por ti, claro.

Ahora, tu ángel de la guarda está esperándote para envolverte con sus alas doradas, que te protegen, para llevarte a un jardín. El ángel tiene unas alas muy grandes y suaves, como las plumas. Todo el mundo tiene su ángel de la guarda, el tuyo te cuida y te protege siempre, por eso nunca estás sola. Es importante que no lo olvides y que sepas que siempre hay alguien que te quiere y que vela por ti.

Ahora, el ángel de la guarda te acompaña al jardín que es sólo para ti, pero antes de entrar quiero que mires ese árbol grande que hay fuera. Ese árbol se llama “árbol de los problemas” quiero que cuelgues en el árbol cualquier cosa que te preocupe…, a lo mejor te has peleado en la escuela, o a lo mejor no has podido hacer todo lo que te mandó el maestro, el árbol guardará todos los problemas que tengas con tus amigos o con tu familia. El árbol acepta todo lo que quieras colgar en sus ramas.

Tu ángel de la guarda está abriendo la verja para que entres y cuando entras, descubres unos colores como no los habías visto en la vida. Empápate de la belleza de las flores, de sus colores, de su tacto.. aspira su olor, la hierba es un verde vivo y el cielo de un azul precioso, con nubecillas blancas que parecen ovejitas. En tu jardín todo está muy tranquilo; reinan el amor y la armonía.

 

 Este es el preludio de las meditaciones con qué Maureen regalaba a su hija Eleanor cuando tenía 3 años, después de esta entrada ya introducía a la niña en el jardín y le hacía ver el arcoíris, un columpio, animales, un oso panda o lo que en ese momento se le ocurriera y al salir le daba la opción de coger el problema que había colgado en el árbol, aunque la mayoría de las veces se había olvidado de él.

La autora del cuento se dio cuenta que la calidad de la expresión escrita de la niña, la imaginación y la creatividad era muy alta, seguramente todas estas meditaciones le ayudaron a aumentar estas cualidades.

También hizo meditaciones en alguna ocasión para amigos de Eleanor, teniendo siempre mucho éxito entre los niños.

Maureen nos aconseja que sintamos lo que estamos leyendo, cómo estamos creando el paisaje que le estamos presentando al niño, porque si estamos dentro del cuento se narra con otra emoción. Es un lujo meternos en la historia, ver el ángel, los pájaros, las ardillas como hablan, el árbol como siente tu abrazo y como ambos nos estremecemos y apreciamos ese contacto, si lo cuentas desde el corazón esta impresión es para erizar la piel.

Estos cuentos en forma de meditación o esta meditación en forma de cuento cómo se quiera decir, refuerzan la seguridad y la creatividad de los niños, además desarrollan una conexión hermosa junto con unos lazos fuertes entre padres, hijos y naturaleza.

A los niños les ayuda a relajarse, a concentrarse y a desarrollar sus dotes intelectuales y artísticas, mientras se introducen en el plácido descanso nocturno, hasta que acaban en brazos del dulce Morfeo.

Gracias Maureen, porque me has hecho volver a mi niñez… con una gran sonrisa he contemplado el jardín con sus enanos y setas.

Gracias miles.

 

 

Meditaciones Toltecas para el día a día de Don Miguel Ruiz Jr.

Meditaciones Toltecas para el día a día

Autor: Don Miguel Ruiz Jr.

DATOS DEL LIBRO

Nº de páginas: 224 págs.

Encuadernación: Tapa blanda

Editorial: URANO

ISBN: 9788479538767

 

Meditaciones Toltecas para el día a día es un libro de meditaciones para guiar al lector occidental por el sendero nagual.

Tras una introducción que plantea preguntas que preparan tu mente para adentrar en profundidad en tu ser de una forma sincera, el libro continua con meditaciones tipo reflexiones adornadas con ejemplos muy cercanos que hacen que interioricemos y nos permitamos descubrir el verdadero yo, quitándonos etiquetas y viviendo el camino del despertar sin necesidad de escapar de nuestra realidad.

Vivir la senda del chaman en la vida cotidiana.

Está escrito por Don Miguel Ruiz Jr, hijo del chaman mexicano autor de Los cuatro acuerdos editado en España por Gaia  en el libro le menciona mucho, y pone ejemplos de experiencias que han podido compartir.

Un libro útil tanto si te estás iniciando en el mundo del autoconocimiento porque de una forma entendible te “hace trabajar” e interesante, si ya tienes un camino recorrido, porque te hace recordar, que nunca viene mal.

Es para leer con tiempo, día a día, poco a poco, dejando que se asienten las ideas surgidas de tus propias reflexiones.

Puedes comprar el libro en la librería virtual El Jardín del libro pulsando aquí

Sobre meditación.

Redactor: Jose Mª Escudero Ramos

Madrid, 31 de enero de 2016

Escribo esto tras mi sesión matinal de meditación. Me gustaría hacer como el  físico cuántico, el Dr. Amit Goswamit, a quien tuve oportunidad de entrevistar para el número dos de la revista IMO. Amit vive en permanente estado de meditación contemplativa. Vivir meditando desde que me despierto hasta que me duermo, para poder ser consciente de cada instante, alcanzar la consciencia plena de que todos somos lo mismo, y no solo sentir las emociones de los demás como si fuesen mías, sin permitir que me afectan, estando libre de todo apego a sentimiento e ilusión. Ayudar y ayudarme, verme a mi en el semejante y ser consciente de que lo que hago a los demás, malo o bueno, me lo hago a mi.

Me gustaría estar en constante estado de meditación contemplativa, meditar en movimiento en la vida cotidiana y acariciar al prójimo con mi sonrisa, para que pueda sentir mi amor incondicional al mismo tiempo que yo recibo el suyo como si fuese el mío propio, y amarme, que es lo que más nos cuesta, amarme más que a nada en el mundo para que pueda amar a los demás más que a mi mismo.

Meditando dejas de ser uno para llegar a ser todo. Me encanta sentirlo. La meditación, como el amor, una vez que lo integras en ti deja de ser una técnica o un estado para convertirse en una forma de vida.

Después de leer y presenciar horas de talleres y conferencias, toca asimilar y sacar de uno mismo lo mejor, para poder vivir una vida desde la quietud en movimiento, desde el amor incondicional, la entrega y la meditación, ya sea bajo la cúpula celeste, sintiendo un micro cosmos dentro de un cosmos que está dentro de otro enorme cosmos, o escuchando ese silencio ruidoso en la soledad contemplativa, buscada o impuesta.

¡Cómo es de maravilloso ese universo que a veces nos “impone” lo que necesitamos sin que nosotros lo sepamos!

En mi trabajo de documentación sobre meditación me ha encantado volver a leer a Marco Aurelio, Santa teresa de Jesús, a San Juan de la Cruz o muchas frases Zen de inmensa profundidad. En mi valiente ignorancia he descubierto a Miguel de Molinos, a quien leeré, así como a otros místicos franceses; he visto la relación entre la filosofía alemana y la mística, me ha acordado de mis clases de filosofía en las que estudiaba a Platón y salía diciendo que yo era Platónico, luego que si aristotélico, luego me convencía Kant, Schopenhauer, San Agustín o los pensamientos zen.

Y es que al final somos todos una misma verdad desde diferentes puntos de vista, todos somos uno y desde el respeto y el amor incondicional todos podemos convivir y aprender lo mejor de cada pensamiento para hacernos bien a nosotros mismos y a algo más que nos trasciende, hacer el bien a toda la humanidad para la que, lo sepamos o no, estemos a su servicio.

Mindfulness o cualquier tipo de meditación, ya se a contemplativa, Vipasana, Ayurveda, en movimiento… pueden ser herramientas, técnicas o maneras de vivir en el aquí y el ahora para poder conectar con nuestra esencia en relación a nosotros mismos y a los demás con el único fin de mejorar como individuos y, a su vez, mejorar esta humanidad.

Los beneficios para las personas que lo practicamos son innumerables, como veremos en un apartado de la revista. Te animamos a que empieces poco a poco y no te desanimes.

El mejor autotratamiento para estar sano y ser feliz es pensamiento positivo y meditación.

Meditación en movimiento (testimonio) por Desam. Ferrández

No voy a hablar de qué es la meditación ni de cómo hacerla ya que hay mucha información sobre el tema. Cada uno medita a su ritmo y, con la práctica,  personaliza su estado idóneo para poder encontrar la calma.

Si diré que, para mí, meditar es conectar con mi interior y no siempre me es posible ya que hay a veces que la mente “la loca de la casa como decía Santa Teresa” está muy activa y ni parando la puedo detener, sin embargo hay otras veces que nada más ponerme en posición, cierro los ojos conectando rápidamente conmigo y no importa lo que hay afuera, porque me aíslo de tal manera que no existe nada más que ese instante de conexión con mi interior, ese momento bello, único e irrepetible, porque, da igual las veces que medite, cada vez es diferente. A veces sueño, otras creo un proyecto, otras me voy de viaje y otras simplemente me quedo mirando la luz interna, esa luz que aun sabiendo que está ahí cuando la veo me cautiva y por mis ojos resbalan lánguidas lágrimas de gratitud y de felicidad, por poder disfrutar de este estado tan maravilloso.

Con esto no quiere decir que como yo medito es como se ha de meditar, con esto solo cuento mi forma de hacerlo, qué es otra más entre miles de maneras.

