Ángeles futboleros

En estos momentos de crisis que estamos viviendo aparecen siempre ángeles que iluminan un mundo que podría parecer oscuro, pero no son más que parte del juego de luces y sombras en el que estamos representados, es nuestro mundo.

Carmen Martínez Ayuso, una anciana de 85 años de Vallecas, iba a ser desahuciada por no poder pagar la deuda que contrajo al avalar un préstamo que pidió su hijo.

Gracias a la iniciativa de la Fundación del Rayo Vallecano, a la solidaridad de los jugadores, de los aficionados de Vallecas, evitaron que se quedara en la calle. Hicieron una colecta en un partido, habilitaron una Fila 0 y consiguieron suficiente dinero como para poder reconstruir la vida de la anciana.

Olé por la afición vallecana y por el club.

A los pocos meses, Carmen se enteró de que un antiguo portero del Rayo Vallecano, Wilfred Agbonavbare, está enfermo de cáncer. No dudó ni un segundo en donar a la familia de Wilfred la mitad, sí la mitad, de lo que había conseguido con las donaciones de la Fundación Rayo Vallecano, así los hijos del portero nigeriano podrán estar con él durante la enfermedad.

Lo que das, recibes, eso lo sabe Carmen muy bien.

 Carmen Martínez Ayuso no solo ha demostrado tener un corazón que no le cabe en el pecho, además ha demostrado que no hace falta tener más de lo necesario para poder tener un bienestar emocional, paz y equilibrio.

El bienestar se consigue dando, dejando fluir el amor incondicional. Lo que das, recibes, eso lo sabe Carmen muy bien.

Olé por Carmen. Olé, Olé, Olé.

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *