Entrevistando a… Koldo Aldai, un alma entregada al servicio

Entrevista realizada en Alicante, el 19 de octubre de 2017 por Jose Mª Escudero Ramos

 

En la biografía de Koldo Aldai que la editorial IshtarLunaSol tiene en su web a disposición de sus lectores, he visto el mejor resumen de la vida de este prolífico hombre. En cuatro líneas nos dicen que es patrono de la Fundación Ananta, creador de Portal Dorado y cofundador del Foro Espiritual de Estella. En dicha bio mencionan los estudios realizados y que colaboró con una  gran variedad de revistas como Año Cero o Más allá, entre otras.

En su página web, Koldo, autor de libros poesía, teatro, narrativa y ensayo, con títulos como El corazón de las palabras o Testigos de Esperanza, tienes la posibilidad de descargarte un montón de material que pone a disposición de los lectores. Su generosidad da como resultado que el sueño que muchos tenemos de que un mundo mejor es posible, se haga realidad.

 

IMO: Muchas gracias por atendernos, Koldo. ¿Cómo te definirías en este momento de tu vida?

Koldo: Como un trabajador más que intenta, como tantas otras personas hacer, de este, un mundo mejor. Un mundo en el que premien más los valores del cooperar y el compartir. Un mundo más verde, más justo, más sostenible, un mundo en el que haya sitio para todos.

IMO: Parece que lo tenemos difícil pero yo creo que hay mucha gente despertando que no sale en las noticias, sale más la sombra que la luz.

Koldo: Sí, yo creo que esa es la verdadera noticia, la que no aparece en los medios de comunicación, las que no saltan a las cabeceras. Hay una conspiración planetaria, hay una conspiración silente, una conspiración no violenta que heredará la tierra. Una conspiración que está naciendo en lo más profundo de nuestros corazones, por eso es silente y por eso no hace ruido.

IMO: ¿Cómo invitas a la gente a hacer un mundo mejor? ¿Qué se actúe por imitación para inculcar valores?  Si yo hago esto y ves que va bien, hazlo…

Koldo: Yo no hablaría tanto de imitación como de dejar que cada quien desarrolle sus dones, sus peculiaridades, conscientes de que cada quien tiene una nota particular que tocar. Lo que es importante es buscar la posibilidad, encontrar la oportunidad de servicio y cada quien expresarse en función de esa posibilidad, de esa potencialidad, de esos dones que Dios nos ha dado. Cada quien es muy singular y tiene una aportación muy particular que hacer a este plan que, de alguna forma, todos y todas estamos empujando.

IMO: Es como un puzzle ¿No? Todos tenemos unos huecos determinados al lado nuestro que hace que todo encaje perfectamente cuando encontramos nuestras piezas colindantes adecuadas.

Koldo: Exactamente. Ese símil es muy acertado, como lo es el símil de la orquesta, cada uno tiene su instrumento, tiene su nota muy particular, entre todos conformamos una sinfonía, una sinfonía nueva que está anunciando un mundo nuevo que de alguna forma estamos viendo ya surgir en tantos aspectos de la vida.

IMO: Una sinfonía en la que hasta los silencios son valiosos, si no sería caos.

Koldo: Evidentemente, a veces no es tanto hacer el movimiento, como mantenerse en la actitud de silencio, de serenidad, de compasión.

IMO: ¿Puedes contarnos alguna experiencia o anécdota que te haya emocionado de alguno de tus talleres?

Koldo: En los talleres vivimos momentos de profunda comunión en el que las almas se abren, y a veces es esa sencilla apertura del alma lo que reporta momentos muy bellos, muy mágicos, al conjunto del grupo. Basta abrirnos desde lo más profundo para revelarnos como almas. Cuando nos revelamos como almas vivimos momentos profundos, mágicos, fraternos, inolvidables.

IMO: Eso quiere decir que en la vida cotidiana vivimos encerrados en nosotros mismos ¿Nos da miedo mostrarnos?

