FantasyLand por María Escudero (Cuento)

Érase una vez una niña que se llamaba Alice Brookston, tenía 11 años, vivía en una ciudad llamada Pollyville. Vivía en la avenida Gafrini número 19.

Un día paseaba por la calle y un señor muy elegante y con cierto aire enigmático le preguntó por una dirección que andaba buscando y curiosamente era la suya. Alice le preguntó por su nombre y qué es lo que quería exactamente de esa casa.

El señor respondió “me llamo profesor Humbert”. Le dijo amablemente que si podía hablar en privado con la niña que vive en esa casa, ella respondió que sí que era ella y le llevó a su casa.

Al llegar, Humbert empezó a hablar sobre un amuleto mágico que supuestamente ella tenía, dijo que ese amuleto había pertenecido a una tribu mágica en un lugar llamado Fantasy. Alice intrigada le preguntó de qué se trataba y, el profesor le empezó a contar qué Fantasy era un lugar mágico y muy especial donde habitaban criaturas magníficas y maravillosas. Era como un sueño, el amuleto que la niña poseía era una clave de la princesa Magity Rainbow para poder tener acceso a la sala donde guardan el espíritu de la magia y de la fantasía, es muy importante custodiarlo adecuadamente.

El sueño se convirtió en pesadilla cuando la magia empezó a perder efecto. El color de Fantasy se tornaba gris. Alice le interrumpió “¿podía ser verdad? ¿qué puedo hacer para ayudar?”. “Buena pregunta, querida. Vamos a esperar a tu padre, le contamos lo que está pasando, le pedimos permiso y nos vamos a Fantasy”.

Alice pensó que desde que murió mamá no cree ni en magias ni en fantasías. Humbert respondió a ese pensamiento “lo bueno de la magia y la fantasía es que hacen creer a los que más lo necesitamos, a los que una vez creímos. Y volveréis a sentir el amor de vuestra madre”. Alice se emocionó al escuchar las palabras.

Jonas, el padre de Alice, llegó a casa, escuchó pacientemente asintiendo con la cabeza. Al acabar de escuchar, tras un rato de silencio, miró a su hija a los ojos y sonriendo preguntó ¿qu¡én no necesita unas vacaciones? ¿cuándo nos vamos?.

El viaje hasta Fantasy estuvo lleno de magia, caminaron sobre inmensos lagos, subieron a saltos por enormes cataratas, se deslizaron por un gran arcoiris, saltaron por hermosas nubes blancas hasta que llegaron a la más elevada. Una vez allí, lo que vieron les emocionó. Era la princesa Magity, era exacta a la madre de Alice. Padre e hija se miraron con los ojos bañados en perlitas transparentes. Salieron corriendo y atravesaron volando el foso que les separa del castillo. La princesa les recibió con mucho amor. Le hicieron entrega del amuleto y todo el reino volvió a recobrar el bello color de la magia y la esperanza.

Jonas y Alice, agradecieron a Humbert todo lo que había hecho por ellos, habían vuelto a creer en el poder de la fantasía y la magia, pero lo más importante, en el poder del amor. El amor de una madre, de una princesa llamada Magity. Ya no habrá más dudas ni más miedos.

Volvieron a su casa en la Avda Gafrini, y a partir de su regreso la suerte de padre e hija cambió. Ahora son felices para siempre porque creen, creen el uno en el otro y en el poder de la fantasía.

Firmado:

Magity Rainbow 😉

FantasyLand

I Kedada para Limpieza de playa (Castellón)

Desde www.revistaimo.com  y www.susurrosdeluz.com queremos organizar una *limpieza de playa. Si te quieres apuntar ven el martes 2 de agosto a las 10:30 am, a la playa del planetario.

Te pedimos que lleves
_bolsas de basura_
-agua para no deshidratarte_
_guantes_
_gorra_
Vamos a limpiar y renovar energía de la Pachamama mientras la acariciamos y entregamos nuestro amor.

Si quieres llama a Jose, susurros de luz, al 639608805 para resolver dudas

Martes 2 de agosto
10:30 horas
frente al planetario
Playa del Grau
Castellón

mundo

Festival de yoga Playas de Castellón

CARTEL-4º-FESTIVAL-DE-YOGA.3

Revista IMO estará compartiendo una paraeta (stand) en el cuarto Festival de yoga de las Playas de Castellón.

Ven al Stand de Susurros de Luz (fotografía) te gustará. Fotografía y pensamiento positivo.

Del 5 al 7 de agosto en el Campo de fútbol Javier Marquina en el Grao de Castellón, junto al Planetario

http://bibliotecavirtual.castellonturismo.com/publication/c6f89f04/

“La vida secreta de los árboles” de Peter Wohlleben.

arboles 788491110835Título: La vida secreta de los árboles

Autor: Peter Wohlleben

Nº de páginas: 224 págs.

Encuadernación: Tapa blanda

Editorial: OBELISCO

ISBN: 9788491110835

Año publicación: 2016

Los árboles y sus secretos

He tenido la suerte de leer el maravilloso libro “La vida secreta de los árboles” de Peter Wohlleben.

En algunos momentos de mi vida he sentido la comunicación con la naturaleza, con las hadas y duendes que habitan en los bosques, comunicación directa de corazón a corazón con algún árbol que para mí es especial, aunque seguramente para él, no es más que uno más en su comunidad.

Sin embargo después de leer este libro, ha despertado en mí cosas que estaban dormidas, no sé muy bien cómo definirlas, porque son cosas que están tan interiorizadas que no encuentro el adjetivo para calificarlas, sí que diré que siento cierta complicidad,  me encanta descubrir qué un árbol no está solo en medio del bosque, que no viven como nosotros en medio de la multitud y aislados en su propia vida, sino más bien, en una comunidad, cómo en un caserío pequeño donde todos los vecinos se ayudan porque se conocen, a diferencia de las grandes ciudades, que aun estando viviendo en colmenas no conocemos a nuestros vecinos.

Conozco humanos que viven por la familia,  se preocupan y cuidan a todos sus componentes como perfectas gallinas que cuidan siempre de su pollada, otros, viven en soledad, en un retiro que ellos mismos han elegido.

Me ha llamado la atención que los árboles en los bosques, también viven en familia, se preocupan y cuidan de todos sus hijos y hermanos dando mayor importancia a que todos se encuentren bien alimentados y si alguno necesita algo, ofrecérselo sin pedir nada a cambio, porque sabe que si la tortilla se da la vuelta él será ayudado sin pedirle nada a cambio.

El libro lo narra un agente forestal  que empieza su trabajo siendo eso, un simple trabajo, sin embargo ha habido un cambio en su interior, ama a ese trabajo, respeta a los árboles, gracias a su trabajo podríamos decir que se alimenta de ellos, sin embargo ha cambiado su perspectiva, no lo hace por simple protocolo, este árbol tiene tantos años, hay que podarlo, si hay que talarlo lo hace desde la conciencia de que sienten, de que viven y de que vibran como nosotros.

Actualmente se fija y siente los nudos de cada árbol, se percata de las retorcidas raíces y  en la memoria de estas, en la fuerza de ese árbol gigante que solo tira hacia arriba para crecer,  captar cada rayo de sol y ser más fuerte cada día, advierte hasta el diminuto liquen que está en el suelo o en su tronco, analiza el manto que recubre sus raíces.

Gracias Peter porque a través de tu libro he llegado a amar más a los árboles, siempre he tenido el sentimiento de libertad cuando entro en un bosque, cuando voy en silencio, con respeto, sin embargo a partir de leer este libro entiendo porque yo a veces actuaba así, soy muy habladora y cuando vamos de paseo por el monte disfrutando del verde y del aire puro hablo, hablo y hablo disfrutando, cada vez más exaltada porque es