El poder del espejo, reseña del libro de Louise L. Hay

 

 

Título: El poder del espejo

Autora: Louise L.Hay

Año de edición: 2016

Nº de páginas: 192 págs.

Editorial: Urano

ISBN: 9788479539573

 

El poder está dentro de ti, nos decía Louise L. Hay en uno de sus primeros libros.

Hoy nos ayuda a recordarlo gracias al trabajo al que nos invita hacer frente al espejo. No es un espejo mágico, es el que usas en el día a día. Ese espejo, con la inestimable ayuda de Luoise L. Hay y sus meditaciones y afirmaciones, será el que nos muestre nuestras fortalezas y nos ayudará a seguir por el camino de evolución que nos corresponde.

El poder del espejo es un gran libro, es un precioso manual de trabajo de 21 días, accesible a todo el mundo y que, desde Revista IMO, invitamos a leer, como homenaje a la gran maestra de la humanidad que ha sido, y que sería siendo, Louise L. Hay.

Un manual que puede cambiar tu vida.

Gracias, Louise L. Hay, por toda tu obra, has ayudado a muchos de nosotros a seguir un camino, a creer que el poder está justo dentro de nosotros.

Si ha despertado tu interés puedes comprarlo aquí

 

Reiki

Castellón, 30 de agosto de 2017

Redacción, jose Mª Escudero Ramos

 

Me reconozco muy afortunado porque tengo una gran maestra de Reiki, María Sánchez Ruíz de la Asociación de Servicio Reiki. Llevo ya unos años siendo maestro de reiki, María me inició. Para mí, María, siempre será la Maestra, mi Maestra. Mi madre en la luz.

Recuerdo que los primeros años de iniciación iba a dar Reiki a un centro en Madrid una vez por semana.

Allí nos juntábamos compañeros y comentábamos experiencias y resolvíamos dudas.

Recuerdo una compañera muy curiosa, le gustaba picotear en todos lados, iba probando una técnica o terapia tras otra. Cada semana decía “He conocido tal terapia para esto” y la Maestra respondía “Para eso, Reiki”.

A la semana siguiente, volvía con ganas de sorprender. “Maestra, he conocido esto para esto otro”. Nuestra Maestra respondía, “para eso, Reiki”.

Así una semana tras otra. En nuestros intensos debates siempre llegábamos a la misma conclusión. El Reiki Es. Las energías llegan para lo mejor de cada uno en cada momento. Las energías son muy inteligentes. Puede que nosotros tengamos dudas o pongamos límites, las energías Reiki, no.

Puedo que no estemos capacitados para entender la grandeza del Reiki en este momento.

Puede que nuestras dudas nos hagan ser débiles para sentirlo.

Puede que hasta nos sintamos no merecedores del poder del Reiki.

Es parte del camino de evolución.

El día que conozcamos y entendamos todo el potencial del Reiki, nos olvidaremos de todo lo demás.

El Reiki es Amor en Estado Puro, es Intención, es Dejar Fluir y Confiar en que todo está bien como es.

Es vivir la vida como observador sin emitir juicio. Llegando a la comprensión absoluta del Todo.

Es amar y saber que no hace falta pedir perdón ni perdonar.

Te puede llegar como terapia y convertirse en forma de vida. Mantener tu vida de Reiki es estar Despertando constantemente partes de tu alma que estaban dormidas, hasta que se llegue al Despertar que algunos llaman Iluminación.

También puedes dar Reiki a tus utensilios de trabajo, a tu casa, a tu coche, a tu ordenador…

Si tienes dudas, date Reiki.

Si tienes Miedo, Reiki.

Si quieres profundizar en tu ser, Reiki.

Si quieres vivir en armonía, Reiki.

La meditación a través del Reiki te hace llegar a realización del ser.

Se llega poco a poco.

Es un camino largo, no es de la noche a la mañana.

Hay que trabajar duro y repetir día adía los fundamentos básicos, a los que les puedes añadir los que creas oportunos en cada momento de tu vida.

Reiki ES y si tienes dudas, pregunta. El Universo, la Fuente, La luz o como quieras llamarlo, responde siempre. La cosa es ¿Estamos preparados para oír sus respuestas?

