IV Congreso Conciencia – Más Allá De La Luz. 1ª parte

IV Congreso Conciencia. Más Allá De La Luz – 1ª parte

Artículo escrito por Desam Ferrández y Jose Mª Escudero

Madrid, 17 de noviembre de 2017

 

Los días 11 y 12 de noviembre ha tenido lugar el IV Congreso Conciencia, Más allá de la luz que organiza la revista Universo Holístico. Un congreso muy especial en el que se ha hablado de Experiencias Cercanas a la Muerte, ECM personas que las han vivido, doctores en medicina e investigadores. También se ha tocado el tema de las regresiones y la mediunidad. Todo desde el respeto a todas las creencias y con la certeza de que Somos amor, no hay nada que demostrar científicamente, las evidencias se sienten en el corazón.

De todas las ponencias he querido resumir todo el conocimiento adquirido en un pequeño párrafo, muy escueto, pero que lo dice todo:

Tras toda experiencia cercana a la muerte, el que la vive, despierta unos sentidos, es más consciente de la conciencia, la compasión, la gratitud.
Todos hablan de un gran amor incondicional y de que se han sentido la unidad.
Y es que todos somos lo mismo, energía pura de amor incondicional, seres espirituales viviendo hermosos instantes en una tierra de sentimientos y emociones.
Nos han dicho los guías que no nos tenemos de que preocupar pues no habrá tercera guerra mundial, lo que hay es un gran despertar.
“Te necesitamos para ayudar a los que se encuentran perdidos”.
Hemos de perder el miedo a la muerte y vivir acorde a los mensajes recibidos.
Somos amor.
Hasta tu mayor enemigo merece tu ayuda para volver de la oscuridad a la luz.

Así de sencillo, ahora toca vivirlo.

Antes de seguir contando conferencia por conferencia, me gustaría destacar la labor de Fran Contreras como presentador y animador del evento. Un hospitalero con tablas, un hombre incansable que busca como satisfacer al público desnudando el alma. Fran habla mucho de los “guerreros de la luz” pero yo le veo como peregrino de la luz, ese tipo de personas que va recorriendo el mundo dejando chispas en los corazones de todo el que se cruza en su/nuestro “camino”. Hiciste un gran trabajo, diría que eres un gran profesional pero cuando se trabaja con el corazón, la profesión se queda pequeña. GRACIAS.

Otra gran profesional que “sudó” palabras fue MariaJo, la traductora más dicharachera de todo el barrio. Sencillamente espectacular. Tu labor es algo más que traducir, trasladas emociones y sentimientos. Enhorabuena y GRACIAS.

Ana Claret, ¿Qué puedo decir del “alma” de la fiesta? Gracias por tener el valor y el coraje de organizar estos Congresos Conciencia. El Universo ha de estar muy satisfecho porque con tu buen hacer, elevas la frecuencia del planeta. Desde Revista IMO, esperamos estar a tu altura y hacer que esas ondas que generas, se expandan más allá de un mero fin de semana y que siembren esas semillas de luz en todos los corazones. GRACIAS

Y a todo el equipo y trabajadores, voluntarios, todos los que habéis hecho que en vez de en un congreso nos sintiésemos en nuestra casa, en nuestro hogar.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS DE TODO CORAZÓN.

 

Eben Alexander compartió sus experiencias en dos conferencias, el sábado y el domingo. Nos deleitó con su conferencia “El viaje de un neurocirujano hacia el más allá” su Experiencia Cercana a la Muerte de una forma tan hermosa que no la voy a contar aquí, os recomiendo que leáis su libro La prueba del cielo, que seguramente os guste más de lo que yo pueda resumir.

En “Vivir en un Universo Consciente”, la del sábado por la mañana, nos comentó que en los últimos 400 años estamos viviendo la “adolescencia turbulenta de la humanidad”, que nos ha llevado al progreso pero también a un mundo materialista, dejando un vacío espiritual muy grande. Nos recordó que somos seres espirituales en un universo espiritual y que estas Experiencias Cercanas a la Muerte, ECM, son importantes para poder recordar ese mundo espiritual que existe más allá del mundo material y que no se trata de enfrentar la ciencia y las religiones.

