Editorial de Octubre

FILOSOFÍA

Para mí, filosofía, es una de las palabras más bellas del diccionario, viene del griego y significa Amor a la sabiduría, al conocimiento.

Según cuenta la historia el origen de la palabra viene de cuando, en el siglo VI a.C., Pitágoras respondió a una pregunta con una bella frase: “yo no soy sabio (sófos), sino amante de la sabiduría (filósofo).

 

Desde muy pequeño mis padres me inculcaron el amor por la lectura, para mi leer no es un esfuerzo o un castigo, ni siquiera es un trabajo, a pesar de que gracias a la Revista IMO he de leer mucho más que antes, no sé de dónde saco el tiempo…. Tengo ganas de aprender, de conocer más y más, aunque también he aprendido que hemos de darnos un tiempo para asimilar tanta información que nos llega. No se trata de adquirir todo el conocimiento del mundo, se trata de asimilar y sacar conclusiones para crear nuestra propia forma de pensamiento, adaptando lo mejor de cada “escuela”.

Aprende, duda, pregunta, busca respuestas…ama conocer, esa es mi filosofía de vida. Amar el conocimiento para llegar a ser sabio.

Según la Real Academia de la Lengua, Filosofía tiene varias acepciones. Una de ellas es la “fortaleza o serenidad de ánimo para soportar las vicisitudes de la vida”. Otra es la “Manera de pensar o de ver las cosas”. Dependiendo de nuestra forma de vida, de nuestra filosofía de vida podremos afrontar las cosas de diferentes modos. Hay cosas que indudablemente van a pasar, nuestra filosofía de vida nos ayudará a afrontarlas de una determinada forma.

La RAE también define filosofía como el “Conjunto de saberes que busca establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano”.

Conocimiento de la realidad y el sentido del obrar humano tan necesarios en estos momentos de realidades virtuales y manipulaciones mediáticas. En estos momentos sociales en que vivimos, ni buenos ni malos, son como son y cada uno ha de juzgarlos en relación a él mismo, invito a leer filosofía. Invito a que se comparta una media hora al día a leer en familia, a comentar los textos filosóficos desde los grandes clásicos hasta los actuales.

Hay libros de filosofía maravillosos para jóvenes como El mundo de Sofía de Jostein Gaarner, que dicen lo escribió para su hija de 15 años.

A mí me gusta mucho como Luciano De Crescenzo cuenta la Historia de la filosofía griega en sus libros.

Recientemente me ha llegado un libro editado por Editorial Sirio, 50 clásicos de la filosofía de Tom Butler-Bowdon, en el que se describe la esencia del pensamiento de 50 filósofos de todos los tiempos de una manera muy clara y resumida. Es el libro del mes de Revista IMO.

Libros como este en el que se recoge de una forma escueta el pensamiento filosófico de 50 clásicos hace que se ame el conocimiento, que nos convierta a todos en filósofos, y nos sintamos reflejados con el pensamiento de muchos de ellos.

El sistema educativo de hoy no te permite las dudas, crean mentes que memorizan temporalmente una información aparentemente necesaria pero no dan pie a dudar. No fomentan el espíritu crítico que hace que tengamos la posibilidad de enamorarnos del conocimiento adquirido por esa necesidad de “búsqueda de una realidad” inherente al ser humano.

Parece que ahora la “verdad” viene impuesta desde las aulas. Depende del barrio, ciudad, país, en cual hemisferio del planeta te encuentres para tener una educación dirigida a crear clones de un tipo o de otro y todos tienen su razón.

No tenemos por qué quejarnos de que no den filosofía en los colegios o institutos, podemos hacer una revolución silenciosa, dejando los móviles a un lado por un rato, para dedicar esos minutos a la lectura compartida con los seres que más queremos. Eso nos hará tener una buena filosofía de vida que, a su vez, nos ayudará a tener la fortaleza necesaria para soportar las vicisitudes de la vida y ser parte en el desarrollo de los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad. Y todo ello por estar enamorado del conocimiento.

Tanto adultos como infantes, a lo largo del día, recibimos exceso de información que damos por buena, “Si lo dice la televisión es verdad…” aunque entre medias de los telediarios nos muestren documentales sobre el poder de la hipnosis o Realities Shows que enseñan veladamente como manipulan unos vídeos para  mostrar en “falsas realidades”.

Leer filosofía nos enseña a distinguir, nos ayuda a tener espíritu crítico, uno de los motores que arrancan el amor al conocimiento.

Leyendo adquieres ese apetito de curiosidad. Siempre vas a querer conocer más y cuanto más conoces, más descubres que todo viene de antiguo, no hay nada nuevo. Es muy hermoso poder leer que en el siglo VI a.C. se amaba la sabiduría, en el siglo I a.C. ya se hablaba del átomo o que se escribía sobre meditaciones, que el amor es una fuerza superior al ser humano y que el pensamiento puede crear realidades. ¡Wow! ¡Somos tan pequeños en relación a todo el conocimiento del mundo!

Lo mejor es que ese conocimiento está al alcance de todos. Animaros a filosofar en familia. Comienza el debate, leamos, hablemos y escuchemos.

La familia, la sociedad, la humanidad, lo agradecerá.

Gracias por leernos.

Jose Mª Escudero Ramos

Editor de la Revista IMO

Octubre de 2017

50 clásicos de la filosofía de Tom Butler-Bowdon, reseña de libro

 

Título: 50 clásicos de la filosofía

Autor: Tom Butler-Bowdon

Nº de páginas: 447 págs.

Editorial: SIRIO

ISBN: 9788478089543

Año de edición: 2014

 

 

Desde que descubrí los libros de Tom Butler-Bowdon me he vuelto un incondicional de su obra.

Acabo de leer un libro suyo, 50 clásicos de la autoayuda. Es un libro que me regalaron hace dos años pero que no he leído hasta ahora, cuanto me llegó el momento. En seguida curioseé otros libros del autor y al descubrir que tenía publicado uno sobre filosofía, lo pedía a la Editorial. Sirio no tardó en hacerme llagar un ejemplar el cual he devorado en pocos días.

¿Qué tiene de bueno? A mí me ha descubierto filósofos que no conocía. Me ha refrescado de una manera muy simpática, los que ya conocía. He disfrutado leyendo la introducción recordando mis clases de filosofía del colegio.

Habla de filósofos no tan conocidos de la Grecia clásica y mezcla culturas y formas de pensamiento tanto musulmanas como europeas o asiáticas. En sus páginas habla de filosofía oriental y occidental para mejorar nuestro mundo pues conociendo abrimos la mente y derribamos fronteras.

50 clásicos de la filosofía contiene la mezcla perfecta tanto para aumentar el conocimiento de los que “aman el conocimiento”, la filosofía, como para los que no la conocen mucho.

Es un libro que recomiendo leer a partir de los 14 años. Para adolescentes es muy bueno, para adultos es excepcional, para leer en familia es genial. Formar tertulias a partir de lo leído puede dar pie a un crecimiento humano espectacular.

Al describir la esencia del pensamiento de cada autor de manera tan entendible, te abre el apetito del conocimiento…! Quieres más!. Y así se incrementa la lista de libros que pedir por los cumpleaños…

Sin duda es un libro al que se le puede sacar mucho jugo.

Disfrutadlo, no es para menos.

Si te ha interesado puedes comprarlo en El jardín del libro