Gracias, María, por todas tus enseñanzas.

 

 

Experiencias a través de Paramahansa Yogananda

Castellón, 30 de agosto de 2017
Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

 

He estado de vacaciones en el Hospital General de Castellón por un “toque” que me dio el universo. He estado 8 días, investigando las causas emocionales que han podido producir ese “toque”.

Me ha ayudado mucho el libro “La Matriz divina” de Gregg Braden pues según iba transcurriendo mis investigaciones, cual detective energético, iba leyendo el libro y parecía como si me confirmase, reafirmaba, mis descubrimientos. Fue toda una sincronía.

En una parte del libro dice que uno puede cambiar la realidad siempre que todos los que tomen partido en esa realidad la cambien, si no tus esfuerzos por hacer una realidad en lugar de la realidad de la otra persona se pueden ver puestos en serias dificultades por ser realidades opuestas. ¿Quién de los dos tiene más poder en crear su realidad? Así que le dije a mi médico que yo estaba bien, sano y en perfecto estado y le expliqué la teoría. El toque que he recibido es de origen emocional y ya estoy curado, pero necesito que “tú pienses lo mismo o mi realidad no será real por interferir que tú pienses que estoy enfermo”. Me respondió con una sonrisa “Yo soy doctor y creo en lo que los análisis digan así que tu crea tu realidad y yo veré los resultados para diagnosticar. Pero me gusta tu manera de pensar”.

Tras ocho días de pruebas, el viernes 14 de julio estaba esperando a hacerme un Tac con contraste para poder recibir o bien el alta médica o el alta voluntaria. Estar en el hospital me estaba dejando muy bajo de energía y necesitaba salir de allí para no caer enfermo realmente.

Mientras esperaba dicha prueba estaba leyendo Autobiografía de un yogui de Paramahansa Yogananda, ¿Cómo podría definirlo? Para mí y por etiquetarlo de una manera entendible, Yogananda es un Maestro Ascendido, es un Ser Espiritual con el que contacto en muchas ocasiones. El libro lo tengo hace varios meses pero lo leo poco a poco, saboreando la lectura, interiorizándola.

El caso es que esa mañana del viernes 14 de julio, mientras esperaba la última prueba de mi etapa de hospital, leí sobre el maestro Babaji en una de las páginas de Autobiografía de un yogui, exactamente decía “Cada vez que un devoto pronuncia con reverencia el nombre de Babaji, recibe instantáneamente una bendición espiritual”. Ya conocía la obra Paramahansa por la película Awake y por el monólogo de Rafael Álvarez “El Brujo” que está actualmente en cartel en los teatros de España, tiene el mismo título que el libro. Conozco a los gurús que han guiado a Yogananda y me reconozco impactado por todas las experiencias que he leído o escuchado.

Así que nombro a Babaji con reverencia y fe, con humildad y desde el corazón.

Babaji, Detalle de Interior de Autobiografía de un yogui

Al poco rato me llaman para la prueba. Da negativo. Me puedo ir a casa pero tengo que ir a consulta el día 25 de julio, me derivan de neurología a hematología para descartar una posible causa del “toque del universo”.

Una vez en mi hogar, tras nueve días sin leer los correos electrónicos me dispongo a ponerme al día, veo uno de la Fundación para la realización del ser que me envían desde la sede de Madrid. El 25 de julio se conmemora el día de Babaji y van a organizar un acto de meditación y charla sobre su vida. ¡No me lo puedo creer! Otro sincronismo brutal.

Estoy convencido de que el resultado dque me den en la consulta será muy positivo.

El día 25 de julio voy a mi hora a las consultas externas del Hospital General de Castellón. Espero un buen rato y por fin me llaman. Veo cierto descontrol, no encuentran los resultados de mis análisis en papel. Me sientan en la consulta de la doctora quien me pregunta que por qué me han enviado aquí de urgencia. Yo respondo que si ella no lo sabe, yo menos. Y le informo de la situación que me ha llevado allí. Ictus, 8 días de ingreso, pruebas negativas y una proteína en sangre que puede ser indicio de cáncer. La doctora me pregunta que si me duelen los huesos. Me quedo en silencio y respondo que quizás después de correr un maratón me duelan un poco, sobre todo las rodillas. La doctora se ríe y me dice que si no tengo dolores como para no correr es muy probable que no tenga nada y que no entiende por qué me han mandado a la consulta externa de urgencia.