Camino a montserratLa meditación en movimiento es algo que me gusta mucho y que práctico con cierta regularidad y es simplemente vivir ese instante, dando un paso y poniendo plena atención en los detalles más mínimos, en esos que nuestro día a día pasan desapercibidos, cuando hago esta meditación veo hasta la diminuta hormiguita, aprecio la luz, el color se intensifica y observo todo detalle por pequeño que sea.

Voy a relatar parte de un camino que hice en pascua.

Es una meditación en movimiento al recorrer el último tramo del camino qué va a Montserrat, hubieron momentos muy preciosos, momentos de silencio y de interiorización, sin embargo el más impactante fue el último trecho, la subida al monasterio, sabíamos que era duro, empinado y que teníamos que ascender con un desnivel importante en pocos metros, era roca no había pista, doy gracias a esas magníficas escaleras naturales que nos encontramos por el camino, que ni el hombre las podría hacer igual, el camino estaba lleno de piedras sueltas dónde era importante asentar bien el pie para no dar un traspiés, sin prisa caminábamos, cuando teníamos que descansar parábamos, comíamos algo, bebíamos y seguíamos.

Solo veíamos rocas, piedras altas enormes y poderosas, pude conectar con ellas y sentir toda su fuerza. Apreciando su magnitud, ellas me decían que eran más importantes que el propio monasterio, sin embargo no lo decían de forma altiva o prepotente, solo me lo decían para que me diera permiso en sentir cada segundo de esta ruta, aunque nuestra meta era el monasterio.

En este camino me di cuenta de muchas cosas, una muy importante que el destino o la meta no es lo realmente importante, lo que de verdad importa es el camino, como lo vivas, cómo lo sientas y cómo crezcas en él.

Aquí en un momento dado agradecí hasta las piedras, si, hasta las preciosas piedras, agradeciendo porque han decidido estar en ese sitio y hacer lo que hacen, para que yo pueda poner mis pies sobre ellas, eso es humildad, han querido vivir en esta vida para estar debajo de los pies de los demás, han elegido este sitio para también ellas poder hacer su camino, así es que les agradecí por soportar mi peso, porque aunque mis pies intentarán ser livianos y no hacerles daño, el peso del resto de mi cuerpo descansaba sobre ellas, sobre todas y cada una de las piedras que pasaron por debajo de mis pies, hubo una piedrita negra que llamó mi atención, la cogí, la mire, me gustó, me la puse el bolsillo y pensé para mi casa que estás muy linda, al cabo de los metros cuando yo ya no me acordaba de esta piedra, me llamo y me dijo para que me quieres en tu casa, ¿Para ponerme en una vitrina? ¿Para estar encerrada en una jaula cómo se encierran a las mascotas? ¿De verdad crees que yo he venido para que tú me encierras? ¿De verdad crees que no es aquí donde debo de estar? entonces fui consciente de lo que iba a hacer y la solté, la libere en su camino, eso si la solté unos metros más arriba. Me imaginé que de repente vivía en un mundo de gigantes y que me habían visto pasar, que yo les llamaba la atención porque era pequeña y me cogían para encerrarme en una jaula por ser diferente a ellos, le doy gracias a la piedra por ofrecerme otra enseñanza más, quién soy yo para quitar una piedra de un Lugar, yo, humana empeñada en llevarme recuerdos, ¡NO! esto ya es  pasado, ahora ya no lo vivo así, ya no lo puedo permitir, hay libertad para mí y para el resto. Ni corto flores ni cojo piedras.

En los caminos, como en el día a día, hay muchas enseñanzas, depende de nosotros si queremos aprenderlas o repetir tramos del camino.

Ha sido mi primer camino, sin embargo me ha gustado tanto que seguro recorro más de uno, así es que se preparen los caminos que igual me hago peregrina.

En este viaje ha habido de todo, horas y horas de silencio, conexión total con mi compañero de camino y con la naturaleza, entrábamos en un bosquecito y sin decirnos nada nos callábamos En ningún momento nos hizo falta decir al compañero necesito silencio ya que los dos íbamos en la misma sintonía, en la misma frecuencia, curiosamente y sin decírnoslo estábamos pensando en lo mismo. Esto también es meditación, escuchar lo que el cuerpo necesita, desprenderme del chaleco del miedo y cogerme del bastón de la confianza, para vivir intensamente ese corto segundo, que pasa rápido y no se repite.

Te doy gracias a ti por invertir tu tiempo en estas letras, que aunque no es más que una historia, esta vivida desde la contemplación y la veneración a la naturaleza a través del corazón.