Durante la ponencia nos cuenta algo de lo que ya nos habló Fidel Delgado en el número dos de Revista IMO, nuestro monográfico sobre a muerte, y es que los cuidadores han observado una lucidez mental cuando se está llegando al final de los días. En esos momentos de la conferencia recuerdo cuando mi abuelo o mi padre  murieron, dos días antes tuvieron la “conexión previa a la muerte”. Así me lo definieron en su momento. El doctor Eben Alexander dice que muy posiblemente hayan conectado ya en esos momentos con esas almas que “han venido para dar la bienvenida”.

Nos dice que las últimas palabras dichas justo antes de morir del fundador de Apple, Steve Jobs, fueron de asombro “Wow, Wow, Wow” ¿Qué es lo que vería? Mona Simpson, su hermana, dice estar segura de lo que vio y que eso debió ser muy hermoso.

El doctor Alexander continúo diciendo que los ECM y los viajes espirituales son similares y que tras una ECM, el individuo puede adquirir ciertos dones. Se puede decir que el cerebro limita la conciencia y que una forma de llegar a esto es interiorizar, alcanzar estados alterados de conciencia. Afirma que el cerebro no crea la conciencia, la limita. A él le pasó, cuando sufrió el coma inducido por una meningitis, el córtex estaba apagado, tenía conciencia a pesar que su cerebro no funcionase.

Eben habló de filosofía, muy presente en otras ponencias, del australiano David Chalmers, representante del Dualismo y “el problema difícil de la conciencia”. La consciencia existe por su cuenta, ya lo decían los textos védicos, “la consciencia existe y es lo que nos une a todos”; mencionó a Descartes quien pensaba que “definir es limitar”. Separamos las partes del todo y eso nos lleva a creer que estamos separados unos de otros y nos hace luchar por las “fuerzas opuestas” cuando la biología moderna demuestra que el secreto del éxito, en cualquier especie, es la cooperación.

Nos resume lo que más adelante van a repetir otros ponentes. Todas las personas que han tenido un ECM han sentido benevolencia, compasión y que la fuente creadora del universo es Amor.

Nos dice que, la oscuridad, el mal, es la ausencia de amor y que nosotros somos transmisores de luz, para iluminar las zonas oscuras. ¡Tenemos que despertar! Nuestra mente puede sanar pero para eso tenemos que abrir nuestra perspectiva. Nuestra misión es existir. Vivir nuestro libre albedrio es saber a qué hemos venido a este mundo.

Habló también del Efecto Placebo como demostración del poder de la mente y continúo diciendo que no tenemos que esperar a que la ciencia confirme nuestras creencias.

El  Dr. Eben Alexander y su pareja, Karen Newell, han creado unos talleres de música que denominan Sonidos Sagrados, en esos talleres siempre dicen que “esa vocecita que no para de hablar no es nuestra conciencia” es como un compañero de habitación que molesta mucho, es el Ego. Existe el observador, existe la conciencia y el ego es el enemigo de la consciencia. Tenemos que acabar con el ego, situándonos en posición de observador, así es como callamos esa vocecita.

Cuando nos libramos de las limitaciones de este cuerpo físico, perdemos el miedo a la muerte. No nos importa el materialismo pues la moneda en “la otra vida” es el amor. También nos habló de la interconexión entre especies. Su discurso me hace recordar a Jordi Pigem y su Inteligencia Vital.

Todos tenemos el sueño de una misma mente, por eso es tan importante estar despierto, así no se hace daño a nadie, al menos conscientemente. El poder del amor es el poder sanador y ese es el despertar que está llegando a la humanidad. Somos una chispa de esa fuente principal, somos Uno, somos amor. Esa es la naturaleza sagrada de cada uno de nosotros.

Nos confiesa que su misión es despertar a la comunidad médica pues ellos son la puerta de acceso a los pacientes en fase terminal. Algunos de sus compañeros de profesión han podido ver la evidencia espiritual en los momentos próximos a la muerte, otros han podido analizar los casos de ECM que se han conocido.  Ese es el gran despertar al que estamos llegando.

El Dr. Eben Alexander es muy valiente por contar su caso, un neurocirujano estadounidense de mucho prestigio que no ha dudado en contar su caso en su libro La prueba del cielo, para concienciarnos de lo que, en esencia, somos, nada más y nada menos que amor.