Así que con el volante para hacerme unas radiografías y unos análisis y con fe ciega en los Maestros Babaji y Paramahansa Yogananda regresé a mi vida normal.

Escribo el artículo con el nombre de Experiencias a través de Paramahansa Yogananda porque estoy convencido que no va a ser el único que escriba.

Me siento con ganas de contar más experiencias basadas en su libro, en su vida o en su forma de meditar.

 

Gracias por hacerlo posible.

 

Me encanta estar vivo.

¿Cómo podría explicar a una madre el por qué pierde a un hijo? reflexión de Jose Mª Escudero

Castellón, 25 de agosto de 2017
Redacción: Jose Mª Escudero Ramos

 

Me encuentro sumido en un desafío. ¿Cómo podría explicar a una madre la razón por la cual pierde a su hijo?

Por el tipo de pregunta se podría entender que estamos refiriéndonos a que se pierde a un hijo por una enfermedad…pero ¿Y si fuese por otros motivos? ¿Religiosos, que se meta en una secta; drogas, pandillas o que se una a una terrible banda terrorista?

Podría preguntar ¿Cómo podría explicar a unos padres el por qué pierden a un hijo o hija? Pero digo madre porque el amor de una madre se supone es el amor más grande y digo hijo como representación genérica de hijo o hija, uso aprobado, reconocido y recordado por la RAE. No hace falta entrar en polémicas de género, lo importante es responder a la pregunta.

Quizás me quiera sentir representado yo como el hijo que un día hizo que una madre me perdiera, sí, podría ser parte de mi historia, mi madre y yo, hijo.

Mi vida no ha sido siempre felicidad y pensamiento positivo, he pisado el camino de la oscuridad…quizás esa parte en el camino de la vida en el que se nos invita a conocer su tentador lado oscuro en el que  todos, de una forma u otra, tarde o temprano, pisamos de vez en cuando esa zona que no es otra que nuestra propia sombra.

¿Cómo poder explicar que todo es tal cual lo hemos pactado antes de venir a este mundo de apariencia física? Claro que entender que se pactan las cosas antes de nacer es acabar de un plumazo con dogmas de fe que nos han inculcado a base de sangre y fuego.

Podríamos decir que quizás se deba a que en nuestra pasada reencarnación nos dejamos pendiente un asunto por el que hemos tenido que reencarnarnos en nuestro presente para poder seguir nuestro camino de evolución…pero para eso tendríamos que creer en la reencarnación, y para eso habría que borrar de nuestras mentes muchos paradigmas limitantes.

¿Qué tal si pensamos que nuestro propio camino de evolución, y el de nuestros compañeros de viaje, todo esto que vivimos, está en perfecta armonía y sintoniza con la frecuencia que hace que el universo se expanda? Uy, me suena complicado…voy a intentar explicarme.

El universo no hace nada en balde. La distancia entre cada grano de arena, cada piedra, cada planeta y cada galaxia es la correcta. Un centímetro más cerca del sol y no habría vida en el planeta agua. Todo es perfecto tal cual es.

El universo es amor, es armonía. Aunque no entendamos porqué muere una estrella, su luz nos llega tiempo después de que esta se haya apagado. ¿No es increíble? Imaginaros que, es como si estuviésemos viendo una película en la que la voz llega más tarde que la escena, viésemos nuestro mundo, creásemos nuestras realidades, un tiempo después de que hayan pasado las cosas. Todo sentimiento que pudiésemos tener está condicionado por situaciones que ya han pasado o por las que creamos puedan pasar y no pasan.

No podemos evitar que pasen las cosas pero sí el modo de vivirlas.

Podemos aprender del pasado para no repetir patrones, pero si nos limitamos a estudiar la historia en vez de analizar las emociones que han generado que la historia pase, ese patrón se repetirá agravándose en cada repetición hasta que nos demos cuento del origen emocional escondido en cada acción que ha provocado una reacción.

Podemos parar el odio y la desigualdad. Podemos beber agua clara y cristalina si queremos, pero hemos de quererlo todos, no vale tener a toda una región queriendo tener el mejor vino del mundo si uno de sus habitantes en lugar de meter uva mete en la barrica una copa de mierda.

Si respondemos poniendo mierda en lugar de uva, ese ser habrá hecho que nuestra intención cambié.

Teniendo claro los objetivos, no importa quien este delante intentando meternos el dedo en el ojo, jamás debemos cambiar lo que somos.

Si estamos en el que camino de la búsqueda, cuando encontremos la respuesta no podremos bajar la guardia ni la frecuencia. Somos lo que somos gracias a haber podido recorrer nuestro camino, con nuestros premios, recompensas, sufrimiento y desazón. Habiendo provocado momentos de amor y de odio, de felicidad y de dolor.

Somos fruto de la luz y de la sombra. Somos hoy la representación de lo que hemos estado siendo durante todos los años de nuestra vida.

¿Cómo decir a una madre el por qué su hijo se ha inmolado por una idea?

¿Cómo decir a una madre que su hijo va destruyéndose por el camino de las drogas?

¿Cómo decir a una madre que su hijo es un ladrón, un maltratador o que se autodestruye?

Si tú y yo somos lo mismo, no puedo odiar a nadie. Creo en ello.

Si creo que Todo está bien como es, debo entender que Todo es Todo.

Solo puedo agradecer que las cosas sucedan tal cual son porque si por una sola muerte hay un “despertar” en al menos un alma perdida, bienvenida sea esa muerte. Nada pasa porque sí.

Gracias a cada una de las personas implicadas en la historia del mundo porque gracias todos y cada uno de ellas hoy tenemos la libertad de poder buscar nuestra luz y la de pasearnos por la sombra que provocamos.

Gracias a cada acto que me hace reflexionar…

¿Y si vivimos en una hipnosis colectiva y nada es lo que parece? Hipnotizados creemos todo lo que vemos y nos dice un electrodoméstico, la caja tonta.

Creamos falsas realidades en las redes sociales; vivimos vidas que no son las nuestras.

Nos inmolamos en vida creyendo en los paradigmas con los que nos han educado. Cada vez tenemos menos espíritu crítico y menos curiosidad.

Nos inmolamos vendiéndonos, haciendo de nuestras vidas algo público.

Vendemos nuestra alma al diablo sin saber que el precio que hemos de pagar somos nosotros…¿Dónde está el diablo? ¿Quizás tentándonos en la luz que proyectamos para deslumbrar al prójimo con nuestro egoconocimiento?

¿Cómo decir a una madre por qué ha perdido a su hijo?

Quizás en este momento sobren las palabras pues cuando no sepas que decir, queda en silencio…quizás baste una mirada de amor, de comprensión, de compasión y empatía, un abrazo y una ligera sonrisa como diciendo todo está bien como es.

 

 

 

El cinismo de la muerte por Jordi Gracia

Nos ha llegado una visión crítica de la muerte y del recuerdo de la muerte. Es muy crítica pero es un punto importante para meditar qué es la muerte y dónde la situamos…¿En la memoria, en una tumba, en el corazón? Hay muchas forma de recordar y este artículo que compartimos seguro que da para otros artículos, yo estoy deseando escribir algo más sobre lo que sé de la muerte hasta ahora. Pero hoy el pensamiento es de Jordi Pipa, gran amigo y seguidor de Revista IMO.

Sentiros libres de opinar, responder, que tengamos un dialogo plural y enriquecedor sobre un tema tan interesante como el de la muerte.

Jose Mª Escudero Ramos

Editor de Revista IMO

Cuando visito un cementerio no puedo evitar fijarme en las lápidas, leer el texto y ver la foto.