Koldo: Sí, en la vida cotidiana, como bien apuntas, a veces nos movemos por rutinas, por impulsos previamente aprendidos. No nos dan la oportunidad de dar importancia y conciencia al instante, al instante sereno, tranquilo, en paz, que posibilita que el alma aflore. Somos alma al fin y al cabo, lo que pasa es que a menudo es la personalidad la que toma la delantera y se expresa por nosotros.

IMO: La personalidad que adoptamos según la educación que recibimos…

Koldo: Sí, basada en la educación y basada en tantos otros factores que nos influyen. Estamos aquí en la tierra, de alguna forma, para manifestarnos como almas, somos esencialmente eso.

IMO: Almas de seres de luz, de amor ¿Esa es nuestra esencia?

Koldo: Sí, sí, lo que pasa es que la personalidad toma demasiado a menudo las riendas de nuestras vidas.

IMO: ¿El ego?

Koldo: Exactamente.

IMO: Si tuvieses la posibilidad de volver al pasado y encontrarte con el pequeño Koldo de 13 años, ¿Qué consejo te darías?

Koldo: Muy buena pregunta… muy buena pregunta…demasiados consejos me daría.

Haría las cosas muy diferente, muy diferente, abismalmente diferente.

Más templadas las cosas…Más compasivo, más comprensivo, más tolerante… bueno, Para qué te voy a contar yo?

IMO: ¿Cuándo tuviste “el despertar”?

Koldo: Muy tarde

IMO: Nunca es tarde…

Koldo: si la dicha es buena… a cada uno le llega en el momento en el que le tiene que llegar.  El caso es tener la determinación de seguir en este camino de percepción, en este camino de purificación, y aprender de nuestros errores, por muchos que se vayan acumulando, que no son pocos.

IMO: ¿Podemos hablar de perdón? ¿O no hace falta perdonar ni perdonarse?

Koldo: Sí,  es imprescindible. El perdón es la puerta de la iniciación. El perdón a nosotros mismos y el perdón a los demás. En realidad es un mismo perdón. El perdón a los demás es imprescindible, es salir de la actitud de la víctima, conocer las leyes, conocer las leyes superiores, conocer la ley del karma y saber que nada viene porque sí, la casualidad es ese desconocimiento de esa ley y la justicia divina, la justicia superior es exquisita, es infalible. No nos ocurre nada que no nos tenga que ocurrir, por muy difícil que se nos haga a menudo comprender este axioma, esto es muy importante, no nos ocurre nada que no nos tenga que ocurrir. Tenemos que perdonarnos a nosotros mismos por los errores del pasado y tenemos también que perdonar a los demás por los errores que cometen para con nosotros. Es dando como recibimos, es perdonando como seremos perdonados. Muriendo es como renacemos a la vida eterna. Entonces el perdón es la primera puerta iniciática. Sin compasión, sin comprensión, no podemos apoyar el sendero de la aspiración, el sendero del discipulado, es el ABC en estos tiempos convulsos, en estos tiempos de prueba, de graduación, es muy importante tener esta máxima en cuenta.

IMO: La trascendencia del ser entonces es la compasión y el perdón, ¿es cuando empiezas a trascender al ser para poder elevarse?

Koldo: Empezamos a trascender el ego, la personalidad que decíamos antes, para llegar a ser, nuestra esencia es amor. Lo que pasa es que a menudo es nuestra personalidad egoísta la que se adueña de nosotros y estamos aquí para descubrirnos en nuestra esencia, para descubrirnos cada día como más y más amor. Por eso bajamos, por eso estamos en la tierra.

IMO: Recomiéndanos una película que te haya marcado especialmente.

Koldo: Mi cultura cinematográfica es pobrísima. Me emocionan las películas como La vida es bella, La Misión. No puedo aportar mucho más…Mamma mía, si salimos del plano espiritual.

IMO: Y un libro…

Koldo: Ahí sí, pues aviniéndose a lo que hoy nos concita, para mi ha sido muy importante Sirviendo a la humanidad del Maestro tibetano, es una recopilación en torno al servicio, al altruismo, de todos los libros del Maestro Tibetano transmitido a la humanidad a través de Alice Bailey.

IMO: Para ti es esencial servir. ¿No?

Koldo: Ojala. Si yo hablo de estos temas no es porque yo sea persona plenamente consagrada al servicio sino que estoy en el camino hacia la plena consagración, lo cual todavía dista mucho.

IMO: Bueno, estamos en el camino, eso es importante.

Koldo: La voluntad, el anhelo…

IMO: ¿Qué pregunta te harías si tuvieses que hacerte a ti mismo una pregunta?.

Koldo: He ejercido muchos años de entrevistador y se me hace difícil… Son cuestiones más íntimas que confieren un poco a la esfera más personal lo que yo a mi mismo me interrogo, me pregunto, me demando, que no es poco. Tenemos que estar continuamente interrogándonos, cuestionándonos, y continuamente replanteándonos todo aquí. Trato de hacer ese ejercicio de recopilación, de cuestionamiento en todo momento. Lo que hacemos, lo que decimos y lo que obramos. Muy importante ser muy críticos con nosotros mismos, a la vez que también ser compasivos con nosotros mismos. Hay que saber cuestionarnos cuando no hacemos las cosas debidamente.

IMO: Si no ves la sombra no puedes ir a la luz. Pues muchas gracias por compartir tu sabiduría.

Y nos despedimos de un cálido abrazo, tras el cual me senté en el salón de actos para escuchar su magnífica conferencia “Nuevo grupo de servidores del mundo” organizada por La Nueva Asociación del voluntariado. Podéis leer el artículo aquí.

 

2ª Conferencia de La Nueva Asociación del Voluntariado

Alicante, 27 de octubre de 2017

Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

El pasado jueves 19 de octubre tuvo lugar en Alicante, el segundo ciclo de conferencias que se ofrecen dentro del marco del Curso de Formación Avanzado de Voluntariado de Comunicación, Acción y Conciencia Siglo XXI organizado por La Nueva Asociación del Voluntariado.

En esta ocasión tuvieron a bien invitar a dos conferenciantes muy distintos. Primero habló Koldo Aldai, articulista y reportero según dicen en el programa de presentación al que he tenido acceso, pero Koldo es algo más. Es un hombre que trabaja para la unidad de ser. Sus palabras susurrantes, algo tímidas, encierran un misterio que no todos entenderán ahora. Después de Koldo tuvo su tiempo de charla el apocalíptico chamán Miyo Fiel, quien, con una mirada traviesa, nos invitó a irnos a vivir a la montaña porque, un día de estos, la ola de un gran tsunami arrasará las costas del mundo. Hoy es un gran día para morir, nos dice. Indudablemente que sí, por eso es bueno que “sólo por hoy” tengamos la conciencia tranquila y despierta y para ello es bueno darse el premio de escuchar a personas como Koldo y Miyo.

El evento fue presentado por Tomás Torío del Instituto de Comunicación Humanista  y Ray Gilabert, terapeuta y meditador, y moderado muy dinámicamente por Daniel Blanco, presentador  de televisión, locutor de radio y fundador de ReVerde.

 

Resumen de la Conferencia de Koldo Aldai titulada “Nuevo grupo de servidores del mundo”:

 

-Somos devotos de la humanidad en vistas de dar grandes saltos de conciencia.

-Un mundo nuevo está naciendo. ¿Las claves? La apertura, la integración. Somos más permeables.

-Venimos de muy diferentes circunstancias pero hemos acudido a la llamada en un momento trascendente con una actitud comprensiva.

-Únanse en torno a ideales por unos estrechos lazos de comunicación. Todas esas voluntades que se unen  se olvidan de sí mismas y se entregan a los demás. Caminan unidas en pos de un nuevo paradigma, una nueva civilización cuya clave de unión es la diversidad, la clave de los universos avanzados para llegar a la unidad.