El Dr. Eben Alexander y Karen Newell continuaron con una hermosa meditación entre sonidos sagrados con el taller que hicieron, “El corazón de la conciencia”. Previa a la escucha de esos sonidos sagrados nos contaron que los recuerdos no se almacenan en el cerebro y que las reencarnaciones son nuestra forma de cumplir con nuestro plan de vida, son oportunidades para interiorizar. Siguieron hablando de filosofía, con lo que nos gusta a nosotros, mencionaron a Platón y a Aristóteles y sus teorías sobre el alma. En mi opinión se puede hacer todo un discurso sobre la muerte según diferentes corrientes filosóficas, lo que vino a decir Eben y Karen es que Platón ya defendía la idea de un cuerpo mortal y la inmortalidad del alma. Continúan exponiendo lo que para ellos es el repaso de vida que muchas personas que han regresado de un ECM dicen que ven. Esas escenas son las cosas que ha de revisar cada individuo en otra vida. Dios no juzga, es nuestra alma superior la que hace el juicio, nuestro propio juicio. Dicen que toda vivencia está pactada antes de nacer y cada lección aprendida es la forma de mejorar la conexión con la Unidad, así elevamos la frecuencia de la humanidad, con los valores de caridad, empatía, compasión, amor incondicional…

Cuando entendemos el significado de nuestra existencia descubrimos que no hay nada que temer. Hemos de recuperar el amor por nosotros mismos, nuestra alma más elevada.

Yo siempre digo que para poder amar hay que amarse bien primero, se enseña en el primer nivel de Reiki, pero es uno de los principales problemas de nuestra sociedad, tantas veces hemos sido menospreciados que no nos creemos merecedores de nuestro propio amor.

Siguen diciendo que estamos en una escuela de almas, aprendemos y enseñamos entre nosotros, por eso es bueno orar por nuestros enemigos para completar nuestras almas pues no se trata solo de almas gemelas, como lo entendemos, de buenas ondas y amor, somos almas fragmentadas en busca de más y más experiencias, pero insistió, todos somos Uno, hasta nuestro mayor enemigo.

Heal, sanar en inglés, significa “volver a estar bien”, las enfermedades y los malos momentos nos hacen recordar que todos somos Uno con el universo.

En los momentos difíciles necesitamos un espacio neutral donde situar al observador.

El meditador se fija en su respiración para no pensar, se trata de observar tu interior. Puedes pensar que lo material es lo único que existe pero hay algo más, nos dice Karen.

Nos hablan de las creencias limitantes y de la teoría de Henry Ford, quien decía que hay dos tipos de personas, las que creen que sí y las que creen que no se pueden conseguir los retos. Y lo mejor es que ambas tienen razón.

Karen nos confiesa que ella pensó que nunca podría meditar pero lo consiguió y una de las cosas que ayudó fue sentir gratitud, pensar en las cosas que hacían se sintiese agradecida. Ella practicó con sus mascotas, gratitud y amor tan intenso que hasta sentía calor en su corazón.

Nos debemos permitir sentir aunque duela, para una vez liberados, suplir el dolor por amor. Así, nos confiesa, descubrió que ella es amor.

Cuando estamos contentos tenemos un campo energético grande, el cuerpo toroidal, con dolor, baja la frecuencia haciendo ese campo pequeñito.

El corazón manda más información al cerebro que el cerebro al corazón. Cuanto más conscientes somos del corazón, más poderosos somos como individuos.

 Nos deleitaron con una hermosa meditación, explicándonos antes el objetivo de los Pulsos binaurales desarrollados por un científico escocés estadounidense en el siglo XVIII, William Charles Wells, en cuyo estudio se basan los sonido sagrados con los que acompañan la meditación. Los sonidos sagrados ayudan a entrar en profundos estados de conciencia.

 

Continuó la jornada con la ponencia de Penny Sartori nos habló de sus experiencias y de cómo empezó a desarrollar su estudio, por un paciente que falleció y la dejó muy marcada, se preguntó si estamos haciendo lo adecuado con los pacientes terminales. Desde ese día se dedica a la investigación de los ECM. Como enfermera tuvo muchos contactos con personas que vivían ECM, llevó a cabo el primer gran estudio sobre este campo en el Reino Unido. Durante su ponencia nos mostró datos estadísticos de su estudio publicado en 2008 con el título Las experiencias cercanas a la muerte de pacientes en cuidados intensivos hospitalizados: un estudio clínico de cinco años”. También nos contó la dificultad con la que se encuentran cuando realizan este tipo de estudios pues muchas personas no quieren hablar y cuando hablan muchos médicos no le dan importancia, piensan que son alucinaciones por falta de oxígeno en el cerebro. Sin embargo muchas de las personas estudiadas dicen que esa experiencia es más real que “lo real”.