Curioso cuando veo la foto de un hombre “M.H.M.” 1942-2007 “Tu mujer, hijos y nietos no te olvidan” y pegada a la lápida una pegatina blanca del ayuntamiento “PARA EXHUMAR” con una fecha límite. Esa es la segunda muerte de M.H.M en el 2007 murió y en el 2017 vuelve a morir cuando sus restos pasen a un osario común o sean incinerados y limpiamente eliminados. Morimos cuando nos olvidan, si preferimos esta expresión, y obviamente ni su mujer, ni sus hijos, ni sus nietos se han acordado de renovar el pago para que su “inolvidable” esposo, padre y abuelo siga descansando sus restos en el lugar en el que fueron depositados, “su última morada”.

Es el cinismo de la muerte, como lo son las flores de un sólo día, de una fecha señalada en la que se recuerda al “inolvidable”.

Nada es eterno, ni siquiera la muerte, solo el olvido es eterno e irremediable, pues los que aún recuerdan a los que fueron sus seres queridos, también se irán y ya nadie recordará a ese ser, que vivió, que amó, que ayudó, que sintió y finalmente desapareció para poco a poco difuminarse en el olvido, el inevitable olvido humano.

Hace poco visité la tumba de un ilustre de mi ciudad, y sus familiares. Algo menos de seis décadas del último morador del nicho familiar. No hay flores, no hay recuerdos, tan solo las letras grabadas en la piedra prácticamente borradas por la erosión de los años y nada más. Todos ellos murieron un día y volvieron a morir con el último recuerdo.

Jordi Gracia

Valencia, 10 de agosto de 2017

 

Descubriendo a Naye, un cuento de Desam Ferrández

Hoy es un día precioso, ha amanecido con esa luz que invita a salir del hogar y pasear por el campo, con el sol besándote en las mejillas y la suave brisa acariciando la piel.

Esta energía me incita a moverme, me dejo arrastrar y decido ir a meditar, elijo ese lugar del bosque donde me siento en silencio a observar mis pensamientos, con la magia de la vida en movimiento a mí alrededor, viendo aves, insectos y demás bichitos corretear y jugar en su idílico hábitat.

Enredada en mis pensamientos me paso del lugar de meditar sin darme ni cuenta y me adentro donde contacto con Hani, al darme cuenta dónde estoy yo sola me río, seguramente tenía ganas de ver a Hani, mi amiga peculiar, por lo que empiezo a gritar su nombre hasta que oigo en mi oreja “chssss, ¿Pero qué te pasa, por qué gritas así? ¡Estás asustando al personal con tanto ruido!” Me dice Hani con cara de disgusto e interrogación a la vez.

Lo siento… le digo.

H- Desam ¿Te acuerdas que utilizamos la telepatía?

D- Sí

 H- Pues, por favor, la próxima vez utilízala.

 D- Vale, aunque yo no veo a nadie por aquí al que pueda haber molestado.

H- Porque tú no eres capaz de ver a todos los seres que viven aquí, sin embargo te aseguro hay mucha vida a nuestro lado, quizás seres invisibles para ti, aunque bien visibles para el resto, jaja.

D- ¿Quieres decir que hay seres que yo no puedo ver?

H- Sí

D- ¿Y tú sí que puedes verlos?

H- Claro

D- ¿Por qué yo no puedo verlos?

H- Porque parece ser, que solo ves cierta vibración.

D-  Pues yo quiero verlos, cuéntame cómo son…

H- Ven acompáñame, dice mientras tira de mi mano.

Nos acercamos a un claro dónde hay rododendros en plena floración, su perfume embriaga mis  sentidos. Me paro e Inhalo fuertemente el aire empapado con ese aroma dulzón, ummm,  qué bien huele aquí, me encanta este aroma.

Hani me dice “espérame aquí que voy a buscar a una colega”.

Me siento en un pedrusco mientras espero, deleitándome con el olfato y la vista de este lugar tan hermoso, arbustos cargados con pompones de flores delicadas y hojas brillantes captan toda mi atención, me recreo en los contrastes y en la abundante vegetación.

Hani regresa y se queda delante de mí, con un gesto me dice te presento a Naye.

D- ¿A quién?

H- Se llama Naye.

D- Yo no veo a nadie.

H- Naye es la cuidadora de estos rododendros y huele igual que ellos.

D- Joooo no la puedo ver…

H- Desam, cierra los ojos y huele, intenta reconocerla por su aroma.

