Luz de estrellas de Maureen Garth, Reseña de libro

Castellón, 15 de marzo de 2017

Reseña realizada por Desam.Ferrández

 

  • Título: Luz de estrellas 
  • Autora: Maureen Garth
  • Nº de páginas: 117
  • Editorial: Oniro
  • ISBN: 978-84-9754-489-4
  • 1ª edición: 1998

Puedes comprar el libro en la librería virtual El Jardín del libro pulsando aquí

 

¡Qué bonito dormirse cómo las niñas…!

Anoche me dormí leyendo meditaciones para niños.

El título del libro es:

Luz de estrellas de Maureen Garth

 Me sentí niña.

 

 

Leí las meditaciones y practiqué alguna, éstas consiguieron calmar mi mente activa, dando quietud a mi alma saltarina.

Este libro de meditaciones para niños da vida a duendes, estrellas, lunas, animales, arcoíris y árboles. Los niños pueden hablar con los árboles y como yo también hablo con alguno, se que les será muy fácil hacer dichas meditaciones, porque no hay que inventarse nada, simplemente hay que sentirlo, conectando con el sentimiento de la naturaleza.

El libro también habla de la sintonía entre estos seres animados y los niños, dice palabras bonitas de respeto, de amor por la naturaleza y por todo el que vive allí, también les incita un poco a la imaginación.

Quiero revelaros como empieza las meditaciones, como va introduciendo a los peques en ese mundo mágico, aunque también sirve para grandes.

 

Preludio de la estrella:

Quiero que veas ahí arriba, por encima de tu cabeza, una estrella muy, muy bonita.

Quieres mucho a esa estrella porque es sólo tuya. Puede ser del color que más te guste… a lo mejor la ves morada o de color rosa… o amarilla… ¿O es de lunares? ¿Quizás plateada? Cómo esa estrella es sólo tuya, puede ser del color que escojas, o incluso de muchos colores.

Esa estrella tuya está llena de luz blanca, una luz blanca preciosa, brillante y resplandeciente.

Quiero que veas esa luz bajando hacia ti como un río hasta que te llega a la parte más alta de la cabeza. Y ahora quiero que lleves esa luz pura por dentro de la cabeza y la bajes por todo el cuerpo hasta que te llenes de maravillosa luz blanca.

Siente la luz bajándote por los brazos, hasta el final, hasta que notes que llega a las manos y te llena todos los dedos, uno a uno…

Siente la luz que te baja por el pecho, por el estómago, por la tripa, hasta abajo y llega a las piernas y cuando notes que ha llegado, sigue bajándola hasta que alcance los pies y luego siente la luz que inunda también los dedos de los pies uno a uno…

Ahora, quiero que mires dentro de tu corazón y que lo llenes de amor por toda la gente y los animales del mundo. Son amigos tuyos, tanto los pequeños como los grandes. ¿Ves cómo el corazón se te hace cada vez más grande? Se agranda porque lo tienes lleno de amor por la gente, por los animales y por ti, claro.

Ahora, tu ángel de la guarda está esperándote para envolverte con sus alas doradas, que te protegen, para llevarte a un jardín. El ángel tiene unas alas muy grandes y suaves, como las plumas. Todo el mundo tiene su ángel de la guarda, el tuyo te cuida y te protege siempre, por eso nunca estás sola. Es importante que no lo olvides y que sepas que siempre hay alguien que te quiere y que vela por ti.

Ahora, el ángel de la guarda te acompaña al jardín que es sólo para ti, pero antes de entrar quiero que mires ese árbol grande que hay fuera. Ese árbol se llama “árbol de los problemas” quiero que cuelgues en el árbol cualquier cosa que te preocupe…, a lo mejor te has peleado en la escuela, o a lo mejor no has podido hacer todo lo que te mandó el maestro, el árbol guardará todos los problemas que tengas con tus amigos o con tu familia. El árbol acepta todo lo que quieras colgar en sus ramas.

Tu ángel de la guarda está abriendo la verja para que entres y cuando entras, descubres unos colores como no los habías visto en la vida. Empápate de la belleza de las flores, de sus colores, de su tacto.. aspira su olor, la hierba es un verde vivo y el cielo de un azul precioso, con nubecillas blancas que parecen ovejitas. En tu jardín todo está muy tranquilo; reinan el amor y la armonía.

 

 Este es el preludio de las meditaciones con qué Maureen regalaba a su hija Eleanor cuando tenía 3 años, después de esta entrada ya introducía a la niña en el jardín y le hacía ver el arcoíris, un columpio, animales, un oso panda o lo que en ese momento se le ocurriera y al salir le daba la opción de coger el problema que había colgado en el árbol, aunque la mayoría de las veces se había olvidado de él.

La autora del cuento se dio cuenta que la calidad de la expresión escrita de la niña, la imaginación y la creatividad era muy alta, seguramente todas estas meditaciones le ayudaron a aumentar estas cualidades.

También hizo meditaciones en alguna ocasión para amigos de Eleanor, teniendo siempre mucho éxito entre los niños.

Maureen nos aconseja que sintamos lo que estamos leyendo, cómo estamos creando el paisaje que le estamos presentando al niño, porque si estamos dentro del cuento se narra con otra emoción. Es un lujo meternos en la historia, ver el ángel, los pájaros, las ardillas como hablan, el árbol como siente tu abrazo y como ambos nos estremecemos y apreciamos ese contacto, si lo cuentas desde el corazón esta impresión es para erizar la piel.

Estos cuentos en forma de meditación o esta meditación en forma de cuento cómo se quiera decir, refuerzan la seguridad y la creatividad de los niños, además desarrollan una conexión hermosa junto con unos lazos fuertes entre padres, hijos y naturaleza.

A los niños les ayuda a relajarse, a concentrarse y a desarrollar sus dotes intelectuales y artísticas, mientras se introducen en el plácido descanso nocturno, hasta que acaban en brazos del dulce Morfeo.

Gracias Maureen, porque me has hecho volver a mi niñez… con una gran sonrisa he contemplado el jardín con sus enanos y setas.

Gracias miles.