Vuelve a decir que todos nos podemos beneficiar de los mensajes de los que han tenido ECM, y es que todos somos UNO, por lo que nos invita a que tratemos a los demás como te gustaría que te tratasen a ti.

La inmensa mayoría de las personas que han tenido un ECM cambian. Hay algunas personas que se divorcian debido a la falta de comprensión, es verdad que suele haber un aislamiento pues se sienten que los amigos o la pareja no les entienden, no se sienten a gusto con el trabajo, los valores cambian, no son tan materialistas tras su regreso a la vida. Se vuelven más tolerantes y compasivos. También pude ocurrir que se experimenten cambios electromagnéticos, provocando que se les estropeen los relojes, los ordenadores, microondas, etc.

Nos dice que tras las experiencias hay gente que sabe cuál es su misión, por qué han vuelto, otros no la recuerdan y se pasan un tiempo en busca de sentido.

Tras su charla nos presentó a una joven que podía hablar en primera persona de su caso de ECM, KellY Walsh, coautora , junto a Penny Sartori de The Transformative power of NDES.

Kelly nos cuenta que en 2008 tuvo un intento de suicidio lo que la llevó a sufrir un tipo de experiencia extrasensorial. Desde un año antes del intento, Kelly no se sentía merecedora de vivir, de niña se sentía diferente, tenía la necesidad de ser amada. Sufrió bulimia, se metió en el mundo de las drogas. Vivía en la angustia…no pudo más y se tomó una sobredosis de pastillas. El 7 de octubre de 2009, 72 horas después del intento, ella se sentía con miedo a ser castigada por lo que había hecho, vivió una experiencia vital. Una mujer fue a verla a la habitación del psiquiátrico, recomendó que leyera Conversaciones con Dios. Esa mujer se fue pero ella seguía con dudas. Mandó llamar al capellán del hospital quien le dio una cruz de madera. Esa noche pasó una especie de prueba. Dice que pasó por unas siete dimensiones y de pronto sintió un amor incondicional. No supo quién era pero oyó una voz muy fuerte que decía “eres poderosa y fuerte”. El ser humano puede sanar a través del amor, del amor a uno mismo. Nos confiesa que sintió que todos somos Uno y que no hay juicios, que no hay infierno, que hay un periodo de reflexión.  A la mañana siguiente volvió de esa experiencia sintiendo amor, felicidad y muy positiva. Hay almas que son parecidas y colaboran para cambiar el mundo. “Mi cuerpo fue sanado por el amor divino pero seguía con miedo”, no creía que podía hablar con nadie de esto hasta que conoció a Penny y coescribieron el libro. Somos un reflejo de la divinidad, no hemos de tener miedo a la muerte, hemos de cambiar el mundo y para cambiarlo hemos de amar a todo ser, hemos de amar a la oscuridad también. Kelly ha creado la Fundación positive Power movement; http://www.positivitypowermovement.com/ y pide que se cree una red de terapeutas que ayuden a todos los que se sienten desorientados tras vivir un ECM.

Penny nos dio a conocer otros casos de personas que han tenido ECMs que están haciendo algo importante por el mundo como el húngaro Tibor Putnoki quien ha creado una fundación para trasmitir el mensaje que recibió en su ECM

Penny Sartori nos dio unas pistas sobre los ECM:

-Cuanto más profundo es el ECM  hay cambios más profundos y paranormales.

-Las personas que han pasado por un ECM buscan ayuda, cuanto más se hable de ello, más se atreverán decirlo.

-Una ECM facilita los cambios espirituales y de conciencia tanto de los que las experimentan como de los que quieren escucharlas.

-UN ECM es nuestra consciencia cambiando de nivel.

-Tenemos que aprender a vivir y morir de manera consciente.

-Estamos viviendo un proceso de evolución a través de un despertar espiritual colectivo, es el estado latente de conciencia despertando, activo. Es el despertar colectivo.

PUEDES CONTINUAR LEYENDO LA 2ª PARTE AQUÍ

PUEDES SEGUIR LEYENDO LA TERCERA PARTE AQUÍ