Yo hago caso, cierro los ojos y me concentro en el sentido del olfato, me imagino que en mi nariz entran burbujas de la energía que Naye desprende, con su aroma peculiar.

Hani me dice “Ahora, Desam, Naye ha colocado su manita delante de tu nariz”. Me concentro más y huelo a flores, me sonrío porque huele fenomenal.

Hani me dice, “Ahora extiende tu mano y pon la palma hacia arriba”, le hago caso rápidamente aunque con movimientos suaves ya que no sé dónde se encuentra Naye exactamente.

Naye es un ser chiquitín me cuenta Hani, ahora se ha sentado en tu palma, sin abrir los ojos intenta percibirla.

Paralizo todo mi cuerpo, casi hasta la respiración, no quiero hacer el menor ruido y me concentro sintiendo al diminuto ser que está sobre mí palma, no siento su peso, supongo que porque debe de ser muy liviana.

Hani al darse cuenta que no la percibo me dice no importa vamos a hacer otra prueba, coloca tu mano en dirección al sol y abre los ojos, aunque hazlo como si estuvieras guiñando los ojitos porque el sol te molestará.

No consigo ver a Naye, sin embargo veo como diminutos puntitos brillantes, Hani, que sabe lo que pienso en todo momento, me dice “eso que ves es su energía, ahora de la misma manera mira la zona de los rododendros, posa tu vista entre sus troncos o entre sus hojas, desenfoca la mirada y mira sin querer ver, hay muchos seres como Naye, con la misma forma de energía que has conseguido ver”.

“¡Si, si!  Veo como diminutos puntitos que se mueven, que flotan” en este momento Naye vuela de mi mano a la planta y veo destellos entre la mano de la nada.

Estoy feliz  jaja ¡Qué bonito!

D- Gracias Hani por enseñarme.

H- El bosque está lleno de vida y seres de diferentes formas.

D- El próximo día me acordaré de esto y no gritaré para no importunar a nadie, gracias pequeña, por la lección.

 H- Ja ja estoy segura de  ello, solo con verte la carita que has puesto sé lo que has sentido. Bueno y ahora ¿Quieres que volemos un ratito o juguemos?

D- Claro vamos a jugar, pero espera que me quiero despedir de este lugar…

“Gracias “seres” que aunque no os veo, ahora sé que estáis ahí, porque me han enseñado a ver el brillo de la energía de todas estas pequeñitas formas, gracias bosque por acogerme y os pido perdón de todo corazón por los gritos…”

“Vamos, vamos” dice mi querida amiguita, “que te enrollas un montón jaja, ¡Vamos a jugar!”.

“Vale” contesto, no sin antes echar una última mirada al grupito de Rododendros y guiñándoles un ojo, me despido de ellos en silencio, aunque sé que la hadita que me espera también lo habrá oído ¡Adiós, hasta otro día!.

Gracias planeta y gracias a todos sus “habitantes”.

Toda vida de este magnífico planeta se merece el mismo respeto y amor, aunque no sea capaz de verla. Preciosa lección para un día que amaneció muy lindo.

Si de ti solo sale amor incluso hasta para lo que no ves, solo te puede llegar amor y además multiplicado.

 

Desam Ferrández

Agosto de 2017

 

Editorial de Agosto

¿Para qué a mi? ¿Para qué precisamente ahora?

He empezado a escribir tres editoriales diferentes y todas acaban en la carpeta de “posibles en un futuro”. No me doy cuenta de que estamos en el verano español, quizás en otra parte del mundo sea invierno, pero aquí, en mi realidad, la calle huele a vacaciones, a sol y a playa… Acabo de pasar unos días en un hospital por un ictus que he tenido. He salido como nuevo de allí.

Cuando lo sufrí una de las primeras cosas que hice fue analizar para qué a mí y para qué ahora he sufrido este episodio. He trabajado el origen emocional y he salido empoderado, como se dice ahora. He renacido consciente y si antes mi vida era la gratitud constante, ahora es la gratitud y la coherencia. La coherencia cardíaca como forma de optimizar mi corazón y mi mente y la coherencia de pensamientos, palabra y acción como coherencia de vida. Yo soy lo que pienso y en los momentos difíciles solo representamos aquello que realmente somos.

