Reiki en la plaza con Antupainco

Castellón, 5 de noviembre de 2017

Artículo escrito por Desam Ferrández

¡Estoy muy feliz!

Porque el sábado 28 de Octubre, estuve participando en la plaza Huerto Sogueros de Castellón a través de la asociación Antupainco, en un festival “Fiesta intercultural para niñas y niños”  promocionado por el ayuntamiento, ofreciendo Reiki a todas las personitas que allí se acercaban.

En la plaza se hace una sesión corta, diríamos sesión “demo”, en un ambiente donde hay ruido, gente y demás distracciones, no obstante las almas se relajaron y sintieron la energía del amor universal, sirviendo para dar a conocer y aproximar esta técnica a la gente.

Las sesiones eran gratuitas, y aunque los voluntarios que estábamos allí no cobramos, lo dimos todo en cada sesión y fue tan, tan hermoso…que todavía recuerdo las sonrisas y el destello en las miradas de las personitas que recibieron Reiki.

Disponíamos de cuatro o cinco sillas y otros tantos voluntarios que permanecieron durante toda la tarde mientras duro está festividad, estuvimos todos colaborando y sin parar desde las 17 hasta las 21.

¡Me encanta! ¡Había cola de personitas para recibir!

Familias enteras querían probarlo, niños solos o acompañados de sus progenitores esperando a recibir algo que no sabían ni lo que era.

Cuando les tocaba el turno y les preguntaba ¿Sabes que es el Reiki? Y me decían que no era cómo… ¡¡Guauuuu!! qué bonita energía tiene que haber aquí, para que sin saber lo que ofrecemos, estén dispuestos a sentarse y dejar que está maravillosa energía roce su alma.

Les explicábamos en qué consiste el Reiki, para que supieran de que se trataba,  al acabar todos los compañeros coincidimos en lo mismo, nadie sabía lo que era el Reiki y aún así se dejaban hacer, permitían sin poner límites, para que esta energía les llegará al cuerpo y más allá, desde el alma hasta el corazón, que es lo que hace esta técnica, ofrecer amor incondicional al corazón, y nosotros enormemente agradecidos porque permitieron que sucediera.

10 puntos para la organización, 10 puntos para el festival, 10 puntos para mis compañeros que junto a mí estuvimos toda la tarde compartiendo y disfrutando un stand, dónde seguro se podía ver esa neblina de amor que nos envuelven en estas ocasiones.

El festival tiene la capacidad de atraer a las familias, los padres juegan con los niños y les permiten ratos de cola para que se pinten la cara, o para que participen en alguna actividad, mientras, siempre hay algún espectáculo interesante en el cual uno se puede entretener, sin embargo lo que me parece genial es que estás familias participen conjuntamente en las diferentes opciones de entretenimiento. Disfraces, risas y muy buen ambiente se respira donde durante toda la tarde.

Estoy enormemente agradecida a Antupainco por hacerlo posible y por supuesto a las personitas que permitieron esa caricia de energía universal, y a mis compañeros como no, siempre dispuestos al altruismo en beneficio de ellos y de toda la humanidad, en beneficio de todos porque al final todos somos uno, y aunque en este momento estamos viviendo una experiencia humana en tercera dimensión desde la dualidad, desde el blanco y el negro, al final cuando permitimos y nos dejamos llevar por ese torbellino de amor, “somos uno”, todos estamos conectados en una red mágica, como en una parrilla cristalina donde todos los corazones se comunican entre ellos y donde el amor es lo importante, lo demás, son acontecimientos que nos enriquecen, qué es a lo que realmente hemos venido a vivir, experiencias enriquecedoras, con amor, entusiasmo y compañerismo.

El amor está en todas los humanos, sin importar la experiencia que estén viviendo en este momento, por lo que creo totalmente en esta causa. Desde el amor se consigue vivir una vida plena, ya no puede ser desde otro lugar.

Somos amor

Somos luz

 Os amo chicos, te amo vida, te amo Desam por permitir que esto suceda, por abrir las manos y soltar lo que en ellas hay, para que se llene de cosas nuevas.