-Respondamos a los grandes retos de la vida con tranquilidad.

-Recuperemos el poder que hemos entregado a terceros, para ello hemos de olvidarnos de las respuestas anteriores y hemos de escuchar a nuestra voz interior. Sentiremos que la vida tiene un sentido maravilloso.

-Vivamos el aquí y el ahora.

-La vida no es ese nihilismo materialista al que, afortunadamente, vamos dejando atrás para ahondar en nuestra propia naturaleza.

-El sentido de la vida es la entrega al prójimo.

-Nuestro momento es absolutamente privilegiado, la conciencia planetaria se está haciendo realidad. Los anteriores maestros sabían que iban a desaparecer pero también sabían que iban a sembrar. Los cátaros se entregaron por completo sabiendo que iban a desaparecer en la hoguera de cremar, pero sabían que iba a volver “el hombre de espíritu puro” y que un día llegaría la fraternidad que nunca desaparecerá.

-El mundo se ha ensanchado, las posibilidades del altruismo se han acrecentado.

-Únanse en torno a objetivos con espíritu de redes, de esas redes sociales, pues tenemos que atender a los signos de los tiempos, usemos las nuevas tecnologías, tenemos nuevas posibilidades. Aquí y ahora puedo ser gestor del nuevo paradigma.

-Cada uno escoge la vida que quiera vivir de cara o de espaldas a la humanidad.

-Hemos estado oyendo el “canto de sirenas de la felicidad” en forma de coches, placeres, del carro lleno de comida…pero el camino de la felicidad es el camino del altruismo.

-Hay una doble naturaleza humana, un doble impulso. En el románico se hablaba de la doble naturaleza, demonios y ángeles. ¿A qué naturaleza queremos dar fuerza? ¿A la violenta? ¿A la pacífica?

-La acción pura y desinteresada nos acerca a la verdadera felicidad.

-El olvido de nosotros mismos es agradecer al cielo poder atender a los demás, poder ser servidores de la humanidad.

-El prado no piensa en cómo y cuándo tiene que florecer, el alma no piensa en cómo y cuándo florece cuándo se entrega.

-Hemos de sentir esa necesidad de corresponder a la vida, servir por agradecer todo lo que tenemos.

-La espiritualidad es agradecimiento a la vida, al mar, a este momento, al reino vegetal, animal y mineral. Es agradecer y devolver todo lo que nos ha dado.

-Busquemos las oportunidades para el servicio más pleno. Hemos de encontrar el nuestro, cada uno el suyo en función de sus posibilidades, oportunidades y dones.

-Hay un cambio de paradigma en todos los ámbitos de la actividad humana. El viejo paradigma del “sálvese quien pueda” da paso a los servidores trabajando anónimamente para el servicio de la humanidad. No hay que destruir el viejo paradigma, el viejo modelo no es sostenible. No podemos trabajar en contra de…no podemos trabajar en la confrontación. Debemos ganar con el corazón. Los que trabajan en el viejo paradigma no conocen las bondades del nuevo.

-Según la RAE, terrícola es todo ser vivo que habita en la tierra. La solidaridad ha de ser con todos los reinos, el animal, el vegetal y el mineral, no solo con los humanos. No podemos ir a los supermercados y percibir el dolor de nuestros hermanos animales que han sufrido la industrialización de la ganadería.

-La humanidad no avanza a la deriva, hay un sueño de fraternidad. Ya hay muchos grupos pequeños trabajando, esperando el momento para unirse a nivel global.

-Somos luz, nos espera una estancia luminosa.

-La fraternidad es nuestra meta y nuestro ideal. La libertad es la primera ley del universo.

-Es indispensable sumar amor.

Koldo nos habló del pensamiento de Shantideva  y nos deleitó con este poema:

Que sea yo un protector para los desprotegidos,
un guía para los que viajan,
un bote, un puente, un vado
para los que desean la otra orilla.