Desam. Ferrández

 

 

Paseo por la Senda de los Duendes

senda

El próximo sábado 2 de julio, aprovechando que el Coro Elsëgord canta el el convento de San Antonio un concierto dedicado a Música y Naturaleza, mi amiga Desam y yo vamos a dirigir un paseo por la Senda de los Duendes, en La Cabrera, en la sierra pobre de Madrid.

La idea es comenzar a las 6:00 pm, se ruega puntualidad.

Haremos una corta caminata entre árboles, hablaremos del poder de comunicación de los árboles, buscaremos a los duendes que nos quieran dar la bienvenida y abrazaremos árboles.

Terminaremos con una meditación de los cinco sentidos.

A las 7:45 pm, por eso pedimos puntualidad, iremos al convento para escuchar el maravilloso concierto que nos tienen preparado, lleno de sorpresas de la naturaleza, con la historia de la primera iglesia románica de la comunidad de Madrid. Mi amigo Ramón Gil, gracias a quien escribí la letra para el villancico madrileño, dirige el coro Elsëgord.

 

Más información aquí

 

Noche de San Juan 2016

Noche-de-San-Juan-1

Si no podemos cambiar el mundo, al menos podemos cambiar la forma en que lo vemos.

Meditando.

www.susurrosdeluz.com y Revista IMO organizamos La Noche de  San Juan por el aniversario de la Revista.

Trae una vela y un frasco de cristal

Te esperamos el jueves 23 a las 21:00 detrás del palacio de Cristal del Retiro

Si tienes dudas o quieres consultar algo llama a Jose Escudero al 639608805

Meditación Nº2, La Muerte

 

Espalda recta, pies en paralelo, vamos a relajarnos y a dejar que fluya a través nuestro algo maravilloso.

Estamos haciendo una meditación guiada.

Expulsamos todo el aire de nuestros pulmones por la boca, hasta vaciarlos.

Respiramos por la nariz llenando los pulmones con aire de energía renovada, hasta llenar los pulmones hasta la boca del diafragma, depende de nuestra capacidad pulmonar, tardaremos más o menos…así hasta tres veces.

Sentimos las raíces que salen de nuestros pies y se conectan con el centro de la tierra. Pachamama, se conectan con el universo, los seres de luz más avanzados en el amor incondicional.

En nuestro corazón vemos como si fuese una cueva, una llama comienza a encenderse, como una hoguera que expande su luz por todo el cuerpo.

Ahora hemos dejado de ser nosotros mismos para llegar a ser un todo de amor incondicional.

Sentimos el calor de la fogata, amor, por nuestro cuerpo.

Sentimos y amamos sin límites, porque en el plano energético dónde estamos, dejamos de ser para llegar a SER, entendemos todo.

Entendemos que somos seres de luz más o menos avanzados, somos como ángeles que hemos venido a este mundo a dejar una enseñanza, un mensaje y también para aprender, aprender a amar como humanos, porque como seres de pura energía somos puro amor incondicional.

Y amamos sin apegos, porque somos libres, dejamos que todos sean libres y vengan a este plano a enseñarnos a amar, aunque duela, aunque se vayan pronto…quizás sea porque ya han dejado la semilla, su huella, su mensaje y nos hayan enseñado a amar, amar sin apegos, amar la esencia del ser, la luz…la luz que a todos nos une.

Ahora que hemos dejado de ser, con minúsculas, podemos llegar a sentir y entender…entender que todo pasa por algo, y aunque en el plano terrenal duela y no le encontremos sentido, todo pasa por algo, el universo no hace nada en balde. Es sabio. Somos sabios.

Hay un dicho, cuando nacemos todos ríen y yo lloro, cuando morimos, yo rio y todos lloran…pero ahora yo entiendo. COMPRENDO la inmensidad de la vida a través de la transcendencia de la muerte, y muero y estoy vivo y comprendo, entiendo que todos somos lo mismo y os pido que sufráis lo justo, porque tras un sufrimiento hay una evolución…

Ahora podemos sentir a los seres de luz, nuestros guías que juegan alrededor nuestro, felices, se ríen…sentimos como  luces de colores que nos susurran y nos dan calor con sus alas. Es el puro amor incondicional.

Les sentimos un rato…bailando, jugando, riendo

Ahora les dejamos ir… Nos despedimos sabiendo que están bien, que todos somos parte de un todo, la unicidad, que cuando los necesitemos les podremos sentir, en nuestros corazones, pero les dejamos ir porque son libres, les amamos, sin apego. Eso es el amor.

Poco a poco vamos a sentir el calor en nuestras manos, en nuestro cuerpo. Volvemos a ser, dejando la energía que no nos corresponde vuelva a su lugar en el universo. Nos quedamos cada uno con lo suyo. Y el amor incondicional del universo.

Ahora comprendemos que todo pasa por algo.

Ponemos las manos en posición GASHO y agradecemos al universo todas sus enseñanzas.