Ahora soy consciente plenamente de mi inmortalidad mortal, del poder de mi mente, de mis  manos, de mi corazón y del AMOR que somos todos en esencia.

Agradezco a cada una de las muchas personas que han hecho posible todo el proceso evolutivo en el que me he visto inmerso. Muchísimas personas se han ocupado en darme lo que necesitaba en cada momento, energías, cariño, regresiones, hipnosis, canalizaciones, reiki y otras técnicas complementarias tanto en presencia como a distancia, quizás para que en este momento que estamos pasando, pueda dar testimonio en primera persona del poder del pensamiento, de las terapias complementarias y, principalmente, de que uno no se cura si no está plenamente convencido de ello, si realmente quiere hacerlo.

 He de agradecer  en especial a mi compañera de vida, juegos, proyectos y de la Revista IMO. Desam, cuando sufrí el ictus reaccionó así de bien: “Tu y yo que sabemos hacer muy bien? Reiki…pues vamos a trabajar”, eran las dos y cuarto de la madrugada del 7 de julio… y con esas palabras, Desam comenzó una meditación visualización de Reiki en la que pude sentir como las células sonrientes trabajaban en disolver esos coágulos que han podido generar esos microinfartos cerebrales. Llegué a urgencias del hospital pudiendo hablar mejor, con algo de movilidad en la mano…a las pocas horas estaba mejor que dos días atrás.

Mis vacaciones forzadas ahora son para parar, pues el universo me lo ha indicado así de un grito. ¡Quieto!

Me dedicaré a terminar asuntos pendientes, a escribir libros de cuentos, a hacer música, a amar, agradecer y a valorar cada minuto de vida sana desde el plano contemplativo…contemplando mi templo, contemplando mi mente, contemplando lo hermoso que es poder vivir valorando cada pequeña cosa, desde el despertar pudiendo hablar, moverte, sentir, ver, amar, hasta el irte a dormir con la paz en tu mente y en tu corazón.

Feliz verano o feliz invierno, depende de en qué hemisferio del planeta te encuentres.

Gracias, Gracias, Gracias

Editorial de Revista IMO firmado por

Jose Mª Escudero Ramos

El oso, el tigre y el dragón, reseña del libro recomendado en agosto

Castellón, 1 de agosto de 2017

Redacción Revista IMO

 

Título: El oso, el tigre y el dragón

Autores: Andrés Pascual y Ecequiel Barricart

Nº de páginas: 192 págs.

Encuadernación: Tapa blanda

Editorial: URANO

ISBN: 9788479539917

Edición: 2017

 

El oso, el tigre y el dragón es una hermosa novela-fábula de Andrés Pascual y Ecequiel Barricart, ganadora del II Premio Urano de Crecimiento Personal y Salud Natural. Es un poderoso relato en el que se reúne una buena historia muy inspiradora y una buena narrativa, lo cual facilita que se lea en un suspiro y que el mensaje sea entendible y fácil de integrar.

Cuenta la historia de un sastre que está pasando por ciertas dificultades. Vive en una ciudad llamada Sombría cuyos habitantes parece que han ido perdiendo la alegría de vivir.

Durante el relato encuentras tanto ideas muy conocidas, que nunca viene mal recordar, como perlas que no lo son tanto que, además,  son la fuerza de la novela.

«Cuando reúnas el abrazo del oso, la garra del tigre y la mirada del dragón, toda tu vida se alineará como los astros en el cielo.»

“Sé que tengo que gestionar bien mis emociones para que no saboteen mis metas, dejar ir las destructivas. Porque lo que no dejamos ir lo cargamos, y lo que cargamos nos hunde en la arena”

 “Nadie es más grande que quien se muestra pequeño”

El oso, el tigre y el dragón es una novela que merece la pena leer. Es una buena lectura para el verano para lectores con ganas de aprender a mirar desde el corazón.

Como dice la editorial en su nota de prensa es un poderoso relato para cuidar nuestras emociones, aprender a gestionar nuestras acciones y conquistar el éxito en la vida. La fábula que despertará al oso, al tigre y al dragón que llevas dentro.

Si ha despertado tu interés puedes comprarlo aquí