Que el dolor de cada ser vivo
se elimine por completo.

Que sea yo el médico y el remedio,
y sea yo el enfermero
de todos los seres enfermos del mundo
hasta que estén todos curados.

Que a semejanza del espacio
y de los grandes elementos como la Tierra,
pueda yo siempre sustentar la vida
de los seres ilimitados.

Y que hasta que mueran del dolor,
sea yo también fuente de vida
para todos los reinos de seres diversos
que se extienden hasta los límites del espacio*

Shantideva.

 

 

Resumen de la Conferencia de Miyo Fiel titulada “Del aislamiento social a la conciencia colectiva. Espíritu de servicio”:

 

-Fortalecemos aquello que rechazamos.

-Hay diferentes formas de afrontar el camino pero nadie se mueve del camino.

-Se ha socializado la espiritualidad.

-Tenemos que ver la relación con uno mismo, desde lo viejo hasta lo nuevo. Somos desde el problema hasta la solución.

-Jamás podremos realizar una economía justa para todos.

-Este mundo es el problema, en este cuerpo, en este plano físico no vamos a encontrar la solución, pero es un camino a realizar.

-Estoy cansado de oír “daría mi vida por ti” pero yo te pregunto ¿Estarías dispuesto a ser eterno por mí?

-Se puede ser voluntario por huir, por miedo, para ligar, para encontrarse… nunca es alcanzable una mayor frecuencia que la que tenemos. Intentaremos ayudar pero no lo podremos hacer si no vemos nuestra sombra.

-Muérete. Hoy es un buen día para morir. Desataros y desapegaros de toda atadura, de todo apego. Este es el tiempo del desapego. Podemos ser libres si no estamos atados a las cosas.

-Tenemos un desván oscuro el cual podemos ver gracias a que el aire corre las cortinas y deja pasar algo de luz de vez en cuando. Primero vemos nuestros miedos, luego los problemas, al final del desván está, escondida, la sombra dorada de nuestros dones y mientras estén escondidos esos dones, estaremos dominados. Esa sombra boicotea nuestros dones, nuestro plan de vida.

-La espiritualidad significa “no mente”, si hay mente no hay espiritualidad. Espiritualidad es ir más allá de la mente. Cuando uno se entrega, la mente se calma.

-Hay que afrontar la sombra. La sombra oculta tesoros.

-La abuela araña, con todo el simbolismo sagrado de la araña como animal de poder, teje sus telas en las redes cósmicas del universo.

-Si no logramos entrar en ese cuarto de las sombras por miedo a las arañas, no podremos poner orden en nuestra mente. Las sombras ocultan la sombra dorada.

-La atención y la intención se juntan con otras fuerzas que hay a nuestro lado y que no vemos.

-Cuanto más luchas contra algo, más nos convertimos en ello.

-Cada vez más personas escuchan su voz interior, la música de las esferas.

-Olvídate de ti y mírate reflejado en el otro y que el otro se vea reflejado en ti. Cada cosa que se acerca a tu vida es lo que tenemos que ver. Cuando una persona viene y te saca de quicio, enfréntate a ello, esos son los grandes maestros.

-¿Cómo podemos servir si no nos servimos?

-Los cuatro jinetes del apocalipsis están desbocados, son los cuatro elementos. Observad como está el planeta, terremotos, tsunamis, maremotos, incendios… !Y lo qué está por venir!

-Sea lo que sea lo que te pase, métete en el corazón. “El amor” tiene poco que ver con la emoción, es la fusión con tu pareja, con un árbol o con el universo.

-Los árboles hoy son caminos de contemplación muy poderosos.

-El mundo élfico a ha despertado de nuevo.

-¿Cómo nos unimos a la sombra? ¿A otros mundos? Nos han acostumbrado a no meternos en el mundo de los sueños, ese era el mundo de Antoñita, la fantástica, nos decían. ¿Cómo nos unimos nosotros con nuestro doble? No sólo tenemos un vehículo…

-Somos seres eternos e inmortales. Lo más importante es Dios, el Dios que yo soy. En el proceso de evolución hemos sido 100 veces padres/madres y 100 veces hijos/as. Tenemos la obligación de educar y de dejar ir. Dejar los vínculos. El amor existe siempre, más allá de los vínculos.

-Este planeta está agotado. Es sostenible para 500 millones de personas y somos 8.000 millones. La llamada de María llegará pronto, aparecerá Niburu. Mirad la situación del planeta…confrontación, guerras, volcanes, independencia…

-Toda rebeldía permite el cambio. Rechazar el mal lo fortalece. Si queremos cambiar algo, creamos un mundo nuevo. Sin rebeldía no hay comprensión. Tenemos que entender lo que está pasando con el independentismo para saber de qué tenemos que independizarnos. España durante 250 años no perdió una batalla, recordad lo que hemos hecho en América. Dicen que no amamos la bandera española y tenemos ese sentimiento por conciencia planetaria.

-Lo que nos hacemos a nosotros se lo hacemos a los demás.

-El voluntario tiene la necesidad de abrazar su sombra.

-Tenemos en el plexo el freno de la evolución. Observen la palabra “esquizo freno”, “cortado por el diafragma”.

-¿Quieres asumir la autonomía que hemos de tener para asumir el servicio? Tenemos que pasar de la vida del trabajo a la del voluntariado.

-Hay un camino a través del silencio, del ensueño, que nos indica que somos dioses… Es el camino de la tercera dimensión unificada e integrada. Hemos de entrar en la sombra, en el mundo sutil y reconocer el dios que mora en cada uno de nosotros.

-El servicio del voluntario eleva la frecuencia del que es ayudado.

-Abrazar la sombra es salir de la tercera dimensión condicionada, la matrix, a la unificada y se consigue a través de la meditación, del misticismo.

-Hemos integrado la sombra y ya podemos servir a la humanidad, te olvidas de ti mismo y te entregas. Entras en ese mundo paralelo.

-Hay un desapego del cuerpo pero cuidando de él, devorado por el hábito del amor. Reconocer ese cuerpo de gloria que no es capaz de morir.

-Solo existe el instante, lo que sucede y cómo reaccionas.

-Hemos venido a este plano a jugar, unos a la luz y otros a la sombra. Cada vez que nos juntamos con una sombra formamos una personalidad, cuando nos juntamos con luz, formamos un Yo Soy, hasta eso hemos de trascender.

-Desde la llamada final hasta el Fin habrá 132 días, desde ese día de la llamada solo será vida de “servicio” para ayudar al cambio a los que no estén preparados.

-Tanto el bien como el mal son ilusiones. Hay un tercer punto desde el cual se ve todo objetivamente.

 

Estos son los apuntes de lo que he interpretado de estas interesantes y dispares ponencias. El punto de unión de ambas es la entrega y el servicio. Hemos de ayudar a todo aquel que no esté preparado para trascender. El voluntariado del siglo XXI trata de eso, de convertirnos en bodhisattva, aquel iluminado que rechaza alcanzar el Nirvana para ayudar a toda la humanidad a elevarse con él.

Estos ciclos de formación hacen que nos planteemos más preguntas que nos ayudan en el camino de la evolución personal. Quizás no estemos de acuerdo en todo lo escuchado pero siempre es interesante que nos hagan reflexionar. No creas todo lo que escuchas. Reflexiona, duda y busca respuestas, están en tu interior.

A todos los asistentes a las 4 conferencias se les dará un Certificado de haber terminado el Curso de Formación Avanzado de Voluntariado de Comunicación, Acción y Conciencia Siglo XXI.

Las próximas citas son el 10 de noviembre, con Nicolás Castellanos y Nadia Gulham y el 13 de diciembre, con Joan Garriga.

Gracias por organizar tan interesantes eventos.